Existe consenso dentro de Venezuela y en la comunidad internacionales en cuanto a que las elecciones que ha arreglado el régimen de Venezuela para el 6 de diciembre no resolverán los problemas del país.

No obstante, la posibilidad de que algunos de los aliados al gobierno interino de Juan Guaidó participen en esta elección aún no está descartada.

Te puede interesar

Elliott Abrams, encargado especial del Departamento de Estado de los EEUU para el tema Venezuela aseguró en el transcurso de la semana que mientras Nicolás Maduro “siga en el poder y en posición de manipular el resultado, no podrán haber elecciones libres”.

La declaración se produjo después de que finalizó la visita a Venezuela de una delegación enviada por el Reino de Noruega para evaluar las condiciones del país y la posibilidad de reiniciar el proceso de negociación entre el gobierno interino y el régimen que encabeza Nicolás Maduro.

La negociación fue interrumpida abruptamente en octubre de 2019 cuando los representantes de Maduro decidieron abandonar el proceso después de que el gobierno de EEUU ampliara las sanciones personales y secundarias en contra de funcionarios de la cúpula que permanece en control del poder en esa nación.

Sobre esta visita Abrams indicó: "He estado hablando con la delegación noruega desde que regresó de sus reuniones en Venezuela. Fue un viaje difícil en medio del COVID-19. Siempre estamos esperanzados en que una negociación sea posible. El propósito de la presión es forzarlos a negociar seriamente".

La visita de los representantes del Reino de Noruega se une a los esfuerzos diplomáticos que realiza el Grupo de Contacto Internacional de la Unión Europea para lograr mejorar las condiciones del proceso electoral previsto para el 6 de diciembre o incluso su posposición.

Las gestiones de Noruega y del Grupo de Contacto Internacional alientan al partido Un Nuevo Tiempo y a algunas de las principales figuras de Primero Justicia a seguir valorando la posibilidad de participar en el evento del 6 de diciembre. Esta idea también la discuten los grupos organizados de la sociedad civil venezolana y los gremios empresariales.

Aunque los grupos opositores interesados en participar admiten que las condiciones de esta elección son las más restrictivas en términos de competitividad y representación política de los últimos años, reclaman que la decisión de participar o no en este proceso no debe limitarse solo a un análisis técnico, sino que debe responder a una interrogante mayor: ¿para qué se participa o para qué se boicotea la elección?

Hasta ahora, la decisión de Guaidó y del partido Voluntad Popular de no participar en los comicios del 6D se traduce en promover la tesis de la continuidad administrativa que implica que la Asamblea Nacional que encabeza Guaidó (así como el Gobierno interino y su estructura internacional que se fundamentan en el aval del Parlamento) se mantenga en funciones después de que culmine su periodo constitucional en enero de 2021.

El diputado Stalin González (UNT) califica de errónea esta postura, porque puede llevar al gobierno interino a convertirse en un gobierno en el exilio.

Por esta razón, aboga por un acuerdo político institucional que garantice unas elecciones parlamentarias democráticas. Esta también es la postura pública del ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonski y de más de 20 organizaciones de DDHH.

Para el rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), José Virtuoso, es hora de reorganizar al Gobierno interino.

En 2018 y 2019 Virtuoso fue una de los principales artífice en la organización del Frente Amplio y de la estructura de base al Gobierno interino.

No obstante, a punto de culminar 2020 sostiene que aunque las condiciones electorales no permiten que el voto sea una expresión popular, es apresurado concluir que no se debe participar. Según Virtuoso, las elecciones pueden ser una oportunidad "de movilizar a una sociedad que se encuentra desmovilizada".

Virtuoso insiste (como otros actores políticos del país) que si no se logra una articulación entre la presión externa e interna, "será muy complicado llegar a la salida que buscamos".

La postura de Virtuoso explica el distanciamiento de la sociedad civil del gobierno interino, al que se le señala de enfocarse en una agenda con mayor incidencia internacional.

El dilema del gobierno en el exilio

Desde la perspectiva del diputado Stalin González los sectores (dentro de Venezuela) que en 2019 eran aliados incondicionales de la propuesta del gobierno Interino “hoy dicen que hay que debatir”.

