BRASILIA.-El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, ratificó su estricto apego a la Constitución ante los tres poderesde la Nación, al asistir a su primera ceremonia formal en Brasilia desde que ganó los comicios de octubre pasado.

"En la democracia sólo hay un único norte", que es "el de la Constitución", dijo Bolsonaro en un acto conmemorativo del trigésimo aniversario de la promulgación de la Carta Magna, celebrado en el hemiciclo de la Cámara de Diputados, en la que mantuvo un escaño durante los últimos 27 años.

A la ceremonia asistieron el actual gobernante, Michel Temer, así como los presidentes de las Cámaras del Senado, Eunicio Oliveira, y de Diputados, Rodrigo Maia, y de la Corte Suprema, José Antonio Dias Toffoli, entre otras personalidades.

El pronunciamiento de Bolsonarofue muy bien recibido por varias de las autoridades presentes, que despejaron el temor que despertó en muchos sectores políticos la victoria electoral de este capitán de la reserva del Ejército y férreo defensor de la última dictadura.

Antes de que el líder de la ultraderecha tomara brevemente la palabra, el presidente de la Corte Suprema y la procuradora general, Raquel Dodge, parecieron enviarle sendos mensajes en ese sentido.

Dias Toffoli aseguró que, en Brasil, el verdadero "mito", como sus seguidores llaman a Bolsonaro, es la garantía de igualad que laConstitución establece para los ciudadanos, "sin prejuicios de origen, raza, sexo, color, edad u otras formas de discriminación".

Esas mismas garantías fueron citadas por Dodge, quien agregó que la Constitución también establece la "libertad de prensa y opinión, de crítica y de reunión", "protege a las minorías" y obliga a "la preservación de la naturaleza, los bosques y el agua".

En ambos casos, parecieron alusiones a declaraciones de talante racista, machista u homofóbicas dadas por Bolsonaroen el pasado y en su campaña electoral, en la que también expresó sus reservas por los límites que la ley medioambiental le impone a la agropecuaria.

La comparecencia ante el Parlamento fue el primer compromiso de Bolsonaro en Brasilia, ciudad de la que estaba ausente desde hace meses, cuando comenzó la campaña que le llevó a ganar las elecciones de octubre pasado.

En su regreso a la capital fue arropado por una vasta operación de seguridad, que en su caso está reforzada desde el pasado 6 de septiembre, cuando fue acuchillado en un mitin y sufrió unas graves heridas en el abdomen que aún le obligan a usar una colostomía, que le será retirada el próximo mes.

En declaraciones a periodistas, admitió que la seguridad "es una preocupación", pero pareció incómodo con el exceso de policías a su alrededor y apuntó que ese asunto "no puede ser una obsesión".

También reiteró su preocupación por la "grave crisis económica, ética y social" que vive el país y subrayó la prioridad que le dará a la agenda económica, en la cual la primera meta será una reforma del sistema de jubilaciones, que los expertos tienen como una de las principales causas del crónico déficit del sector público.

Tras el acto en el Parlamento, junto al vicepresidente electo, el general de la reserva Hamilton Mourao, se dirigió al Ministerio de Defensa, donde fue recibido por el titular de ese despacho, general Joaquim Silva e Luna.

Asimismo, se reunió con los comandantes del Ejército, la Marina y la Aviación, pues, según dijo a periodistas, "nada es más justo que un reconocimiento a las Fuerzas Armadas", sobre todo porque "los militares tendrán un lugar importante en el Gobierno".

Bolsonaro también reiteró que "la vieja forma de hacer política no resultó y se acabó".

Insistió en que no ofrecerá cargos en el Gobierno a cambio de votos en el Parlamento, pues se rodeará de "personas técnicas", y dijo que en las próximas dos semanas pretende completar su gabinete, que estará formado por "15 ó 16" ministros.

Hasta ahora, sólo ha confirmado a su consejero Paulo Guedes en Economía, al general Augusto Heleno en Defensa, al astronauta y teniente coronel Marcos Pontes en Ciencia y Tecnología, al juez Sergio Moro en Justicia y al diputado Onyx Lorenzoni en el despacho de la Presidencia, que controla todos los resortes del poder.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas