MANAGUA.- Al menos un muerto es el saldo de un amotinamiento protagonizado este jueves por un grupo de "presos políticos" en la mayor cárcel de Nicaragua, que terminó en un enfrentamiento entre reos y policías, según la versión oficial.

En el enfrentamiento resultó fallecido el reo Eddy Antonio Montes Praslín, de 57 años, quien había sido reportado como desaparecido en octubre pasado y luego apareció en prisión, informó el viceministro de Gobernación de Nicaragua, Luis Cañas, al leer un informe de esa institución.

Te puede interesar

Montes Praslín, quien recibió un disparo mientras forcejeaba con uno de los centinelas, "falleció mientras se le hacían maniobras de reanimación", según la versión del Gobierno.

Según el funcionario, a eso de las 2:30 de la tarde, hora local, un buen grupo de presos se abalanzaron contra el personal del perímetro de seguridad, "forcejeando con uno de los centinelas con claras intenciones de quitarle el arma reglamentaria" y "en dicho forcejeo hubo disparo que impactó al preso" fallecido.

El motín ocurrió mientras una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) estaba siendo atendida por el personal del Sistema Penitenciario Nacional en La Modelo, unos 23 kilómetros al noreste de Managua, según la versión del Gobierno.

Durante el motín los reos quemaron "colchones asignados, destrucción del sistema eléctrico, del techo de la galería, malla perimetral y agresión a funcionarios penitenciarios", indicó el Ministerio de Gobernación.

Las autoridades no informaron las condiciones en que se encuentran los presos después del amotinamiento.

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como organismos humanitarios locales y familiares, han denunciado que los "presos políticos" son víctimas de trato inhumano y torturas en las diferentes cárceles de Nicaragua.

La CICR anunció esta semana que había empezado a visitar las prisiones nicaragüenses con el objetivo de prepararse para la eventual liberación de los "pesos políticos", prevista a más tardar el 18 de junio próximo, aunque no estaba claro si solamente se entrevistarían con autoridades o si tendrían acceso a ingresar a los calabozos.

Diversos grupos opositores y defensores de los derechos humanos sostienen que en Nicaragua existen al menos 809 "presos políticos", de los cuales el Gobierno reconoce 468, y los considera "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

Los "presos políticos" son personas que fueron capturadas por participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega desde el estallido social del 18 de abril de 2018.

La captura, muerte o desaparición de opositores en los últimos 13 meses, así como el éxodo de decenas de miles que se han marchado al exilio, ha creado la peor crisis de Nicaragua en décadas.

La crisis ha dejado 325 muertos, según la CIDH. Organismos locales elevan la cifra hasta 593 víctimas. El Gobierno reconoce 199.

En la Organización de los Estados Americanos (OEA) la Carta Democrática Interamericana está en proceso de aplicación a Nicaragua, por rompimiento del orden constitucional, con la que el país quedaría suspendido del organismo.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario