Esta semana, después de casi cuatro décadas de servicio público, anuncié, junto a mi esposo, Dexter, y mi hermano, Henry Ros, que al final de este mandato en el Congreso, no buscaré la reelección en el 2018. Me siento muy honrada y orgullosa de servir a nuestra comunidad del Sur de la Florida y del trabajo que hemos logrado.

Durante mi trayectoria en el servicio público, siempre he trabajado a favor de nuestra comunidad del sur de la Florida. Desde la creación de la legislación para crear el Florida Prepaid College Program, que ha permitido a miles de estudiantes lograr una educación universitaria gratuita, hasta trabajar cada día con miles de los residentes en el distrito que han encontrado ayuda en mi oficina, nuestra comunidad sabe que tiene una voz para sus inquietudes en la capital de nuestra nación. Como presidente del Comité de Asuntos Exteriores y, ahora, presidente del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, he podido apoyar a los pueblos oprimidos en el mundo y, al mismo tiempo, he luchado fervientemente en contra de los regímenes dictatoriales que abusan e intentan silenciar a los valientes hombres y mujeres que buscan sus derechos humanos. Estoy orgullosa de mi legado como gran partidaria de los derechos humanos y de lucha por la democracia en mi patria nativa, Cuba, al igual que en Venezuela, Nicaragua y otros países del mundo.

Durante mi tiempo en el Congreso redacté la versión de la Cámara de Representantes del Venezuelan Human Rights and Democracy Protection Act, que se convirtió en ley en 2014. También fui autora de un proyecto de ley prohibiendo cualquier reestructuración de perdón de deudas hacia la Federación Rusa hasta que cesaran las operaciones militares y operaciones de inteligencia en Cuba. Este proyecto de ley pasó la Cámara de Representantes en el 2000. Al asumir el cargo, el presidente George W. Bush siguió las disposiciones del proyecto de ley y aseguró la retirada de Rusia de la instalación de espionaje en Lourdes, Cuba. También desempeñé un papel clave en la aprobación del Tratado de Libre Comercio de Colombia y el Tratado de Libre Comercio del CAFTA-DR. En este Congreso sigo luchando al presentar el proyecto de ley, NICA Act, que se opone a los préstamos de instituciones financieras internacionales para el régimen de Ortega en Nicaragua, hasta que empiecen a efectuar elecciones libres, justas y transparentes.

Todavía me asombra que en 1960 mis queridos padres, hermano y yo llegamos a este gran país que nos ofreció amablemente refugio del régimen tiránico Castrista que ha gobernado mi Cuba nativa durante casi seis décadas. Este mismo país ayudó a que una persona que llegó como refugiada a los 8 años de edad, que no hablaba inglés, se convirtiera en la primera mujer hispana en servir en la Cámara de Representantes de la Florida, en el Senado de la Florida y luego en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y también ser la primera cubanoamericana en el Congreso.

Mi inspiración al servicio público proviene de mis padres, Enrique y Amanda Ros, quienes inculcaron en mi hermano y en mí el respeto y un profundo amor por este país. Continuaré trabajando diligentemente para el sur de la Florida durante estos próximos 20 meses con el mismo entusiasmo que siempre he tenido, y los residentes del distrito 27 pueden estar seguros de que seguiré siendo su voz en el Congreso.

Espero continuar trabajando para el mejoramiento de nuestra comunidad y siempre seré una voz para los asuntos que impactan el sur de la Florida. Estoy agradecida de los Estados Unidos por ofrecerme la oportunidad de poder tener una vida bendecida: llena de amor, propósitos y logros. Nunca podré pagar todo lo que este país me ha dado y me siento honrada de haber sido la voz del sur de la Florida en el Congreso durante tantos años. Estoy muy agradecida con los cientos de mensajes de apoyo y cariño que he recibido tras anunciar mi retiro del Congreso.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario