@IlianaLavastida

El congresista Mario Díaz-Balart y el senador Marco Rubio están entre los políticos más consultados por la Casa Blanca para definir la estrategia de la actual administración estadounidense hacia la crisis que atraviesa Venezuela.

“Nos llaman constantemente, nos escuchan, tienen en cuenta nuestras opiniones”, aseguró el representante por el distrito 25 del sur de la Florida, en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS. Pero también dejó claro, que al Presidente no ha hecho falta convencerlo de la necesidad de combatir al régimen de Caracas y acompañar al pueblo de Venezuela en la recuperación de la democracia, “él está comprometido ideológicamente con la esperanza de los venezolanos y con la defensa de los intereses de seguridad de EEUU”, para lo cual, definió el legislador cubanoamericano, “el régimen que encabeza Maduro, está considerado como un grave peligro”.

Te puede interesar

1- Para el plan de ayuda de EEUU hacia Venezuela el Presidente ha tenido en alta estima sus opiniones y las del senador Marco Rubio ¿Por qué?

El presidente Trump, ideológica y filosóficamente está con las esperanzas del pueblo venezolano. Ni el senador Marco Rubio ni yo, hemos tenido que convencerlo. Le estoy muy agradecido, no sólo al Presidente, a toda su administración, al secretario de Estado, el embajador Bolton, a Mauricio Claver Carone [director de Asuntos del hemisferio occidental en el Consejo de Seguridad Nacional] y tantos otros que nos escuchan y permiten este acceso. El Presidente está convencido de cosas que son evidentes y que la administración pasada [de Obama], sabiéndolo, no tuvo la voluntad de ayudar a esa causa. El presidente Trump sabe que esto [la dictadura en Venezuela] es un cáncer, el mismo que hace tanto daño en Cuba, en Nicaragua, en Bolivia. Y sabe lo peligroso que es este cáncer para estos pueblos, pero también para la seguridad nacional de los Estados Unidos. Y aunque la administración anterior lo sabía, hizo todo lo posible por ayudar y hasta financiar a la dictadura en Cuba, a sabiendas de que es una dictadura terrorista, antiamericana, narcotraficante y asesina, pero también con conocimiento del papel que esa dictadura [la cubana] desempeña en todo el hemisferio. Durante la administración anterior hubo muchos encuentros de funcionarios del Gobierno estadounidense del más alto nivel, con funcionarios de la dictadura cubana y también con altos funcionarios del régimen de Caracas. Todavía tengo en mi mente imágenes de los encuentros entre Thomas Shannon [subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de la administración del presidente Obama] con Diosdado Cabello. Este presidente no se ha puesto del lado de los dictadores, se ha puesto del lado del pueblo. En esta administración, el Presidente, el vicepresidente, el secretario de Estado, ellos conocen la realidad del pueblo venezolano. Saben quiénes son los narcoterroristas que están reprimiendo y asesinando al pueblo venezolano y no están dispuestos a aceptarlo. La administración nos ha permitido participar y trabajar con ellos en una forma muy estrecha y eso lo agradezco infinitamente.

2- ¿En qué consisten las trabas burocráticas que ha dicho existían en el Departamento de Estado y qué cambió recientemente para que las políticas actuales de respaldo a Venezuela pudieran avanzar?

Inmediatamente que esta administración comenzó, la política de apaciguamiento y asistencia a las dictaduras en el hemisferio, cambió. Pero se perdió un poco de tiempo porque desafortunadamente, en el Departamento de Estado se presentaban obstáculos a cada momento. Cambió dramáticamente cuando el Presidente reemplazó al señor Rex Tillerson con Mike Pompeo en el cargo de secretario de Estado. La burocracia que había, tenía frustrados a la Casa Blanca y a nosotros, no se cumplían las órdenes. Cambió dramáticamente con la llegada del señor Pompeo, quien estuvo en la Cámara de Representantes; yo serví con él en la Cámara. También fue director de la CIA y por lo tanto él entiende la situación de este hemisferio. Con la llegada de Pompeo comenzamos a ver un cambio dramático, se comenzó a implementar la política del presidente Trump de una forma eficaz y eso todo el mundo lo ha notado.

3- La juramentación de Guaidó ha obtenido el respaldo de la mayoría de los países de Latinoamérica, EEUU, Canadá, y unos 40 países de la Unión Europea. Además de ese respaldo internacional y del papel que están desempeñando la oposición y el pueblo venezolanos, ¿qué más debe suceder para poner fin a la dictadura en Venezuela?

Lo inevitable es el retorno a la democracia en Venezuela. A Maduro se le están cerrando las opciones. Hoy, él pudiera dejar que el proceso democrático avance de forma rápida y real. Si lo hiciera, podría irse. Pero para esto, se le está acabando el tiempo. De no ser así, el proceso democrático avanzaría pero de forma mucho más difícil, entonces las opciones para Maduro serían caer preso por el resto de sus días o la opción [Benito] Mussolini, a quien el pueblo italiano colgó al revés en una plaza. A Maduro y los más cercanos a él se les está cerrando el tiempo. Y si él o alguno de ellos piensa que a través de la violencia pueden destruir este proceso y subestiman el compromiso del presidente Trump con el pueblo venezolano, están asumiendo un gran riesgo. Esta administración no está dispuesta a aceptar que el pueblo venezolano siga sufriendo y tampoco a ignorar los intereses de EEUU que están en juego por la permanencia de esa dictadura.

4- ¿Entre las opciones mencionadas por el Presidente está considerada una intervención militar, tendría respaldo en el Congreso?

Lo evidente para todos es que cuando el presidente Trump dice que va a hacer algo, lo cumple. Lo ha dicho él, el vicepresidente, el secretario de Estado y numerosas personalidades de la administración: todas las opciones están sobre la mesa, y yo añadiría, como tienen que estar. El Presidente en esto tiene el apoyo del Congreso y de las democracias del mundo. Sería un error de quienes quieran probar hasta qué punto el Presidente Trump está comprometido con la causa de la libertad de los venezolanos y hasta qué punto está dispuesto a velar por los intereses nacionales de EEUU. Si lo ponen a prueba, la respuesta sería muy rápida, de una forma eficaz y muy fuerte.

5- ¿Qué opinión le merece que países como Rusia y China estén tratando de mediar para que no se concrete el quiebre de la dictadura en Venezuela?

No nos debe sorprender. Al pueblo venezolano, teniendo uno de los países más ricos del mundo, lo han convertido en uno de los más pobres. No hay alimentos, no hay medicina, con una tasa de inflación millonaria, han destruido esa nación. Si vemos los aliados de esta dictadura, como Rusia, China comunista, Irán, Al Assad, de Siria; Corea del Norte y grupos terroristas como Hezbolá, las FARC, el ELN, vemos lo que esta administración y todos sabemos, que esta dictadura representa una amenaza para la seguridad de EEUU. Por eso no nos sorprende que los regímenes gansteriles a través del mundo estén respaldando a uno igual que ellos. Además de eso, Cuba tiene infiltrada a Venezuela con un ejército de ocupación en el sector militar, en la inteligencia y hasta en la economía. Por eso no nos debe sorprender que todos esos regímenes estén unidos para proteger a sus amigos en Caracas, pero, se han encontrado a un enemigo muy poderoso y terrible para ellos que es presidente Trump.

6- La caída de Maduro supone el desmonte de un ajedrez político que involucra a Cuba, Nicaragua y Bolivia, principalmente.

Nadie está confundido acerca de que hay una nueva administración en la Casa Blanca. El embajador Bolton en su discurso en Miami mencionó lo que denominó La Troika de la tiranía: Cuba, Nicaragua y Venezuela. Por cierto, le añadiría Bolivia. Pero sin dudas, el apoyo que esta administración le está dando al pueblo de Venezuela, también incluye a Cuba y Nicaragua y esa presión se va a seguir incrementando. Pero que nadie se equivoque. Ni a través de la violencia, ni con actos de sabotaje o terrorismo podrán mantenerse, se van a encontrar con una sorpresa muy desagradable. Estamos viviendo un momento crítico, muy importante, recuerda los meses antes al derrumbe del muro de Berlín [que dividía Alemania en dos territorios, uno socialista y otro occidental], estamos viendo que Maduro está totalmente aislado, eso se debe a dos cosas, primero a la valentía del pueblo venezolano y además porque tenemos una administración que se ha puesto del lado de los pueblos, no de los dictadores que los reprimen. Son dos factores primordiales.

7- ¿En lo personal, qué lo motiva a estar dando su aporte en las políticas que EEUU asume hacia Venezuela?

Nuestra comunidad me conoce por el trabajo que como congresista gracias a Dios he podido hacer, pero al mismo tiempo, siempre pienso que si no luchamos por la causa del pueblo cubano, venezolano, nicaragüense, boliviano, al igual que lo hacemos por quienes sufren dictadura en Irán o en China comunista, Corea del Norte y a través del mundo; si no lo hacemos nosotros que conocemos la realidad del sufrimiento de estos pueblos, nadie más lo va a hacer. Es una responsabilidad y un deber. Por eso los que hemos estado en esto desde el principio, con esta administración, lo hemos dicho, vienen más cosas, muy pronto. Que conste que la política de esta administración es en serio. Cuando el presidente Trump cambió la política leí en algunos artículos que opinaban que era algo cosmético. Ahora hasta quienes opinaban así se han dado cuenta de que es real. Es un compromiso por la libertad y la democracia en este hemisferio y también para proteger y mantener la seguridad de los propios EEUU.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la prohibición de los viajes culturales y las visitas en cruceros o embarcaciones privadas a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas