lunes 23  de  enero 2023
VENEZUELA

Cierra un año de apertura oportunista para afianzar poder de Maduro

Entre las medidas adoptadas por el régimen figuran permitir a las empresas fijar precios en base a la oferta y demanda, aprobar la libre circulación del dólar y eliminar las barreras para la importación

Por EUGENIO G. MARTÍNEZ

@Puzkas

ESPECIAL/CARACAS.– El 2021 fue el año en que la economía venezolana logró estabilizarse en el fondo, después de una recesión de ocho años consecutivos. No obstante, la estabilización económica no tuvo su contraparte en la dinámica política del país. Este año Nicolás Maduro logró afianzarse en el poder, a pesar de la precarización de los últimos años, mientras la oposición continuó dividiéndose y sin definir una hoja de ruta clara para el año 2022.

“¿Venezuela se arregló?” Esta es tal vez la pregunta más reiterada sobre el país en las redes sociales durante los últimos 12 meses. En concreto, durante este año, la cúpula gobernante que encabeza de Nicolás Maduro cedió espacios al sector privado y se alejó circunstancialmente de la llamada corriente del Socialismo del Siglo XXI.

No obstante, las leyes que contribuyeron a destruir el aparato productivo y al sector privado venezolano durante las últimas dos décadas se mantuvieron vigentes, solo dejaron de aplicarse para permitir que las empresas pudiesen fijar precios en base a la oferta y demanda, permitir que el dólar circulara libremente y eliminar las barreras para la importación.

Este año también estuvo marcado por el impulso que recibió el sector comercial y de consumo por las remesas y la economía negra (recursos provenientes del contrabando, narcotráfico lavado de dinero, entre otros) que contribuye a la expansión de varios sectores.

Para el director de la firma Ecoanalítica Asdrúbal Oliveros, a través de la economía negra fluyeron 8.000 millones de dólares en 2021.

Oliveros considera que el año 2021 marcó la pauta para que se produzcan cambios durante los próximos meses.

Durante su intervención en el foro Perspectivas 2022 ¿Venezuela se arregló? Oliveros indicó que este año “marcó la pauta para que se produzcan cambios el próximo año. Pasamos de ser una economía en caída libre a una estancada que se estabiliza en el foso. En las condiciones en las que está Venezuela en materia económica, política, social y hasta geopolítica es algo para celebrar que ya no estemos cayendo”.

Por otra parte, recordó que, aunque es positivo la reactivación del sector privado, esta recuperación ocurre después de experimentar una contracción de casi 80%. “El alza de 3,1% solamente debe ser vista como una mera bocanada de oxígeno para la empresa privada (…) Esto no representa para nada una expansión, Venezuela cuenta con un sector privado sumamente pequeño”.

Oliveros también recordó que, por las sanciones impuestas al gobierno de Nicolás Maduro, Venezuela se ha visto obligada “a desarrollar nuevas fuentes de ingreso para poder sobrevivir (…) la exportación de oro y chatarra o la minería de criptomonedas han sido algunos de los mecanismos empleados para generar divisas por vías alternas a la explotación petrolera”.

Por último, el director de Ecoanalítica sostiene que el gobierno venezolano “se encuentra en una etapa de pragmatismo brutal en la que incursiona en cualquier actividad que le genera flujo de caja porque retener el poder es el objetivo principal”.

nicolas-maduro-venezuela.jpg
El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro.

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro.

Maduro se afianzó en el poder

Durante el año 2021 Maduro consolidó su estrategia de concentración de poder político. A pesar de la precarización que ha sufrido Venezuela en los últimos cinco años y al rechazo de 80% de la población (de acuerdo con el más reciente estudio de la firma Delphos) durante los últimos 12 meses ha logrado afianzarse en el poder.

El sociólogo Javier Biardeau lo resumen con esta sentencia: “A los que hablan de desgaste terminal del PSUV y "unión aritmética" de las oposiciones les diré que se trata de fábulas. Eso no es análisis sino proyección de expectativas. Compare usted el desgaste entre 2015 y 2020: ¿Quién se desgastó y dividió más? Pues el campo opositor”.

Según el análisis de coyuntura realizado por la firma Carpe Diem, el año 2021 acentuó las diferencias entre los principales grupos opositores debilitando, a lo interno, al Gobierno Interino de Juan Guaidó. No obstante, para la oposición el principal punto de discordia fueron las elecciones municipales y regionales del 21 de noviembre.

Según el análisis de la firma Carpe Diem el chavismo tuvo su peor desempeño electoral (en votos nacionales) de las últimas dos décadas.

“El chavismo mantiene un descenso lento, pero sostenido en la movilización electoral -se lee en el informe elaborado para bancas de inversión- Este descenso se ha hecho más evidente a partir de las elecciones regionales del año 2017. En el caso de las elecciones locales, presidenciales y parlamentarias se presumió que este descenso en parte obedecía a la ausencia de competidores electores que hiciera necesario un despliegue amplio de la maquinaria electoral”.

Según el referido informe “el 21 de noviembre el despliegue electoral del chavismo evidenció el deterioro de la maquinaria oficial. Este punto mínimo de votación cambió significativamente la narrativa oficial que días antes de las elecciones insistía en la capacidad del chavismo para vencer en una eventual elección presidencial”.

Por otra parte, se indica que los resultados del 21 de noviembre “demuestran que el PSUV obtuvo menos del 50% de los votos en 17 estados. De ellos la oposición solo ganó 4 (incluyendo el estado de Barinas) y mantuvo la disputa hasta último minuto en Apure. Este compartimiento sugiere que una mayor participación del electorado opositor con unidad política hubiese reportado a la oposición uno de sus mejores desempeños numéricos en este tipo de elección. No obstante, el voto opositor contra Maduro se encuentra disperso entre varias tarjetas y coaliciones. A la fecha luce inviable una eventual unidad política entre estas diversas coaliciones”.

freddy superlanojpg.jpg
El excandidato inhabilitado a la Gobernación de Barinas, Freddy Superlano

El excandidato inhabilitado a la Gobernación de Barinas, Freddy Superlano

El estado Barinas es Venezuela

La repetición de la elección de gobernador en el estado Barinas resume a la perfección la dinámica político-electoral de Venezuela en 2021.

Según el informe de la firma Carpe Diem “el PSUV ha convertido la repetición de la elección de gobernador en el estado Barinas en un plebiscito. Mas allá del valor simbólico de la entidad para el chavismo debe advertirse que este estado es un corredor geopolítico y asiento de guerrilleros en Venezuela (…) Desde una perspectiva político-elector, Barinas resume todo lo que puede ocurrir en Venezuela en un proceso comicial en donde se pongan en juego la permanencia de Maduro en el poder: Control militar sobre el proceso de escrutinio y transmisión de resultados, inhabilitación de candidatos, normas sobrevenidas, intervención del proceso electoral por otros poderes del Estado, uso de recursos públicos y negativa del chavismo y sectores militares a entregar el poder a Voluntad Popular”.

En el informe se indica que “es evidente que, para el PSUV, pero especialmente para el sector de los autodenominados chavistas originarios (liderados por Diosdado Cabello) que Barinas es un símbolo que no se puede perder y mucho menos entregar al partido de Leopoldo López (…)

Para entender el simbolismo que el chavismo originario otorga a Barinas se debe recordar que, además de ser la entidad donde nació Hugo Chávez, la gobernación del estado ha estado bajo control de la familia Chávez desde 1998. Entre 1998 y 2008 gobernó el estado el padre de Chávez, Hugo de los Reyes; entre 2008 y 2017 mantuvo el control Adán Chávez (hermano del fallecido) y entre 2017 y 2020 Argenis Chávez (otro hermano)”.

Por otra parte, se indica que “el simbolismo de Barinas para este sector del chavismo originario es de tal magnitud que por primera vez en dos décadas todo el Alto Mando Militar (Estado Mayor Superior de las FANB) se trasladó a Barinas para conmemorar la batalla de Santa Inés. Este enfrentamiento ocurrió en 1859 durante la Guerra Federal e históricamente nunca fue considerado decisivo, pero Hugo Chávez lo transformó en una de las principales gestas militares del país para apuntalar su narrativa de expropiación de tierras (…) No obstante, Barinas tiene otro tipo de significado para el sector militar del país. El estado es un corredor geográfico y geopolítico importante desde el punto de vista militar a través de lo que se conoce como la lengüeta de Barinas. Este corredor permite controlar el paso entre los llanos occidentales y el Alto Apure, además de incluir un paso relevante a Los Andes. Por su ubicación geográfica Barinas es el escenario tradicional de conversaciones -y asentamientos- con los grupos insurgentes colombianos.

El informe de la firma Carpe Diem recuerda que el principal grupo irregular de la zona es el conocido como “Segunda Marquetalia”, grupo guerrillero coordinado por el ex integrante de las FARC Iván Márquez.

“Desde esta perspectiva -se lee en el análisis de entorno realizado para bancas de inversión- el comportamiento del chavismo no solo obedece a un tema simbólico, sino también de control territorial para su proyecto político regional (…) Por último, pero no menos importante. La repetición de las elecciones en Barinas le permite a Maduro continuar con su estrategia de ir eliminando del espacio político del país a la familia Chávez y a cualquiera de sus colaboradores que pudiese amenazar su continuidad en el poder: Miguel Rodríguez Torres, Rafael Ramirez o incluso Diosdado Cabello. Barinas demuestra además que el círculo de decisiones políticas y económicas de Maduro se sigue limitando a los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, Tarek El Aissami y Arreaza”.

saab
Alex Saab y el posible acuerdo con la justicia en EEUU

Alex Saab y el posible acuerdo con la justicia en EEUU

Alex Saab: la peor noticia para Maduro

Durante 2021 la peor noticia para Nicolás Maduro llegó desde Costa Verde. La extradición a EEUU del empresario colombiano Alex Saab acusado de lavado de dinero se convirtió en la principal derrota del chavismo.

Su detención en EEUU ha generado toda clases de expectativas sobre que pueda revelar -a cambio de una reducción de su sentencia- información privilegiada y sensible sobre la red de lavado de dinero del gobierno venezolano. No obstante, hasta la fecha Saab ha mantenido su inocencia, lo que probablemente alargará el juicio en su contra, al menos, por unos 12 meses.

Aunque la extradición de Saab sirvió de excusa para que el chavismo interrumpiera las conversaciones promovidas por Noruega con la Plataforma Unitaria de Venezuela, este espacio de negociación debe retomarse durante las primeras semanas de enero de 2022.

Durante los últimos 12 meses fue imposible lograr acercamientos sobre la posibilidad de reinstitucionalizar los poderes públicos y adelantar la elección presidencial prevista para el año 2024. Esta discusión, que no avanzó durante el 2021, será el punto de partida del 2022.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar