Embed

dcastrope@diariolasamericas.com

Te puede interesar

@danielcastrope

MIAMI.- La designación a dedo de Miguel Díaz-Canel como “nuevo presidente” de Cuba, en el marco de lo que el régimen cubano denomina “nuevo sistema de gobierno” bajo una Constitución establecida el pasado mes de febrero, que la población de la isla prácticamente desconoce, no tuvo ninguna repercusión interna, como tampoco en el contexto internacional.

En Miami, la activista cubana por los derechos humanos Rosa María Payá, quien participó el jueves pasado en una transmisión por las redes sociales de DIARIO LAS AMÉRICAS, afirmó que el “supuesto cambio” no significa que “habrá mayor acceso a los derechos de la ciudadanía” y que el “nuevo cargo” de Díaz-Canel es “parte de una obra de teatro desgastada, que ya ni siquiera es noticia en el mundo”.

A partir del mismo jueves, la dictadura que impera en esa nación caribeña desde hace seis décadas puso en marcha un modelo en el que “resurgieron” las figuras del presidente, vicepresidente y primer ministro, apelativos que, acorde con Payá, “no son más que unos cargos que ocupan peones de Raúl Castro y una élite de militares, que son los que detentan el poder en Cuba”.

En ese sentido, el Parlamento oficialista y unicameral cubano escogió, en apenas una hora, a Miguel Díaz-Canel Bermúdez como gobernante y, asimismo, designó a Salvador Valdés Mesa, quien entra a ocupar el puesto de vicepresidente, en una maratónica sesión en la que los “candidatos” no tenían ningún contrincante y sus nombres ya aparecían en las boletas entregadas a los diputados cubanos.

Entretanto, en las próximas semanas Díaz-Canel, acorde a la nueva constitución, debe escoger quién será el primer ministro.

“Eso que vimos puede ser interpretado de dos maneras: la primera es que el mundo sabe que en realidad nada está pasando y, por tanto, ni siquiera lo refiere, y la segunda, que la comunidad internacional se ha acostumbrado al totalitarismo cubano, esta especie de excepcionalidad criminal que viven los cubanos, que ha acabado con nuestro país”, subrayó Payá durante el programa.

daniel castrope rosa maria paya.jpg
El periodista Daniel Castropé entrevista a Rosa María Payá, promotora del proyecto Cuba Decide, durante una entrevista en DIARIO LAS AMÉRICAS.

El periodista Daniel Castropé entrevista a Rosa María Payá, promotora del proyecto Cuba Decide, durante una entrevista en DIARIO LAS AMÉRICAS.

De igual manera, la opositora hizo énfasis en que el mundo debe entender que “Castro y sus generales” pretenden mantenerse en el poder y, con ese fin, “han designado una estructura distinta, a la que no se le puede llamar ‘nueva’, que está subordinada a ellos y a una dictadura que no ha cambiado en lo absoluto, a no ser para el recrudecimiento de la represión”.

Como antecedente a lo ocurrido en el Parlamento isleño, Miguel Díaz-Canel sucedió supuestamnete a Raúl Castro en abril de 2018, quien se mantiene al mando del Partido Comunista de Cuba y, según aseguran fuentes cercanas, marcando la pauta detrás de figura de Díaz-Canel.

Por tanto, a juicio de Payá, “nada ha cambiado en nuestro país”. La promotora del proyecto Cuba Decide, que tiene como propósito un plebiscito para que el pueblo cubano escoja por sí mismo su forma de gobierno, cree que “Raúl Castro sigue tomando las principales decisiones” y que cada día que pasa “hay “más represión” en la isla.

“Hay que denunciar al régimen”

Payá, quien insiste en el que el mundo observa como algo “normal” el sistema totalitario que gobierna a los cubanos, estima que es hora de que esta percepción tenga un cambio y que el paso a seguir tras la designación del “nuevo gobierno” es denunciar “esta farsa” en instancias internacionales.

Sostuvo que “nadie en la comunidad debería legitimar lo que los cubanos no hemos elegido con nuestros votos” y más adelante dijo que “en medio del absurdo está el ridículo, dado que se anunciaron elecciones dentro de la Asamblea Nacional y el pueblo cubano nunca supo quiénes eran los candidatos”.

“El hecho de que la comunidad internacional haya tolerado esta dictadura totalitaria por 60 años realmente ha traído consecuencias nefastas no solo para los cubanos, sino para el resto del hemisferio”, declaró, a lo que acotó: “Estamos asistiendo a un escenario en el que la paz y la estabilidad de los cubanos desapareció, y también está en entredicho en otros países como Venezuela, Nicaragua y Ecuador”.

Payá recalcó que “tolerar” lo que está pasando en Cuba “no debe continuar en nuestro hemisferio y por tanto, hace falta un compromiso no solamente del pueblo cubano, que ya existe, no solo de la oposición, que sigue protestando, sino también de los países de las Américas, en un gesto de autopreservación”.

Desde su óptica, “hay que denunciar esta ilegitimidad, de un gobierno designado por Raúl Castro, porque tan usurpador es Nicolás Maduro, en Venezuela, como lo es Raúl Castro, en Cuba”.

Finalmente aseveró que mientras en la isla “se quiere dar una apariencia de democracia, que no tiene nada real”, la oposición interna es “brutalmente perseguida”.

Y como ejemplo mencionó el caso de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quien se encuentra detenido por razones que se desconocen desde el pasado 1° de octubre.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas