ebruzual@gmail.com / @eleonorabruzual

Nunca los venezolanos pudimos imaginar días navideños tan lóbregos como los que nos está tocando vivir… Lóbregos en todos los sentidos, porque no cesa la mortandad de inocentes a manos del hampa, tampoco la desesperación de millones buscando comida y medicamentos que no consiguen o simplemente de conseguir ambos requerimientos vitales no pueden pagarlos ya que esa moneda cínicamente bautizada como bolívar fuerte no sirve para nada que no sea cargar nuestras carteras de papeles sin valor alguno, porque si para adquirir un dólar necesitamos (hoy) 4.266,oo bs. que de paso ni a ese precio se encuentra, sobran más comentarios y cualquiera calibra el tamaño de la ruina.

Lóbregos porque hemos sido traicionados por un liderazgo opositor canalla, agrupado en una Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que terminó sirviendo solo para oxigenar a una banda de delincuentes que desde el Poder terminan de saquear lo poco que aún queda y continúan con sus mazmorras del horror donde encierran políticos disidentes e inocentes que les sirven para la siembra de miedo, base de la “Agricultura” castrochavista.

Sombrío diciembre con cientos de empresas quebrando y cerrando puertas. Miles de ciudadanos eliminando personal en sus casas (Doméstico) y en oficinas privadas, consultorios médicos y odontológicos. Cientos de bufetes de abogados y oficinas de ingeniería y arquitectura despidiendo personal y si no cierran, se quedan con el mínimo de gastos. Terrible realidad donde el desempleo es lo único seguro para millones de seres que ya fueron notificados de despido.

Lóbregos porque ya perdimos toda esperanza, y como es esa la última pérdida que un ser humano puede sufrir, realmente lo que acompaña a cada uno de nosotros es una sensación de rabia profunda y también de angustia ante la burla que nos hizo ese mundo político mal llamado opositor. Mundo político al cual el propio Henrique Capriles –ex candidato de la oposición y figura del antichavismo- ha denunciado (Siempre claro, sin nombrar a ninguno) como plagado de cómplices que reciben dinero y prebendas del Poder castrochavista, ahora oxigenado y atornillado gracias tanto a esa MUD como a los figurones extranjeros que encabezados por Bergoglio y algunos de sus príncipes y complementados por ratas bípedas como Rodríguez Zapatero, Ernesto Samper, Leonel Fernández, Martín Torrijos, Shannon y otras “Joyitas”, todas cumpliendo lineamientos emanados de La Habana, destinados a mantener el castrochavismo en una Venezuela arrasada pero aún clave para hacer más ricos a los Castro (Raúl y los herederos tanto de él como de la hiena difunta) y a toda la casta militar cubana insaciable.

Turbios días de un diciembre signado por la mentira hecha liderazgo opositor político y donde incorregibles siguen con promesas falsas y burlas invariables de paradigmas como Ramos Allup, que con la pulcra cara de quién se lava con nuestra desesperanza, anuncia que la salida de Maduro “debe darse antes del 2018 debido a la crisis que vive el país”, o sea, que aquella promesa de hace un año, cuando un electorado masivo y entusiasta le dio a él y a 111 políticos la mayoría absoluta necesaria para rescatar el Poder Legislativo, y anunció que Maduro saldría de la presidencia en julio de 2016, fue simplemente otra mentira más de las tantas que ha regurgitado y que ahora pospone siempre bajo la premisa que puede ser más tarde, quizá por aquello de que la prisa es plebeya y más cuando se come completo, se tienen guardaespaldas y se pueden traer medicinas de donde las haya.

Turbios días finales de este 2016 en los cuales también Freddy Guevara coordinador nacional de Voluntad Popular y diputado, anuncia que buscarán retomar el juicio a Maduro, decretar el abandono del cargo y activar ese referendo que pusieron a dormir y piensan que nosotros los acompañaremos cada vez que anunciarlo convenga a sus inconfesables cálculos. Cálculos personalísimos de cada farsante irrespetuoso como Julio Borges, Ocariz, Chuo Torrealba, Timoteo Zambrano, Enrique Márquez, Luis Aquiles Moreno, etc.

Por eso y para despejarles la incógnita del título de esta columna, solicito a toda esa patota aprovechada, que las mentiras me las sirvan de una vez pa’todo el año, y no éste que finaliza, sino el 2017, el 2018 y los que tengan en mente, porque como la ranchera: Para de hoy en adelante ya la MUD no me interesa y cantaré por todo el mundo mi dolor y mi tristeza…

Y sí, aunque ya estoy borracha de farsas y con perenne resaca de canallas, debo decir que siempre se puede más…

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas