SAN JOSÉ.- El primer satélite centroamericano, diseñado y construido por profesionales de Costa Rica, superó una serie de pruebas y será lanzado a la Estación Espacial Internacional el próximo 2 de abril, informó la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y el Espacio (ACAE).

El presidente de ACAE, Carlos Alvarado, dijo en una vídeoconferencia desde Estados Unidos que culminar este proyecto tras ocho años de "trabajo y esfuerzo" es "un orgullo" y aseguró que "estamos listos para hacer historia".

Se trata del "Proyecto Irazú", un nanosatélite, de alrededor de un kilo de peso, cuyo objetivo será monitorear el cambio climático mediante la transmisión de datos de crecimiento forestal, variables ambientales y carbono en los bosques tropicales de Costa Rica.

El satélite fue enviado en octubre pasado al Instituto Tecnológico de Kyushu (Kyutech) de Japón donde superó con éxito una serie de pruebas técnicas en un laboratorio que simula las condiciones del espacio.

En las pruebas participaron los ingenieros costarricenses Marcos Hernández y Juan José Rojas.

El 2 de abril el dispositivo será lanzado desde Cabo Cañaveral en un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX, con rumbo a la Estación Espacial Internacional, donde será recibido por astronautas.

En una fecha aún por definir, el satélite entrará en órbita cuando sea liberado al espacio por el Modulo Experimental Japonés conocido como el módulo Kibo.

Una vez en órbita el satélite estará dos veces al día sobre Costa Rica para recopilar datos sobre la fijación de carbono en los bosques del norte del país centroamericano y otras variables.

El satélite se conectará a una estación remota ubicada en la sede del estatal Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec) en San Carlos, provincia de Alajuela (norte), donde se ubicarán una serie de sensores y antenas.

El satélite enviará los datos recopilados a una estación en tierra situada en el campus principal del Tec, en la ciudad de Cartago (centro), centro de operaciones del proyecto y donde los especialistas estudiarán la información.

Este proyecto es una iniciativa de la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE), con la colaboración de donantes, el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec), empresas privadas y el Gobierno de Costa Rica.

El ensamblaje del satélite contó con el apoyo del Tec y de la empresa Moog Medical, la cual facilitó un cuarto especial dedicado al desarrollo de dispositivos médicos y que también hizo la exportación del satélite desde Costa Rica hacia Japón.

Según los expertos, estos satélites son la nueva ola en el desarrollo de la ciencia. Además, son dispositivos de bajo costo, lo que permite que países en vías de desarrollo tengan sus propios satélites.

La ACAE efectuó en 2016 una campaña abierta al público y empresas en la que logró recaudar 75.000 dólares para la compra de las piezas y el ensamble del dispositivo.

Otro de los objetivos del proyecto es formar y desarrollar las capacidades de los profesionales y estudiantes costarricenses para llevar a cabo misiones espaciales.

El satélite fue diseñado bajo el estándar CubeSat, de satélites pequeños, y fue declarado de interés público por el Gobierno de Costa Rica en 2014.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué decisión debe tomar el Gobierno de EEUU con las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera?

Mantener a las familias unidas bajo detención
Mantener a las familias unidas bajo supervisión
Detener a los padres y mantener a los menores bajo supervisión
ver resultados

Las Más Leídas