LA HABANA.- Ante la delicada situación del huelguista y preso político cubano Tomás Núñez Magdariaga, que cumple este domingo 47 días en huelga de hambre, el abogado Alberto Méndez Castelló analizó las vías legales disponibles para sus familiares ante la retractación del testigo que admitió haber presentado acusaciones falsascontra el detenido.

Hace ya un mes, el principal testigo en el caso del opositor, Aldo Rosales Montoya, acudió al tribunal municipal de Palma Soriano con la intención de retirar la acusación de "amenaza" que formuló en contra de Núñez Magdariaga, pero ni siquiera fue recibido por las autoridades judiciales.

Méndez Castelló dijo en conversación telefónica con el periodista Tomás Cardoso, de Radio Martí, que el opositor "no debía estar preso" tras lo sucedido.

"El Código Penal prevé bien claro en su artículo 8.2 que cuando una acción o delito tiene escasas consecuencias -en este caso dicen que hubo una amenaza, pero no trascendió, no hubo lesiones- las autoridades, en lugar de meterlo preso, como han hecho, pudieron haberle aplicado una multa", explicó el abogado.

El caso, recalcó, "no debió llegar" al extremo del encarcelamiento.

Méndez Castelló dijo que las infracciones cometidas llevaron a una situación mucho más grave, porque "estaríamos hablando de un delito de denuncia o acusación falsa, cuando alguien preparó testigos y demás para imputar un delito que no ocurrió".

El letrado subrayó que los principales causantes de este caso, que podría tener un desenlace fatal, son las principales autoridades del país, y agregó que los familiares pueden presentar una acusación en la fiscalía militar, y "tener como prueba la declaración de este testigo perjuro, falso".

El testigo podría enfrentar cargos por perjurio, aclaró Méndez Castelló, cosa que, agregó, es preferible a que "una persona muera en una huelga de hambre por un delito que no cometió".

El abogado recomendó acusar directamente a la persona que llevó el proceso, "al oficial, con nombre y apellidos, en la fiscalía militar".

En una misiva firmada y notariada, con sus huellas digitales, y entregada a la Fiscalía General de la República de Cuba, Rosales Montoya explicó que en el momento de la acusación trabajaba bajo el seudónimo de Cristian para el mayor Damián Vázquez, alias Norberto, quien le prometió trabajo, seguridad y vivienda si declaraba contra Núñez Magdariaga.

Los reclamos del testigo arrepentido no han sido escuchados por las autoridades, tampoco las exigencias de organizaciones defensoras de los derechos humanos, personalidades políticas y grupos opositores dentro y fuera de Cuba, que han unido sus voces en una campaña a favor de la inmediata liberación del preso político.

En un comunicado publicado el viernes, la Unión Patriótica de Cuba, organización opositora a la que pertenece Núñez Magdariaga, advirtió que el activista se encuentra "entre la vida y la muerte", y hizo un llamado a utilizar la etiqueta #FreeTomas en redes sociales para salvar la vida del opositor.

Con reporte de Tomás Cardoso y Archivo Martí Noticias

FUENTE: Martí Noticias

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas