MADRID.-En Cuba nadie duerme la mañana del segundo domingo de mayo. La familia se reúne en casa de la abuela, que es la casa de los tíos y los padres y sobrinos y primos y nietos... Los tíos y padres aparecen con regalos que la abuela acomoda como trofeos encima de la mesa del comedor con una sonrisa eterna. La abuela viste la mejor y más pulcra de sus batas de casa. El primero en llegar es el tío-abuelo Paco. Paco solo nos visita este día y en año nuevo. Paco trae dulces caseros: turrón de coco y maní, y una barra grande de guayaba con queso. Trae sin falta, además, un pedazo de carne de cerdo asada, la parte que le gusta a la abuela, Mamá, mi bisabuela, qué Dios tenga en la gloria!...

Fue la estadounidense Ana Jarvis, de Philadelphia, que, luego de la muerte de su madre en 1905, decide escribir a maestros, religiosos, políticos, abogados y otras personalidades, para que la apoyen en su proyecto de celebrar el Día de la Madre, el segundo domingo de mayo.

Te puede interesar

Ana Jarvis tuvo muchas respuestas de apoyo a su proyecto. En 1910 ya era celebrado el día de las madres en casi todo los Estados Unidos. Por la gran acogida a su iniciativa, Jarvis logró que el Congreso de los Estados Unidos presentara un proyecto de ley a favor de la celebración del Día de la Madre, a nivel de nación.

En 1914, luego de deliberar y aprobar el proyecto, el Presidente Woodrow Wilson firmó la petición que proclamaba el Día de la Madre como día de fiesta nacional, que debía ser celebrado el segundo domingo del mes de mayo.

Posteriormente otros países se fueron sumando a la celebración y Ana Jarvis pudo ver a más de 40 países de diferentes partes del mundo celebrar este acontecimiento sentimental que no tiene otro fin que: "rendir homenaje y enaltecer a ese ser que da parte de su ser para dar vidas, y aún su vida".

Las primeras celebraciones del Día de la Madre se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Igualmente los romanos llamaron a esta celebración Hilaria cuando la adquirieron de los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se realizaban ofrendas.

Los católicos transformaron estas celebraciones para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús. En el santoral católico el 8 de diciembre se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción, fecha que los católicos adoptaron para la celebración del Día de la Madre.

En Inglaterra hacia el siglo XVII, tenía lugar un acontecimiento similar, también relacionado con la Virgen, que se denominaba Domingo de las Madres. Los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras. Además, como muchas personas trabajaban para gente acaudalada y no tenían la oportunidad de estar en sus hogares, ese Domingo se le daba el día libre para visitar a sus familias.

De acuerdo a la tradición, cada país celebra el Día de la madre a su manera.

En España, donde el día de la madre se celebra el primer domingo de mayo, las flores y los bombones son los regalos más habituales. Con motivo de esta celebración, los niños preparan en el colegio manualidades para sorprender a sus mamás.

En Perú, que es un país en donde las mujeres son las que asumen de una forma más activa la realización de las tareas de la casa, es tradición comer en familia en un restaurante para evitar que mamá cocine ese día.

En el Día de la Madre en México es costumbre que varias personas se reúnan para cantarle a la mamá. Del mismo modo, en los colegios también se organizan festivales, donde los niños bailan o protagonizan algún espectáculo en homenaje a las madres.

En Panamá se celebra el Día de la Madre el 8 de diciembre. Es También un día de fiesta nacional.

En Holanda, los niños tienen dos semanas de vacaciones en el mes de mayo con motivo del Día de la Madre. El desayuno para este día se sirve en manteles individuales y los niños sorprenden a ese ser especial con un regalo hecho por ellos mismos.

El Día de la Madre en Siria es fiesta nacional. En Siria se celebra el 21 de marzo. Se suele festejar con una buena comida en familia.

En Irlanda, este día tiene un carácter tan comercial como San Valentín. Existe la costumbre de comer un pastel llamado Simnel Cake. También es habitual que los hijos vayan con sus madres a un restaurante típico para desayunar o cenar.

En todos los confines del mundo nos une la frase:

Felicidades en tu día, mamá. Gracias por darme la vida y por haber hecho de mí la persona que soy.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
60501 votos

Las Más Leídas