QUITO.- El abogado Eduardo Franco Loor acudió este jueves a la Fiscalía General del Estado para iniciar la defensa técnico-jurídica del vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, vinculado en un presunto delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht.

"Hemos iniciado la defensa técnico-jurídica de la total inocencia (de Glas) toda vez que él no ha perpetrado ningún delito, no hay indicios. Los elementos de convicción de cargo van a ser desvanecidos porque son simples sospechas o conjeturas inconexas que no guardan relación a lo que realmente deben ser las presunciones penales", dijo Franco.

Añadió que, en sus distintas funciones públicas en la última década, Glas "jamás ha mandado a nadie a pedir nada indebido. No ha ordenado a nadie que haga algo indebido", subrayó sobre su presunta implicación en el caso Odebrecht, en el que es sospechoso con otra decena de personas.

"Si alguien se tomó su nombre, tendrá que, esa persona, responder ante la justicia. Él (Glas) está sometido al debido proceso, a la justicia ecuatoriana y vamos a demostrar con documentos concluyentes su total inocencia de los hechos", apuntó su abogado.

Franco hizo las declaraciones al salir hoy de la Fiscalía General del Estado, donde presentó un documento de descargo que repartió luego a los periodistas.

En diciembre pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó de que la constructora Odebrecht había pagado supuestamente unos 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de América Latina y África.

Ese informe indicaba que en Ecuador, entre 2007 y 2016, la firma brasileña presuntamente pagó sobornos por valor de más de 35,5 millones de dólares a "funcionarios del Gobierno", lo que supuestamente le generó unos beneficios de más de 116 millones de dólares.

El abogado recalcó que en los proyectos de infraestructura más emblemáticos del país, Glas, entonces responsable de la cartera de proyectos estratégicos, "jamás contrató, ni fue parte de las comisiones técnicas" a cargo de las contrataciones.

El pasado 29 de agosto, la Corte Nacional de Justicia de Ecuador impuso a Glas la medida cautelar de prohibición de salida del país, tras aceptar una petición de la Fiscalía General de abrir investigaciones contra él.

La medida, a la que el propio vicepresidente quitó importancia, se tomó considerando que hasta ahora había acudido a todos los llamados realizados por la Fiscalía General del Estado y teniendo en cuenta que "al ser vicepresidente constitucional", se requiere que tenga "el pleno uso de su derecho de movilidad y desplazamiento dentro del país".

La restricción fue tomada por un juez de la Corte Nacional en la "audiencia de vinculación" (fase de investigaciones) de una decena de sospechosos a los que la Fiscalía considera presuntamente responsables de un delito de "asociación ilícita" en la adjudicación de contratos a la empresa brasileña Odebrecht.

La Fiscalía ecuatoriana requirió el proceso después de que en las investigaciones realizadas estos últimos meses por la fiscal Diana Salazar el nombre de Glas emergiera como posible implicado.

Otros diez sospechosos del mismo caso ya están bajo arresto, entre ellos un tío del vicepresidente.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario