MIAMI – La alianza del régimen de Daniel Ortega con la República Islámica de Irán, han convertido a Nicaragua en un Estado protector del terrorismo, afirmó Douglas Farah, consultor en temas de seguridad nacional, y presidente de IBI Consultants, organización que asesora a varias entidades del gobierno Estados Unidos.

La presencia del vicepresidente para Asuntos Económicos de la República Islámica Mohsen Rezai, en Nicaragua durante cuatro días, en el contexto de la “investidura” de Ortega, es una evidencia del fortalecimiento de las relaciones entre Ortega e Irán.

Te puede interesar

Rezai, excomandante de la Guardia Revolucionaria iraní está circulado por la Interpol, es uno de los implicados en el atentado terrorista contra el centro judío Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en Buenos Aires, Argentina, en 1994, en el que perecieron 85 personas y más de 300 resultaron heridos.

“De hecho, [Nicaragua] es estado protector del terrorismo. Esa alianza entre Ortega y el régimen de Irán permite hacer muchas cosas que pueden esconder por ser gobiernos”, dijo Farah.

Entre las acciones que mencionó está el expedir pasaportes, incluyendo diplomáticos; realizar vuelos directos no declarados, levantar requerimientos de visas” entre otras colaboraciones.

Nicaragua aprobó el libre visado para los iraníes en 2019, en el contexto de un “acuerdo” comercial entre ambos países.

“Lo que nosotros hemos visto es que cuando hay presión, especialmente presión económica comienzan a activar todas las células que tienen ahí dormidas, son grupos muy vinculados a Hezbollah [organización terrorista], al narcotráfico, al crimen organizado y, si fuera necesario, en algún momento se podrían convertir en células militares. El punto en este momento es ganar dinero y tratar de salir de la presión de las sanciones, tanto en Nicaragua como en Irán”, afirmó el especialista.

“Todo esto tiene múltiples propósitos; las estructuras que ellos han montado en sus centros culturales, en sus mezquitas, embajadas donde es fácil convertir eso en un arma militar, si fuese necesario”.

Ortega y Mohsen Rezai-19 digital
El terorista Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y el dictador sandinista Daniel Ortega

El terorista Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y el dictador sandinista Daniel Ortega

Un informe del Departamento de Estado estadounidense de 2018 describe “un régimen fuera de la Ley: Una crónica de las actividades destructivas de Irán”, señala que la nación islámica ha establecido una política de estado para dirigir, facilitar y llevar activamente a cabo actividades terroristas a nivel mundial.

“A diferencia de casi cualquier otro país, la República Islámica ha apoyado el terrorismo dentro de sus propios aparatos militares y de inteligencia. A través de su fuerza Qods del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC-QF), la rama extraterritorial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) y el Ministerio de Inteligencia y Seguridad (MOIS), Irán lleva a cabo ataques, asesinatos y apoya la conspiración terrorista”.

Alianza con regímenes autoritarios

Farah sostiene que hay una creciente alianza entre los países con regímenes autoritarios como Irán, Corea del Norte, Nicaragua y Venezuela que “están buscando desesperadamente tener una visibilidad de legitimidad entre ellos mismos y demostrar ante el mundo que no están solos”.

“Daniel Ortega necesita demostrar que no es una farsa su toma de posesión [del nuevo periodo que se adjudicó], que hay gente que le reconoce y ayuda. Obviamente no es así, fue muy limitada la participación de extranjeros, aun sus amigos tradicionales en el extranjero y otra gente que podría normalmente asistir no asistieron. Tratan de crear una narrativa que creo va contra la corriente porque están aislados y criminalizados y tienen problemas a nivel internacional”, precisó el experto.

Lo anterior es la parte más visible, explica Farah, pero el fondo del asunto es que esa alianza tiene un lado oculto.

“Detrás de eso están las estructuras clandestinas que Irán siempre ha mantenido en la región, que tratan de reactivar. Los iraníes activan sus redes cuando están bajo mucha presión como están ahora con la venta de petróleo en el exterior que les cuesta mucho mover su petróleo, hay sanciones muy fuertes no solo de Estados Unidos sino de la Unión Europea también, están tratando de decidir si van a negociar un nuevo tratado (nuclear) con Occidente, y cada vez que están en esa situación, cuando el régimen está apretado, reactivan sus alianzas, sus estructuras y sus redes en América Latina. Creo que en este momento están en ese proceso”.

Maduro e iraní
El terorista Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y el dictador Nicolás Maduro.

El terorista Mohsen Rezai, vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán y el dictador Nicolás Maduro.

Reactivar estructuras

Sobre la presencia de Rezai en Nicaragua Farah sostiene que el objetivo de Irán es enviar gente de confianza para reactivar y reanimar sus estructuras en la región.

El experto recordó que una situación similar ocurrió en Bolivia, cuando el ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi, sobre el que pesa una orden internacional de captura asistió a la toma de posesión de Evo Morales, en mayo de 2011. Vahidi es otro de los señalados de estar implicados en el acto terrorista contra la AMIA en Argentina, en 1994.

“Hay mucho movimiento de petróleo a la región, que sería ilegal [debido a las sanciones] y están tratando de enviar lo que necesita Venezuela para refinar su gasolina, creo que Nicaragua puede tener un papel de intermediario ahí, [están tratando de hacer] muchas cosas para romper las sanciones, pero la gente no presta tanta atención a Nicaragua como a Venezuela y a Cuba”, advirtió Farah.

Amenaza a la región

El experto explicó que hay todo un esfuerzo de Irán, China y Rusia por ocupar el espacio que Estados Unidos ha abandonado en el hemisferio, por actores que tienen una agenda netamente antiestadounidense en su formación, una situación que representa una amenaza para la región.

“Estamos viendo que Venezuela, Nicaragua, y sus aliados Irán - ahora Nicaragua también aliado con China -están tratando de ocupar los espacios que Estados Unidos ocupó en el hemisferio”, acotó Farah.

Rusia amenazó recientemente con la posibilidad de desplegar tropas militares a Cuba y Venezuela. “Depende de cómo actúen en adelante nuestros colegas estadounidenses, dijo el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, que encabezó la delegación en las conversaciones con Estados Unidos en el contexto de la crisis en Ucrania.

“Me asombró un poco que los rusos no nombraran a Nicaragua con la posible base [militar] porque de todos los países, Nicaragua es el más probable porque Venezuela esta supervigilada, Cuba no ofrece nada y Daniel [Ortega] ha hecho un esfuerzo por atraer a los rusos y mantener a los rusos en el país ofreciéndoles Puerto Sandino y otros lugares, de manera permanente”, dijo el experto.

Ortega Putin
El presidente ruso Vladimir Putin es recibido en la capital nicaragüense por su homólogo Daniel Ortega.
El presidente ruso Vladimir Putin es recibido en la capital nicaragüense por su homólogo Daniel Ortega.

El retorno de Ortega al poder en 2007, propició el acercamiento con Rusia, que ha destinado ayuda económica y colaboración estratégica. A cambio, Nicaragua le ha permitido a Rusia el uso del territorio. En el 2017, los rusos instalaron una estación satelital terrestre Glonass, la versión alternativa del GPS estadounidense, en la laguna de Nejapa, en Managua. El satélite es dirigido por la agencia espacial rusa.

El tema es manejado como un “secreto de Estado”, se desconocen los alcances del acuerdo entre Rusia y el régimen sandinista, lo que ha generado suspicacias acerca de que la estación es empleada para acciones de espionaje.

Además, Ortega le ha permitido a Rusia el ingreso de tropas rusas, supuestamente para adiestramiento en operaciones “humanitarias y militares”, y la instalación de una “academia antidrogas”. Rusia le ha vendido tanques a Nicaragua, y recientemente Ortega solicitó a Rusia la venta de armamento moderno y preparación de sus militares.

Sobre el tema, Farah afirmó. “Creo que sí representa una amenaza, no solo para Estados Unidos sino a todo lo que queda de los sistemas democráticos, donde existe libertad de expresión, todo lo que han hecho desparecer Ortega, Maduro, Hugo Chávez en Venezuela, Nayib Bukele en El salvador.

Los regímenes autoritarios se ven fortalecidos cuando entran los rusos y los iraníes. “Llegan con una agenda de apoyar poderes más criminalizados, más antidemocráticos en la región y cuando ellos se fortalecen, la democracia cae”, afirmó.

@FloresJudith7
Jflores@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.92%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.65%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.44%
13566 votos

Las Más Leídas