Las posturas de los aliados al Gobierno interino se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Juan Guaidó, la estructura internacional del Gobierno interino y el partido Voluntad Popular han declarado que no asistirán al evento del 6 de diciembre e invocarán la tesis de la continuidad administrativa de la actual Asamblea Nacional.
  • Un Nuevo Tiempo mantiene su postura de intentar negociar condiciones para el evento del 6 de diciembre y su rechazo a la continuidad administrativa.
  • Primero Justicia puede dividirse en dos sectores: El grupo liderado por el canciller de Guaidó Julio Borges que mantiene la postura de no participar en las parlamentarias y el grupo encabezado por Capriles Radonski que intenta negociar condiciones o la posposición del evento.
  • En el caso de Acción Democrática, aunque Henry Ramos Allup ha rechazado participar en los comicios, no ha precisado si avalan la continuidad administrativa del Parlamento.
  • Por otra parte, los técnicos electorales del G4 (AD, UNT, PJ y VP) recomiendan inscribir candidatos preventivamente y en caso de que no se cumplan con las condiciones necesarias, retirarlos antes de la elección

La fecha tope

La decisión de participar o no solo puede posponerse por tres semanas. Según el cronograma del Consejo Nacional Electoral- recientemente nombrado por el Supremo que responde a los designios de Maduro- entre el 10 y 19 de agosto deben inscribirse las candidaturas para el evento parlamentario. Los grupos políticos y sociales que intentan negociar condiciones aspiran a que este lapso se amplíe en caso de que se logren condiciones que permitan a los ciudadanos participar.

Para el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Juan Pablo Guanipa, la decisión que se tome debe ser unitaria. “Nuestro trabajo es lograr comunicar e informar de lo que ha hecho Maduro para confiscar el derecho al voto y cuáles deben ser las condiciones para asistir. En ese sentido, creo que antes de agosto hay que hablar y explicar”.

Sin embargo, representantes del G4 consultados por DIARIO DE LAS AMÉRICAS sostienen que, si la decisión unitaria que se toma es la de participar, o algunos grupos deciden participar rompiendo la unidad, esta decisión afectará la estrategia del Gobierno interino y su legitimidad.

Por esta razón desde el entorno de Guaidó y del partido Voluntad Popular se prepara la convocatoria a una consulta popular digital el propio 6 de diciembre (en paralelo a las elecciones parlamentarias) similar a la realizada el 16 de julio de 2017, para mantener la legitimidad del Gobierno interino, aunque sea instalada una nueva Asamblea Nacional el 5 de enero de 2021.

107 partidos pueden participar en las elecciones

Según el Consejo Nacional Electoral (CNE) en el evento del 6 de diciembre participarán 107 partidos políticos, de estos, 30 son de ámbito nacional. Entre estas organizaciones se incluyen los integrantes de la Mesa de Diálogo Nacional: El Partido Socialista Unido de Venezuela, Avanzada Progresista (Henry Falcón), Soluciones (Claudio Fermín), Cambiemos (Timoteo Zambrano), Esperanza por el Cambio (Javier Bertuchi) y el Movimiento al Socialismo (Felipe Mujica).

Adicionalmente entre los partidos que el CNE asegura que van a participar se encuentran Voluntad Popular, Acción Democrática y Primero Justicia. Estos partidos estarán en el tarjetón de votación, sin tener en cuenta la decisión que tomen Leopoldo López, Henry Ramos Allup y Henrique Capriles Radonski respectivamente, porque el Tribunal Supremo de Justicia (controlado por Maduro) intervino las directivas de estas agrupaciones entregando el control de los símbolos partidistas a políticos que se definen como opositores, pero son cercanos a la Mesa de Diálogo Nacional o al régimen de Nicolás Maduro.

El caso del partido Un Nuevo Tiempo es diferente. A la fecha es la única organización que integra el G4 que no ha sufrido una intervención judicial. En caso de que la oposición institucional y los aliados de Juan Guaidó decidieran participar, lo pueden hacer postulando candidatos a través del partido Un Nuevo Tiempo, o con las organizaciones La Fuerza del Cambio, Puente y Lápiz.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las escuelas deben mantenerse abiertas y solo cerrar las que estén comprometidas con casos de coronavirus 29.27%
Deben volverse a cerrar todas las escuelas ante el riesgo de que aumente la propagación del virus 21.77%
Si se cumplen los protocolcos establecidos no debe producirse un incremento de los contagios 17.1%
Los padres necesitan las escuelas abiertas para poder trabajar y regresar a la normalidad 13.83%
Lo único que va a detener al COVID-19 es la responsabilidad individual de protegerse del contagio 18.02%
2053 votos

Las Más Leídas