Un reciente estudio de la Asociación de Psicología en Estados Unidos descubrió que el 72% de las personas encuestadas están moderadamente o extremadamente preocupadas sobre su dinero. Otro estudio demostró que el 62% de personas están perdiendo el sueño preocupados por su dinero. El dinero en general, es el mayor causante de estrés. Algunos usan el dinero para demostrar estatus y otros lo usan de diferentes formas. Al final todo depende de quién quieres ser con tu dinero. Como ejemplo usaré a Trump y a Buffett para ilustrar el efecto de los diferentes valores frente al dinero.

Esta etapa de la vida es crucial para trazar que tipo de relación tendrás con tu dinero de ahora en adelante. Como ejemplo, Trump recibió un millón de dólares de su papá.  Por otro lado, Buffet, trabajó desde niño y creció en una familia de clase media trabajadora. Al recibir su primer sueldo cada uno tiene las mismas oportunidades de distribución. Trump probablemente se gastaría su sueldo invitando a sus amigos, y comprándose un carro de lujo porque considera que debe de ser el más popular. Por otro lad, Buffet ahorraría todo lo que pueda para poder comprarse una casa. 

Ahorrar es un hábito y como cualquier hábito es necesario empezar con pequeños pasos para que poco a poco se vuelva costumbre. El primer paso para empezar es decidir el propósito y una fecha límite. El ahorro es el acto de dejar de hacer hoy para hacer algo grande mañana. Una vez que tengas destinado tu dinero y tus ahorros, deberás evaluar qué vehículos de inversión son necesarios para generar el tipo de ingresos en el futuro que puedan mantener tu estilo de vida. Por ejemplo Trump construye edificios y los decora lujosamente. Por otro lado, Buffet evalúa e investiga sobre las empresas más grandes, analiza el valor real de cada una de ellas y determina cuáles están devaluadas para invertir. El dinero que invierte proviene de sus sacrificios cuando era joven cuando empezó vendiendo periódicos. 

Si seguiste bien el plan, esta es la etapa de tu vida que puedes disfrutar no solo de tu tiempo libre sino de tus grandes fortunas. Por ejemplo, Trump involucra a sus hijos en su negocio y les da la responsabilidad de seguir creciendo el negocio que el diseñó. Su legado se resume en celebridad y edificios. Por otro lado, Buffet les da a cada uno de sus hijos que escojan entre las acciones de su empresa o el efectivo. Algunos mantienen las acciones y se vuelven millonarios por su propia decisión y otros deciden el efectivo y aprenden a generar su propio dinero. 

Al final del día, cada uno es libre y responsable de hacer sus propias decisiones con el dinero. ¿Te pareces más a Trump o a Buffett? Ambos son empresarios exitosos con valores diferentes. El éxito claramente se define con los valores y estos deben de reflejar tus decisiones frente al dinero para que no causen conflictos. Es por eso que periódicamente debemos preguntarnos quién quiero ser con mi dinero. La respuesta nos ayudará a tomar decisiones más sensatas y duraderas. 

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario