dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Te puede interesar

MIAMI.- El régimen cubano comenzó a aplicar una nueva modalidad de represión. Ahora no solo ‘regula’ el movimiento de opositores que residen en la isla, a quienes impide trasladarse a otras provincias o realizar viajes al exterior, sino que también pretende poner trabas a los cubanos que disienten de su filosofía y que hoy radican en otros países.

En esos términos es el ‘calvario’ que está viviendo el joven ingeniero informático Lidier Hernández Sotolongo, quien atraído por el nexo que mantiene con sus padres, quienes radican en el municipio de Cruces, en la central provincia de Cienfuegos, decidió visitarlos a partir del 15 de enero pasado.

DIARIO LAS AMÉRICAS logró entrevistar vía telefónica a este cubano que es residente legal de Uruguay desde 2017, y quien cumplió el tiempo necesario de tres años en ese país sudamericano para tramitar su ciudadanía, paso que no dio a finales del año pasado porque –aseguró– “hubo unas elecciones, la Corte Electoral tenía mucho trabajo y me recomendaron hacer el trámite cuando esté de regreso”.

Algunos opositores consideran a Hernández Sotolongo un ‘rehén de la policía política cubana’. Su drama cobró fuerza el sábado 15 de febrero cuando, junto a su esposa, se disponía a tomar un vuelo de Copa Airlines, con escala en Panamá, para retornar al país que lo acogió como a uno de los suyos.

Ese día, sin ninguna explicación profunda, agentes de Inmigración asignados a la terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, le informaron: “Usted no puede viajar”. Así confirmó entonces que hace parte de un ‘listado de cubanos regulados’ por la dictadura castrista, a pesar de que ya no vive en la isla.

“¿Por qué no puedo viajar?”

Hernández Sotolongo aseguró que más tarde se dirigió a la Dirección Provincial de Inmigración, en Cienfuegos, para solicitar “por escrito y firmado” un documento en el que se le explique “en forma clara” la razón de la medida represiva.

“El Artículo 53 de la Constitución dice que el Estado tiene el deber de ofrecer información pertinente sobre las regulaciones que pesen sobre una persona, y ellos no están cumpliendo con sus normas”, señaló durante la comunicación con este diario.

“¿Por qué estoy prohibido de salir de Cuba?”, preguntó el cubano a funcionarios del Ministerio del Interior cubano, a lo que uno de los referidos respondió: “Usted debe imaginarse por qué”.

El funcionario que lo atendió se negó a satisfacer su solicitud de entregarle un documento, pero le dijo algo que, según el joven, pone en evidencia las intenciones del régimen: “Compadre, nosotros sabemos que si tú vas a hacer una manifestación ante la embajada [castrista] en Uruguay, nosotros te podemos prohibir salir de Cuba”.

En Uruguay, el ingeniero se ha convertido en un activista por los derechos humanos que ha promovido protestas pacíficas de emigrados cubanos ante la sede del consulado cubano en Montevideo, junto al grupo Cubanos Libres en Uruguay. También es integrante del movimiento Somos+, que lidera Eliécer Ávila.

En el programa de opinión Juan Juan Al medio, que se transmite cada noche a través de la plataforma de Facebook de DIARIO LAS AMÉRICAS, el miércoles 19 de febrero se mostró a los seguidores del programa una foto de la captura de pantalla de la página de la Dirección de Inmigración de Cuba, en la que el nombre de Hernández Sotolongo aparece bajo el estatus de “regulado”.

Argumentos

Las normas migratorias del régimen establecen que un cubano que regresa a la isla durante el tiempo límite de 24 meses posteriores a su fecha de salida sigue preservando la condición de residente. Con ello, ese cubano continúa sometido a las leyes de Cuba.

La misma normativa confiere la calidad de “emigrados” a los cubanos que permanecen más de 24 meses fuera del territorio insular. Estos cubanos deben adquirir un pasaporte si quieren regresar de visita a Cuba, y pierden todos sus derechos como naturales de ese país.

En el caso de Hernández Sotolongo, este cubano escapó de la isla en octubre de 2016 para llegar y radicarse en Uruguay inicialmente con una visa de turismo “porque a pesar de que nací y crecí en una familia de principios comunistas, comencé a ver que todo era una gran mentira”, afirmó.

Después de haberse establecido en ese país sudamericano, el ingeniero viajó a Cuba por primera vez en agosto de 2018. Para su ingreso al país en ese momento —aseveró— no tuvo ningún escollo.

“Todavía no era visible para el régimen porque no había participado en ninguna protesta. Las cosas cambiaron después”, indicó.

En efecto, en el mes de marzo del año siguiente el activista volvió a la isla y durante su visita se vio obligado a asistir a un citatorio, en el que un oficial le habló de la posibilidad de ser ‘regulado’.

“Fue un careo fuerte. Me habían dicho que era para un control migratorio de rutina y me hicieron las mismas preguntas que les hacen a todos, por ejemplo, que quién me estaba financiando”, recordó.

¿Qué viene?

Solo después de que transcurran 60 días hábiles, Hernández Sotolongo podría conocer una respuesta sobre por qué el régimen de La Habana impide su salida del país para regresar a Uruguay.

Una carta que él mismo entregó el jueves 20 de febrero en la Dirección Provincial de Inmigración, en Cienfuegos, en la que pide una explicación con relación a su caso, le permitió tener esa respuesta.

“Eso fue verbal. Al documento que les llevé no le pusieron ningún cuño oficial, por lo que no creo que me vayan a dar una respuesta por escrito”, afirmó.

Al activista le preocupa que si transcurre un tiempo “muy largo” podría perder su trabajo en la compañía de servicios informáticos a la que presta sus servicios como ingeniero en Uruguay. “Pero yo estoy más preocupado por mi esposa, y el futuro que hemos creado juntos”, apuntó.

Una campaña en la plataforma Change.org inició el proceso de recolección de firmas para exigir al régimen cubano que permita la salida del activista.

La iniciativa es liderada por el activista cubano Lázaro Mireles, residente en España, quien expone en su petición que "Lidier se convertía así en uno de los más de 200 'regulados' en Cuba, donde el régimen insiste de esta manera en su política violatoria de los derechos humanos".

El ingeniero también envió otras cartas a la sede diplomática del régimen de La Habana en Montevideo y a la Dirección de Atención a la Ciudadanía del Ministerio del Interior de Cuba. Hasta el cierre de la edición de esta nota no había recibido ninguna respuesta.

Entretanto, el grupo Cubanos Libres en Uruguay convocó a una manifestación en la Plaza de los Héroes de la Independencia de América en Montevideo, para exigir “la liberación de nuestro hermano Lidier Hernández Sotolongo”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Después de los resultados del Supermartes, ¿cuál cree Ud. que será el demócrata que pueda enfrentar a Donald Trump en noviembre por la Presidencia de EEUU?

Bernie Sanders
Joe Biden
ver resultados

Las Más Leídas