"Cubana de Aviación mantiene las rutas y frecuencias programadas en sus destinos, tanto nacionales como internacionales", defendió el capitán Hermes Hernández Dumas, director general de la aerolínea bandera de la isla del Caribe, quien culpó al embargo por las "principales afectaciones" que sufre la empresa.

Según reporta Diario de Cuba, en una entrevista que publica el diario oficial Granma, Hernández dijo que las oficinas de la empresa estatal continúan abiertas en todo el país y siguen vendiendo boletos, "según la disponibilidad y en correspondencia con las capacidades existentes".

A fines de marzo varias fuentes de la aerolínea corroboraron a DIARIO DE CUBA que Cubana había suspendido gran parte de sus vuelos nacionales. No quisieron precisar, sin embargo, las causas de estas cancelaciones, ni la fecha en que habían comenzado.

En sus declaraciones a Granma, Hernández afirmó que "en el caso de cancelación de vuelos, y con el fin de evitar afectaciones a la población, Cubana reintegra el boleto en su totalidad y garantiza, a su costo, el transporte vía terrestre a los destinos programados".

Uno de los funcionarios con los que contactó DIARIO DE CUBA recientemente dijo que estaban saliendo usando servicios de transporte en "guagua, avión o barco: lo que la empresa dijera".

El directivo explicó a Granma que la aerolínea está realizando trabajos "en función de estabilizar y ganar en calidad" y aseguró que para lograrlo tienen "trazada una estrategia hasta 2022" y que "se prevé una mejora en la flota aérea, referente a los servicios programados y para garantizar así una mayor estabilidad de las operaciones".

Afirmó que este año se incorporarán dos nuevas naves que operarán fundamentalmente en los destinos nacionales.

En octubre trascendió que la aerolínea estatal estaba en conversaciones con la Voronezh Aircraft Production Association (VASO, sus siglas en inglés), una de las mayores plantas de producción de aviones en Rusia, sobre la posibilidad de volver a poner en servicio la flota de cuatro Il-96-300 cubanos, de los cuales solo uno estaba en funcionamiento.

El funcionario se quejó de que el embargo impuesto por EEUU "imposibilita la compra de algunas piezas para los aviones, pues la mayoría de las productoras presentan componentes norteamericanos".

El medio oficial insistió en que la empresa estatal opera bajo niveles de seguridad internacionales reconocidos, además de la vasta experiencia de su tripulación, tanto técnica como de cabina de pasajeros. "Cada vez que un avión de Cubana de Aviación despega de una pista, cuenta con todos los requisitos necesarios para volar", indicó el militar.

Según especialistas, Cubana de Aviación es la sexta peor compañía aérea del mundo. Sin embargo, no solo los conocedores realizan este señalamiento. En la propia nota de Granma, varios comentaristas vierten sus críticas contra las declaraciones del directivo.

"Sinceramente así no avanzaremos. No es posible que no reconozcamos que Cubana de Aviación no funciona y que siempre terminemos buscando una justificación externa a nuestros problemas y deficiencias", escribió Rubén.

Para Junior, "nuestra aerolínea es muy mala y no depende solamente del bloqueo americano o la falta de recursos".

"Cubana de Aviación es la peor aerolínea que existe en cuanto a prestación de servicios se refiere... sea nacional o internacional...", opinó Homero.

Jose pidió una explicación a Cubana "sobre la cancelación de los vuelos a Las Tunas y el cierre de este aeropuerto".

Cubana repitió en 2017 como la aerolínea que recibió en España el mayor número de reclamaciones en función de los pasajeros transportados.

A principios de año la aerolínea estatal canceló una de sus principales rutas intercontinentales, el vuelo La Habana-París-Santiago de Cuba, semanas después de hacer lo mismo con el trayecto entre la capital y Santo Domingo.

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue acertada la decisión de EEUU de atacar Siria?

Las Más Leídas