Las autoridades cubanas informaron han confirmado que el derrame de petróleo que se produjo el jueves último en aguas de la bahía de Matanzas, unos 100 kilómetros al este de La Habana, se encuentra "controlado".

Lidia Rodríguez, directora de la Empresa Comercializadora de Combustibles de esa provincia, ubicada en la costa norte de la isla, dijo que las labores de saneamiento realizadas por equipos especializados han reducido "al mínimo" el vertido, según publica Diario de Cuba que cita al sitio oficialista Cubadebate.

El derrame tuvo lugar el jueves en la Terminal de Supertanqueros, ubicada en la zona industrial de esa ciudad, por la que ingresa la mayor parte del petróleo que llega a la Isla.

Según ese medio, se activaron de inmediato los protocolos, lo que permitió aislar buena parte del vertido dentro de barreras, aunque el derrame también se extendió a la playa El Judío, donde se ha trabajado mecánicamente para recolectarlo.

A la zona se han trasladado trabajadores de varias empresas estatales para llevar a cabo tareas de limpieza, entre ellos los de las refinerías Camilo Cienfuegos y Ñico López, así como miembros del Ejército Juvenil del Trabajo, que utiliza como mano de obra a jóvenes de la isla en edad de cumplir el Servicio Militar Obligatorio.

Más de 100 hombres permanecen trabajando mecánica y manualmente para restablecer la limpieza del litoral donde se encuentran los muelles de aguas profundas, dos de los cuales ya están operativos, y un tercero está previsto restablecerlo entre las próximas 24 a 48 horas, señala el reporte.

El director de operaciones de la Empresa Comercializadora de Combustibles, Kirino Hernández, explicó que se emplearon unos 800 metros de barreras para contener el crudo y consideró que entre un 75-80% ya está recuperado.

Las autoridades investigan las causas del accidente, que inicialmente se atribuye a la avería de un equipo durante la descarga de un envío de petróleo.

De acuerdo con análisis preliminares, el impacto medioambiental "no es alto, a pesar del vertido real", indicó el responsable de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en Matanzas, Ángel Alfonso.

Este es el segundo vertido de hidrocarburos que se produce en la isla este año, después del ocurrido en la bahía de Cienfuegos en junio pasado a causa de las fuertes lluvias causadas por la tormenta subtropical Alberto.

La refinería de Cienfuegos, la mayor del país, derramó entonces unos 12.000 metros cúbicos de aguas oleosas e hidrocarburos en la bahía, después de que se inundaran las instalaciones que inyectan el crudo a la planta y colapsara parte del sistema de tratamiento.

Embed

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas