dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Un plazo de 15 días fijaron las autoridades cubanas a un joven de la religión yoruba en Placetas, ciudad situada en el centro de la isla caribeña, para que cumpla con la orden del servicio militar obligatorio o de lo contrario será detenido y enviado a prisión, según denunció la opositora Donaida Pérez, madre del adolescente.

En su relato a DIARIO LAS AMÉRICAS, Pérez afirmó que su hijo Dairon Hernández “no irá a prestar el servicio militar”, que es obligatorio en Cuba. Agregó que ella y su esposo, a quien identificó como Loreto Hernández, están dispuestos a que “nos metan presos” para impedir que el joven se integre a las filas militares.

Te puede interesar

De acuerdo con la opositora, “hace unos cuatro o cinco días” acudió junto a su esposo a una cita en la “unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), en Placetas”, en donde les comunicaron el plazo dado al joven de 18 años “para que piense lo que va a hacer o que se atenga a las consecuencias”.

La posición de la madre del joven es clara y tajante: “Nosotros [ella y su esposo] no permitiremos por nada en el mundo que a nuestro hijo lo conviertan en una ‘máquina asesina’ para asediar a quienes estamos en la oposición contra este régimen opresor”.

En Cuba los jóvenes nacidos en la isla, cuando cumplen 18 años, deben que tomar parte del Servicio Militar Activo (SMA) de forma obligatoria. En el caso de las mujeres dar ese paso a la misma edad es voluntario, si reúnen los requisitos exigidos, pero generalmente son aceptadas, según estadísticas oficiales.

Además, la Ley 75 de Defensa Nacional, en su Artículo 67 reza que “los ciudadanos del sexo masculino, desde el 1ro. de enero del año en que cumplen los 17 años de edad hasta el 31 de diciembre del año en que arriben a la edad de veintiocho años, deben cumplir el Servicio Militar Activo por un plazo de dos años”.

Pérez, quien es integrante del Comando de Acción Cívica Comandante César Páez y de la Asociación Yorubas Libres de Cuba, dijo que “tanto nuestro hijo como nosotros que somos sus padres sentimos miedo” y responsabilizaron al régimen castrista de “cualquier cosa que nos pueda pasar por este caso”.

Señaló que “nosotros ahora no queremos que Dairon salga a la calle porque preferimos que esté aquí en casa antes que lo vayan a detener y se lo lleven al servicio militar”. Acorde con Pérez, el joven tiene “varios días que no sale a ninguna parte”.

La activista aseguró que la persecución contra su familia para “obligar” al joven a cumplir el servicio militar comenzó desde hace casi un año cuando “tres oficiales pasaron por nuestra casa a recordarnos que ya Dairon estaba en edad de defender lo que ellos llaman revolución”.

Añadió que el joven nunca fue “obligado” a adoptar una postura en contra de la dictadura castrista. “Nosotros lo criamos con mucha libertad para que él decidiera qué camino quería tomar y lo que le molesta a este régimen es que no han podido adoctrinarlo con su ideología”, puntualizó.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas