MIAMI.- Alex Saab, el empresario colombiano señalado de ser el testaferro de Nicolás Maduro, ha recibido órdenes directas del régimen de Venezuela, de no entregarse al gobierno de los Estados Unidos, según declaraciones ofrecidas por parte de David Rivkin, del bufete Baker & Hostetleren, durante una audiencia en la Corte del Distrito Sur de Florida celebrada el 15 de marzo, presidida por el juez Robert Scola, se informa en un reporte publicado por el periodista Javier Ignacio Mayorca, en su portal Crímenes sin Castigo.

Saab, que fue detenido el 12 de junio de 2020 cuando su avión hizo escala en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal, posee una orden de extradición por delitos de blanqueo de dinero.

Te puede interesar

Durante la audiencia en la Corte del Distrito Sur de Florida se debatió el carácter de “fugitivo” endilgado al empresario colombiano. En esa audiencia, su representante, el litigante David Rivkin, afirmó que su defendido no ha escogido libremente permanecer en calidad de prófugo de las autoridades estadounidenses, si no que “le ha ordenado no entregarse”.

alex saab Venezuela 1 .jpg
Alex Saab -de ascendencia libanesa y nacido en la ciudad de Barranquilla, Colombia- está relacionado con Maduro a través de Group Grand Limited (GGL), una empresa señalada de vender alimentos al régimen de Venezuela.

Alex Saab -de ascendencia libanesa y nacido en la ciudad de Barranquilla, Colombia- está relacionado con Maduro a través de Group Grand Limited (GGL), una empresa señalada de vender alimentos al régimen de Venezuela.

"En ese momento, el juez Scola dijo no entender bien lo que se estaba afirmando. Tal parece que las comunicaciones fallaron. En todo caso, continuó explicando Rivkin, los privilegios de inmunidad diplomática no pueden ser anulados por el depositario sino, por el gobierno que los otorga, en este caso el de Nicolás Maduro. Este argumento no dejaba de tener ciertas inconsistencias. El abogado comparecía ante la Corte de Florida, precisamente, porque Saab quería participar directamente en las sesiones, hacerse parte del juicio en su contra, aunque escudado en el supuesto privilegio como “enviado” del régimen" señala el artículo.

Mayorca menciona que "Saab empezó este año a abonar el terreno para una eventual comparecencia ante la justicia estadounidense, afirmando que su carácter contumaz le fue impuesto por sus empleadores venezolanos".

Recuerda también el autor en el reporte que desde junio de 2020, Alex Naín Saab permanece detenido en Cabo Verde, mientras se dirime un juicio de extradición en su contra. Estados Unidos lo solicita por conspiración para lavar dinero y por el presunto pago de sobornos a funcionarios venezolanos para beneficiarse de las contrataciones como proveedor de alimentos y constructor de viviendas populares. Según el Departamento de Justicia, se comprobó un flujo irregular de fondos a través de la banca estadounidense que supera los 350 millones de dólares.

Resalta que en los quince meses que lleva ya este proceso, el régimen ha intentado imponer una narrativa que presenta a "Saab como un hombre de familia, víctima de una persecución injusta, orientada por razones políticas y no legales, lo que supuestamente ha inspirado indignación en sectores populares, tanto de Venezuela como de países africanos, que han tomado las calles para manifestar su rechazo, con pancartas y grafitis, así como en eventos deportivos y culturales.

Aclara que en realidad, Saab es un empresario nacido en Barranquilla, que amasó una gran fortuna gracias a sus negociados con Chávez, y mayoritariamente con Maduro. En Venezuela, nunca lo vieron recorriendo las calles de Petare o Antímano, cuyas paredes están inundadas con pintas de molde, exigiendo la inmediata liberación de un diplomático y “patriota”. Sí lo vieron, ida y vuelta, desde el Meliá Caracas a Miraflores".

Menciona el periodista que incluso, desde su defensa han llegado a decir que se trata de un ciudadano venezolano, omitiendo el detalle de que tal “venezolanidad” solo fue invocada por el propio Saab cuando le informaron en el aeropuerto de Cabo Verde que era solicitado por Estados Unidos. Antes de eso, se cuidaba de mostrar siempre el pasaporte de su país natal, Colombia.

Para leer el leer el artículo completo haga click aquí para ir a Crímienes Sin Castigo, de Javier Ignaco Mayorca.

FUENTE: Con información del portal Crímenes sin Castigo /REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.01%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.61%
54143 votos

Las Más Leídas