El Proyecto Emilia tiene nueve años de intenso trabajo prodemocrático para incentivar y despertar el espíritu libertario de una nación. Se creó en el 2013, en duras y difíciles circunstancias se ha desarrollado el activismo para fructificar los derechos humanos básicos y las libertades fundamentales frente a una feroz tiranía, la castrocomunista, que no quiere ceder a su despotismo y arrogancia, a pesar de las graves crisis en el país, continúa en el mantenimiento obcecado de su sociedad de miedo.

Casi una década de duras faenas compensadoras de la felicidad, cuando el 11 de julio de 2022 (11J) durante la rebelión popular el pueblo cubano manifestó públicamente sus anhelos de libertad, de poner fin al régimen comunista y usar la vía de la lucha cívica noviolenta. Todo esto supero el intenso adoctrinamiento escolar e intelectual, la represión estatal y las peligrosas y viperinas lenguas que ultrajaban y desvaloraban la esencia moral del pueblo.

Te puede interesar

El Proyecto Emilia tiene una interrelación perfecta con las opiniones políticas y humanitarias del pueblo. En Emilia se declara ilegitimo e ilegal al régimen y sus fuentes administrativas de poder, desde la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Gobierno, el Sistema Judicial, e incluso a su única fuente de derecho, el Partido Comunista de Cuba (PCC). Todo eso es el sentir del pueblo cubano.

El régimen castrosocialista ha fusionado perfectamente la violencia con el poder y logro sostener su usurpación y existencia, primeramente, con el apoyo soviético convirtió a Cuba en una isla base militar, con 50 mil soldados en suelo cubano para amedrentar y controlar a su propio ejército (FAR), que junto a su policía política (DSE) hicieron efectivo sus objetivos tiránicos. Ahora ante la debilidad política, una grave crisis económica y persistencia de un estado fallido, busca asegurar su prolongación con la presencia de tropas militares rusas en Cuba.

El régimen Castro Díaz-Canel no posee recursos financieros para alimentar a la población; sin embargo, compra armamentos por 50 millones de dólares al gobierno socialcomunista español o financia con 200 millones al partido comunista de PODEMOS y otras centenas de millones en la injerencia en los países latinoamericanos, en especial a Venezuela y Nicaragua, para instaurar y sostener a regímenes afines a su ideología. Esta es una de las causas de la desestabilización del Hemisferio Occidental.

En realidad, el régimen de Castro está armado hasta los dientes. Por eso un grupo de personas que lideran el Proyecto Emilia desde su fundación, tuvieron las ideas claras de cómo enfrentar una tiranía poderosa, con la concentración de los recursos y poder político, ante una población debilitada en su estructura más elementar la sociedad civil. Ellos tuvieron la sapiencia estratégica de sugerir la desobediencia civil para romper el desequilibrio entre los gobernados y sus gobernantes, los primeros obligados a la subyugación,sumisión y cooperación por el terror de estado, impuesto por los segundos en una sociedad de miedo.

Emilia Teurbe Tolón, nombre que escogimos para nuestro proyecto de liberación, es la más sencilla del grupo de los conspiradores por la libertad e independencia de Cuba (1850), por su condición de fémina en una sociedad fuertemente patriarcal del imperio colonial español. Este no pudo doblegarla ni convertirla en una agente o informante y ante la disyuntiva del encarcelamiento de una mujer y de la alta sociedad, prefirieron desterrarla aunque fuera pormotivos políticos, el 12 abril de 1850, convirtiéndose en la primera mujer bajo ese calificativo en Cuba.

Emilia Teurbe Tolón de fuertes arraigos patrióticos y humanistas. En el exilio participó en las conspiraciones de liberación, a cargo de la imprenta y la impresión de un periódico y su distribución. Ella tenía voz y voto en los preparativos insurreccionales independentistas de su nación. Además lo más grande de sus obras fue la elaboración de la Bandera Cubana, que ondeó en la toma de la ciudad de Cárdenas, Cuba, en 1850 y en 1869 la Asamblea de Guáimaro reconoció como símbolo de la nación cubana de la República de Cuba, 1868-1878. Esta Bandera de la estrella solitaria fue establecida como emblema nacional en la fundación oficial de la República de Cuba, en 1902, y donada al pueblo cubano en 1944, desde entonces se encuentra en el Palacio Presidencial (Hoy Museo, en su Salón de Los Embajadores). En 1950, el Congreso de la República declaró a Emilia Teurbe Tolón como la encarnación de la mujer cubana.

El heroísmo y patriotismo del pueblo cubano durante las manifestaciones pacíficas del 11J es trascendental en la historia del país; aunque fue una respuesta efímera de lo que el Proyecto Emilia prepara junto al pueblo. Aquello fue una protesta persuasión de la multitud no entrenada en el desafío político, pero tenemos la esperanza y la convicción de que el pueblo se fortalezca, desintegre a la tiranía castrocomunista y recupere su soberanía e instaure la República de Cuba.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.85%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.73%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.42%
13143 votos

Las Más Leídas