Antes del análisis, debemos destacar el gran esfuerzo realizado por la diáspora de Miami, liderada por la organización IVAC, y su presidente Ernesto Ackerman, con el apoyo de organizaciones comunitarias de 23 estados de la unión, al viajar a Washington este pasado jueves en autobuses, camionetas y vehículo particulares, en la jornada “Trip for Freedom”, con el objetivo supremo de lograr que la solidaria administración del presidente Trump imponga "sanciones más enérgicas y contundentes" contra la dictadura del usurpador. Tuvieron encuentros importantes con el senador Marcos Rubio y los miembros del comité parlamentario que preside, luego de manifestaciones públicas de apoyo a la Casa Blanca y a la OEA. Felicitaciones hermanos ¡Vamos bien!

Como venezolano me siento como decía el expresidente Luis Herrera Campins: “tranquilo y sin nervios”, ante el desenlace pausado y lento del proceso final de esta dictadura castro comunista impuesta a Venezuela. Los hechos lo demuestran categóricamente, no tengo duda alguna de que la decisión final está en marcha por “las buenas o por las malas”. ¡Todo en manos de Dios! Ahora paciencia y calma.

Te puede interesar

La experiencia exitosa de cada una de sus decisiones, por parte de Guaidó, nos debe llevar a tener una suma confianza y apoyo a ellas o a otras designaciones de altos funcionarios, cuando así se tratare, de manera de continuar avanzando con paso firme y realista en la reconstrucción institucional del país.

El proyecto “Guaidó” está debidamente planificado y asesorado por personas de alto nivel y experiencia política y estratégica, nadie puede subestimarlos, porque han demostrado en la práctica ser efectivos y realistas en la toma de decisiones y el accionar inmediato.

¿Por qué vamos bien?

Primero porque están claramente establecidos los objetivos políticos, ellos son: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres, los cuales todavía estamos en la fase inicial, lo cual no nos impide ir tomando decisiones parlamentarias para facilitar en el camino la concreción de ellas. Ejemplo, designar un nuevo CNE autónomo e independiente para ir avanzando paulatinamente en la reestructuración de los órganos del Estado y su poder moral.

La salida de la dictadura es un hecho irreversible, porque en la actualidad el desarrollo práctico de la agenda política indica que el usurpador está aislado política, económica y diplomáticamente del contexto mundial. No tiene manejo ni capacidad de obtener y controlar los recursos económicos provenientes de la renta petrolera y de otros ingresos, todo lo tiene el presidente Guaidó y la Asamblea Nacional.

La posición dura del Gobierno de Estados Unidos, encabezada su presidente Donald Trump y su gran equipo de asesores y negociadores, ha planteado en esta lucha de apoyo y solidaridad internacional una línea clara, certera y diáfana contra la dictadura castrista impuesta Venezuela, tal como lo demuestran una vez, las sanciones por narcotraficante contra Tarek El Aissami.

Lo secundan países como Canadá, Gran Bretaña, Francia, Alemania, España y 18 países latinoamericanos, citando a Colombia, Brasil, Argentina, Perú, Ecuador, Chile, Paraguay, Panamá y República Dominicana, entre otros. Todos ellos han aplicado fuertes sanciones económicas y diplomáticas que está haciendo un demoledor trabajo en el desmantelamiento de la dictadura.

Todos los pasos alcanzados en forma exitosa por la presencia de nuestro presidente Juan Guaidó, dentro y fuera de Venezuela, primero cuando le prohibieron salir del país bajo las amenazas de ser detenido, hizo lo contrario, entró a Colombia por la frontera y compartió junto al presidente Iván Duque, de Colombia; Luis Almagro, secretario general de la OEA, los presidentes de Paraguay y Panamá, y Mark Green, en representación de USAID de Estados Unidos, la llegada de la ayuda humanitaria internacional y la entrada de parte de ella a través de la frontera con Colombia. Una vez más el régimen y el usurpador hacen el ridículo internacional.

Luego realizó una sorpresiva gira internacional que lo llevó a entrevistas oficiales con los mandatarios de Brasil, Argentina, Panamá y Ecuador. Luego regresó a Panamá, donde tomó un vuelo comercial de la línea Copa con ruta al aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Maiquetía, Venezuela, donde contra todos los pronósticos, tras el anuncio del usurpador y sus secuaces, con expresas amenazas de que sería detenido para ser juzgado por el TSJ que sirve al régimen a su llegada al país, lo hizo con la normalidad de cualquier ciudadano, ingresando a su tierra natal como presidente encargado, recibiendo los vítores, abrazos y el respaldo presencial de miles de personas, que luego le impidieron seguir adelante por unos minutos, para subirse al techo de una camioneta y enarbolando una bandera nacional, respondiendo a la bienvenida popular de los habitantes del sector Catia La Mar en la Guaira, donde él nació. Otra derrota política y aplastante para la dictadura.

Su asistencia e intervención en la plaza Alfredo Sadel, en Las Mercedes, municipio Baruta, dejó un sabor a pueblo, alegría y esperanza real de que vamos muy bien en este proceso para salir del usurpador. La reunión con los dirigentes sindicales y de trabajadores al servicio del Estado para marcar pauta con los paros escalonados, hasta llegar a una huelga nacional y la posterior invitación a seguir en las calles a nivel nacional, como ocurrió ayer sábado, es la orden de guerra final contra el régimen madurista. ¡O salen por las buenas o por las malas: es su destino final!

Finalmente, el tema militar, obligado en la conclusión de este análisis, la ausencia de fuerzas de la GNB al replegarse y no acatar la orden superior de detener a Guaidó, después de haber llegado muy temprano a Maiquetía, es un síntoma adicional, de la fuerte lucha interna y de la gran fractura de la FANB en relación al acatamiento de la Constitución Nacional, ya hecho por más 800 efectivos y oficiales militares, y que sin duda alguna su inclinación final en la balanza marcará el hito o epílogo de la caída de la dictadura. Sigue latente el posible apoyo de una fuerza multilateral militar internacional, para defender al pueblo y respaldar el ingreso de la ayuda humanitaria para favorecer a millones de venezolanos. El reciente apagón nacional por graves fallas eléctricas es una demostración más de la incapacidad y la corrupción general de la podrida dictadura. Por estas razones racionales y de optimismo en nuestra lucha expresamos a grito: ¡¡VAMOS BIEN VENEZUELA!!

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas