PANAMÁ.- El expresidente panameño Ricardo Martinelli viaja ya en un avión privado desde el aeropuerto de Opa-Locka de Miami con rumbo a la Ciudad de Panamá, donde será entregado en extradición a las autoridades en relación a un proceso de supuestas escuchas ilegales, según las cadenas de TV.

La aeronave partió del aeropuerto estadounidense pasadas las 09:30 GMT, y se espera que llegue a un aeródromo aledaño a la capital panameña a las 13:30 GMT.

Las imágenes de las cadenas de televisión panameñas mostraron al expresidente que iba esposado y acompañado por cuatro agentes federales estadounidenses hasta la aeronave.

Embed

Martinelli, de 66 años, saludó a las cámaras ubicadas a lo lejos, alzando sus manos en señal de que todo estaba bien y con una sonrisa.

De momento no hay información oficial de a dónde sería trasladado el expresidente una vez llegue a Panamá, aunque su abogado, Sydney Sittón, dijo el domingo a Efe que espera que este mismo lunes acuda a una audiencia de control de legalidad en la Corte Suprema, que la defensa ya solicitó el viernes pasado.

En esa audiencia debe estar el pleno de magistrados, que escucharán a las partes y decidirán las medidas cautelares para Martinelli, explicaron los juristas consultados por Efe.

Se espera que en esa audiencia la defensa de Martinelli apele a sus condiciones crónicas de salud para pedir una medida cautelar distinta a la detención preventiva, una petición que mantendrá el fiscal, de acuerdo a los análisis de juristas locales.

El expresidente llegará a Panamá tres años y medio después de haber dejado el país y tras un año preso en una cárcel federal estadounidense tras la petición de extradición por un caso de escuchas ilegales a más de un centenar de opositores.

Martinelli enfrenta delitos contra la inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad, y contra la administración pública y sus diferentes formas de peculado, de acuerdo a la acusación presentada por el magistrado fiscal de la causa, Harry Díaz, en octubre de 2015, lo que está penado con hasta 21 años de cárcel.

El Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó su extradición en cumplimiento de un tratado bilateral en la materia vigente desde 1905, lo que significa que el ex jefe del Estado solo será juzgado en su país por el caso de las escuchas, una de las cerca de 10 causas penales que le ha abierto el Supremo.

El magistrado fiscal Harry Díaz comentó el viernes pasado que "obviamente" Martinelli "debe venir en las mismas condiciones en las que se encuentra en Estados Unidos", es decir, detenido.

Dada su condición de diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), Martinelli es juzgado por la Corte Suprema de Panamá.

La esposa del exmandatario, Marta Linares, convocó para este lunes a las 10:00 hora local (15:00 GMT) "una concentración pacífica de apoyo al expresidente Ricardo Martinelli, exigiendo su liberación y el respeto a sus derechos humanos", a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario