Embed

De la prisión que tenían los franceses en la Isla del Diablo en el Caribe, frente a la Guayana Francesa, no se escapaba nadie. Pero un día de 1945, el recluso Henri Charriére logró fugarse navegando sobre un saco lleno de cocos. Ese Henri Charriére, se refugió en Venezuela, se dedicó al comercio y compró la Quinta Cristal, en la Calle Real de Sabana Grande. Allí colocó cincuenta mesas al aire libre. Llamó a su establecimiento Le Grand Café, como lo asegura el documental que hiciera en su honor la fundación Banesco.

Desde 1958 "El Grand Café", en pleno bulevar de Sabana Grande, centro geográfico de la ciudad de Caracas, ha servido para recibir a intelectuales, políticos, celebridades de América Latina que encontraban en este establecimiento el lugar idel para la conversación amena entre amigos.

Te puede interesar

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas