MIAMI.- La fiesta de Independencia de Colombia se conmemora este 20 de julio en medio de un momento complejo en el escenario político y social, y con el fuerte impacto que ha tenido el COVID-19 en ese país sudamericano.

La celebración de los 211 años del grito de emancipación será diferente este año. Por ejemplo, en Bogotá, la Plaza de Bolívar y sus alrededores estarán cerrados. Sin embargo, se esperan concentraciones de manifestantes en 35 puntos de la capital colombiana.

Te puede interesar

En el sector de los profesionales de la salud existe una gran preocupación sobre las jornadas de protestas, debido a que podrían derivar en un aumento en el número de contagios por COVID-19.

Para el presidente de la Federación Colombiana de Sindicatos Médicos, Jorge Enciso, el momento actual no es el apropiado para que los colombianos salgan a protestar dada la vulnerabilidad en que se encuentra el sistema de salud por cuenta del coronavirus.

El tradicional desfile de las Fuerzas Armadas de Colombia no se desarrollará a lo largo de la avenida carrera 68, en Bogotá. La conmemoración se llevará a cabo en la Escuela Militar José María Córdova, y será transmitido por las redes sociales.

En la Escuela de Cadetes de Policía General Fráncico de Paula Santander, que fue víctima de un atentado terrorista del ELN, también se realizará un pequeño desfile.

Asimismo, se anuncia la instalación del último año de sesiones del Congreso de la República, con una reducida asistencia de público para evitar la propagación del virus.

De tal manera, la Colombia de hoy libra una gran batalla, como también el planeta entero, contra un enemigo invisible que ha dejado ya millones de víctimas.

El colombiano, acostumbrado a tener una vida social muy constante, a visitar al vecino o tomarse algún licor en medio de música y baile, está conminado a mantener en vigor las medidas de bioseguridad que pueden ayudarlo a no contraer el COVID.

Así también será este año la conmemoración de la hazaña independentista: con poco público en las calles o plazas, pero sin dejar de mostrarle al mundo que el colombiano no se doblega ante la temible enfermedad, como lo hizo en aquel tiempo pasado frente al dominio español, en una demostración de gallardía y valor.

El “Florero de Llorente”

Previo a ese momento, se había creado una “junta de notables” compuesta por autoridades civiles e intelectuales criollos que realizaban reuniones sucesivas en casas de los integrantes y luego en el observatorio astronómico, cuyo director era Francisco José de Caldas.

En estas reuniones se hizo evidente la necesidad de diseñar una táctica política que consistía en provocar una “limitada y transitoria perturbación del orden público” para tomar el poder español.

La junta de notables propuso promover un incidente con los españoles, a fin de crear una situación conflictiva que diera salida al descontento potencial que existía en Santa Fe (hoy Bogotá) contra la audiencia española.

Antonio Morales, uno de los “notables”, propuso que el incidente podía provocarse con el comerciante peninsular José González Llorente y se ofreció “gustoso” a intervenir en el altercado.

Era viernes, día de mercado. Se había convenido que Luis Rubio fuera a la tienda de Llorente a pedirle prestado un florero o cualquier clase de adorno que les sirviera para decorar la mesa de un banquete. En el caso de una respuesta negativa, los hermanos Morales procederían a agredir al español.

Aquel día, Llorente negó el préstamo del florero. De inmediato, los criollos acusaron a Llorente de haberlos insultado y llamaron al pueblo a protestar contra los españoles. Algunos historiadores aseguran que el español inicialmente fue cortés, pero después habría lanzado palabras que sirvieron a los propósitos de los americanos.

A raíz de los hechos, el encargado de la ciudad intentó calmar al pueblo. Sin embargo, fue inútil. Poco después, el criollo José Acevedo y Gómez propuso una junta de gobierno integrada por criollos y encabezada por el virrey.

No obstante, el pueblo no aceptó la designación del virrey, por lo que se convocó a un cabildo abierto. El virrey y los miembros de la Real Audiencia fueron apresados para dar paso a un gobierno integrado por criollos.

Una vez instalada la Junta Suprema, en las horas finales de la tarde, la noche del 20 de julio y el amanecer del 21 de julio se redactó el documento que se conoce con el nombre de Acta de Independencia, que estuvo precedido por lo que también se recuerda como el “Grito de Independencia”.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42.03%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.59%
54963 votos

Las Más Leídas