Embed

Las becas fue ese "invento revolucionario" en Cuba donde se implantó la idea de vincular el estudio con el trabajo. Muchos lo recuerdan con nostalgia, y otros con cierto reproche. Para unos fue una divertida experiencia, para otros algo muy parecido a una carcel o a un campo de concentración donde se perdía toda la privacidad tan necesaria en la adolecencia. Buena, mala o regular, la idea era separarnos de nuestros padres y del hogar para que el Gobierno pudiera ejercer más influencia psico-socio y politica sobre nosotros para manipularnos y adoctrinarnos a la medida de sus necesidades, pero ¿logró su objetivo? Lo conversamos en Juan Juan al medio. ¿Usted qué opina?

Te puede interesar

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.9%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.2%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.9%
14177 votos

Las Más Leídas