domingo 18  de  febrero 2024
OPINIÓN

Unión Europea fracasa en cumbre para las dictaduras Latinoamericanas

La Unión Europea ha fracasado en la Cumbre con Celac porque pasando por encima de sus principios, valores y objetivos
Diario las Américas | CARLOS SÁNCHEZ BERZAÍN
Por CARLOS SÁNCHEZ BERZAÍN

La llamada Cumbre de la Unión Europea y Celac parece una operación de las dictaduras del socialismo del siglo 21 para legitimar sus regímenes violadores de derechos humanos que detentan el poder con terrorismo de estado en Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia. El intento de presentar como normales a las dictaduras del castrochavismo en una reunión con la Unión Europea ha fracasado porque ha desnudado a las dictaduras y sus crímenes y mostrado que Europa humilla sus principios y valores para servir a sus enemigos.

El “Tratado de la Unión Europea” (versión consolidada 2016) establece en su artículo 2 que “La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres”.

Entre las finalidades y objetivos, el Tratado de la Unión Europea señala en su artículo 3.5: “En sus relaciones con el resto del mundo, la Unión afirmara y promoverá sus valores e intereses y contribuirá a la protección de sus ciudadanos. Contribuirá a la paz, la seguridad, el desarrollo sostenible del planeta, la solidaridad y el respeto mutuo entre los pueblos, el comercio libre y justo, la erradicación de la pobreza y la protección de los derechos humanos (...)”.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños CELAC se define como “un mecanismos intergubernamental de ámbito regional que promueve la integración y desarrollo de los países latinoamericanos y caribeños”, su creación fue iniciada en febrero de 2010 en México y en diciembre de 2011 fue constituida definitivamente en Caracas. Es una iniciativa de Hugo Chávez para legitimar las dictaduras que el socialismo del siglo 21, que se establecía en las Latinoamérica como expansión de la dictadura de Cuba.

Con la muerte de Chávez la CELAC pasó a ser instrumento de la dictadura cubana. En enero de 2020 Brasil suspendió su participación en la CELAC porque ésta “daba protagonismo a regímenes totalitarios”. Lula da Silva, de nuevo en la presidencia desde este año, dispuso la “reincorporación plena e inmediata” de Brasil, poniendo su política exterior al servicio de los regímenes dictatoriales de Latinoamérica.

Esta es la naturaleza de la denominada III Cumbre Unión Europea-Celac realizada en Bruselas, Bélgica, el 17 y 18 de Julio, promovida por Pedro Sánchez, de España, y de Lula da Silva, de Brasil, con “la intención de mejorar la relación política y económica entre ambos bloques, tras ocho años sin reuniones al más alto nivel”, para crear el escenario en que los dictadores latinoamericanos puedan ponerse al nivel de los presidentes democráticos de Europa buscando “blanquear” su condición de crimen organizado como si fuera política.

El tema internacional más importante es hoy la invasión de Rusia a Ucrania que ha dado lugar a “La Primera Guerra Global”. El eje de confrontación es dictadura contra democracia, en el que las dictaduras intentan articular un bloque en torno a Rusia, con China, Irán, Corea del Norte, Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y todas la dictaduras del mundo, apoyadas por gobiernos para dictatoriales como el de Lula en Brasil, Gustavo Petro en Colombia, Andrés Manuel López Obrador de México y Cristina Fernández/Kirchner de Argentina.

La Unión Europea ha fracasado en la Cumbre con Celac porque pasando por encima de sus principios, valores y objetivos se convirtió en escenario para los dictadores latinoamericanos, recibiendo al gobernante designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a la vice dictadora de Venezuela, Delcy Rodríguez, a la representación de Nicaragua y presentando como democracia a Bolivia que tiene más de 280 presos políticos, 8.000 exiliados y cuyo fraude electoral 2019 ha certificado la misma Unión Europea.

Fracaso porque siendo Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia abiertos aliados de Rusia en la invasión a Ucrania -que es básicamente la guerra en Europa- ceden una condena clara a la invasión rusa y entregan la legitimidad del mantenimiento de la paz y seguridad internacionales como obligación jurídica internacional al grupo de países que son los “narcoestados” que inundan Europa con droga.

Fracaso porque ignoran el tema de derechos humanos y reciben a la vice dictadora de Venezuela mientras el Tribunal Penal Internacional adelanta proceso por crímenes de lesa humanidad contra Nicolás Maduro y la Justicia Europea extradita a Hugo “El Pollo” Carvajal, el jefe de inteligencia de Hugo Chávez, a Estados Unidos por narcotráfico y otros delitos. Igual en el tema del medio ambiente y en el que se vea, una Europa al servicio de sus enemigos ofreciendo inversiones a las dictaduras para que sigan apoyando a Rusia y oprimiendo a los pueblos con terrorismo de Estado.

El fracaso de la Unión Europea arrastra también al fracaso de las dictaduras, que más allá de las fotos e imágenes del primer momento, en lugar de blanquearse han quedado ratificadas y señaladas, ratificando la urgente necesidad que las democracias cumplan sus obligaciones internacionales para ayudar a los pueblos que luchan por su libertad y terminar con las dictaduras

*Abogado y Politólogo. Director del Interamerican Institute for Democracy

www.carlossanchezberzain.com

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar