PORTO VELHO.- Los países de la cuenca del Amazonas se reunirán en septiembre para analizar la protección y el desarrollo de la región del bosque tropical, la cual ha sido azotada durante semanas por devastadores incendios, anunció el miércoles el presidente brasileño Jair Bolsonaro.

El mandatario brasileño también intensificó su disputa profundamente personal con el presidente francés Emmanuel Macron, al que acusó de presentarse como “la única persona” preocupada del medio ambiente.

Te puede interesar

Las declaraciones de Bolsonaro parecían refutar las aseveraciones internacionales de que el debilitamiento de las salvaguardas ambientales en Brasil durante su gobierno ha dado pie a que agricultores, empresarios inmobiliarios y otros hayan incrementado sus quemas este año para desmontar terreno, gran parte del cual ya estaba deforestado.

También ponen de relieve la afirmación del gobierno brasileño de que algunas propuestas de asistencia internacional para combatir las quemas violan la soberanía brasileña en la región.

Macron y otros gobernantes europeos afirman que los incendios en la Amazonía requieren una respuesta global debido al papel crítico que ese ecosistema tiene para atrapar dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero. Macron arremetió contra Bolsonaro porque presuntamente le mintió sobre sus compromisos con la biodiversidad, y el mandatario brasileño acusó al gobernante francés de evocar el pasado colonialista de su país.

El miércoles, Bolsonaro dijo que Alemania y Francia habían intentado “comprar” la soberanía de Brasil. Un compromiso de 20 millones de dólares del G7 para proteger el bosque lluvioso de la Amazonía se frustró debido a las asperezas, aunque Bolsonaro dijo que aceptaría asistencia “bilateral” y que Chile enviaría cuatro aviones para combatir los incendios. Gran Bretaña prometió 12 millones de dólares y Canadá 11 millones.

Todas las naciones amazónicas salvo Venezuela se reunirán en septiembre “para idear nuestra propia estrategia unificada para preservar el medio ambiente y también para la exploración sustentable en nuestra región”, declaró Bolsonaro al término de una reunión con el mandatario chileno Sebastián Piñera en Brasilia, la capital brasileña.

Un conservacionista regional dijo que el “escenario ideal” sería que los países amazónicos se pusieran de acuerdo en cómo preservar la región y recibir un firme apoyo regional para ese propósito.

“La soberanía es sin duda un punto fundamental aquí”, declaró Roberto Troya, director regional para América Latina y el Caribe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés). Sin embargo, el asunto puede tener consecuencias negativas “si es utilizado como escudo para aislar y distorsionar la realidad de lo que está sucediendo en el terreno”.

Brasil posee alrededor de 60% de la Amazonía. La enorme región abarca Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Guyana, Surinam y la Guyana Francesa, un departamento de ultramar de Francia.

Bolivia, que comparte frontera con Brasil, también tiene problemas con los incendios, muchos de los cuales se salieron de control debido a los fuertes vientos después de que fueron provocados intencionalmente para ampliar los terrenos destinados a cultivos y ganadería.

Los incendios comenzaron en julio y han consumido 18.000 kilómetros cuadrados (6.950 millas cuadradas) en la Amazonía boliviana y Santa Cruz, centro agroindustrial de Bolivia, según una evaluación que el grupo ambientalista boliviano Fundación Amigos de la Naturaleza hizo de imágenes de satélite.

El presidente Evo Morales dijo que hasta 30% de la zona incendiada era bosque intacto y el resto fue quemado en el ciclo anual de desmonte de tierras.

Según diversos reportes, los problemas respiratorios están aumentando debido al persistente humo, en particular entre niños y adultos mayores, en momentos en que continúan los incendios en la región.

El número de personas atendidas por problemas respiratorios aumentó marcadamente en los últimos días en el hospital infantil Cosme e Damia en Porto Velho, capital del estado de Rondonio, en la Amazonía brasileña.

“Este periodo ha sido muy difícil. El tiempo seco y el humo causan muchos problemas en niños, como neumonía, tos y secreción”, dijo Daniel Pires, pediatra y director adjunto del hospital al diario Folha de S. Paulo.

El número de casos ha rebasado el doble desde principios de mes, agregó.

Los crecientes temores sobre el impacto de los incendios forestales en la salud aumentan a medida que lo hace el número de incendios, de los cuales 83.000 han sido documentados por el Instituto Nacional Espacial en lo que va del año. Esto representa un aumento de 77% comparado con el mismo periodo del año pasado. Alrededor de la mitad se registraron en la región amazónica, y la mayoría de ellos en el último mes.

El himno del estado de Rondonia se enorgullece de la famosa belleza de los cielos de la región. "Azul, nuestro cielo siempre es azul", dice. "Que Dios lo mantenga inigualable, cristalino, puro, y siempre lo mantenga así".

Algunas nubes y un cielo azul eran parcialmente visibles el miércoles, pero luego la bruma se asentó de nuevo cubriendo el horizonte con un humo tan espeso que cubría el sol enrojecido del amanecer.

Las quemas anuales ocurren por lo general alrededor de agosto, pero este año la gente las adelantó, dijo Troya, del WWF.

“Quizá el imperio de la ley no exista ahí necesariamente”, agregó. “Tal vez la gente crea que pueden hacerlo sin ninguna consecuencia”.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas