PANAMÁ.- La defensa de Ricardo Martinelli dijo este miércoles que la retractación de un testigo que hace tres años incriminó al exmandatario, en detención preventiva por presunto espionaje político, demuestra que el caso está "manipulado" y que realmente se trata de una "persecución política".

"La retractación revela, sin lugar a dudas, que existe una organización criminal en la administración de justicia, enquistada en el Palacio de la Presidencia (...) que instruyó y presionó a testigos para que declarasen falsedades", indicó Sidney Sittón, uno de los abogados del expresidente Martinelli (2009-2014).

Sittón señaló en una rueda de prensa junto al resto de abogados de Martinelli que llevan denunciando desde que estalló el escándalo "irregularidades y manipulación de testigos", y que el proceso por escuchas ilegales "está contaminado y cimentado en falsedades" y es fruto de la "violencia institucional de Estado".

El exagente de seguridad Jaime Agrazal se retractó el martes durante su comparecencia en el juicio contra dos ex altos cargos del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Garúz y Gustavo Pérez, quienes supuestamente acataron las órdenes de Martinelli y ejecutaron escuchas telefónicas a un centenar de personas cuando este era presidente.

Aunque la comparecencia fue a puerta cerrada, su abogado explicó después que Agrazal declaró "con lujo de detalles" que supuestos altos funcionarios de la Administración actual fueron a visitarle a la cárcel donde cumplía condena por un delito de narcotráfico para ofrecerle dinero a cambio de testificar contra Martinelli.

La defensa del exgobernante afirmó este miércoles que la retractación del testigo tendrá un "gran" impacto en el proceso, ya que es una de las pruebas en las que la Fiscalía sustentó su acusación, y será usada para pedir la puesta en libertad del exmandatario el próximo 10 de septiembre durante una audiencia.

El juicio contra Garúz y Pérez se desarrolla en la justicia ordinaria, mientras que el proceso contra Martinelli en la Corte Suprema de Justicia de Panamá, ya que el exmandatario era diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) cuando fue imputado formalmente en octubre de 2015.

La defensa del expresidente, un multimillonario empresario de 66 años para quien la Fiscalía pide 21 años de cárcel, busca que el proceso por escuchas se traslade a un tribunal ordinario.

"La Corte Suprema de Justicia va a seguir juzgando a Ricardo Martinelli sin competencia, porque no son competentes para juzgarlo ya que él ya no es diputado del Parlacen, pero también lo va a seguir juzgando en base a testimonios falaces como es el del señor Agrazal", aseguró el letrado.

El portavoz y antiguo secretario de Comunicación del exmandatario, Luis Eduardo Camacho, insistió por su parte en la idea de que el actual presidente, Juan Carlos Varela, está detrás de esta supuesta "persecución política", y dijo que el único objetivo es anularlo políticamente para que no se presente a la reelección en 2024.

Martinelli, que tiene otras causas por corrupción pendientes con la justicia panameña, se encuentra recluido en una cárcel a orillas del Canal de Panamá desde el pasado 11 de junio, cuando fue extraditado desde Estados Unidos, tras pasar cerca de un año en una cárcel federal en Miami.

Su defensa sostiene que al haber sido extraditado bajo la regla de especialidad prevista en un tratado bilateral en la materia, solo puede ser juzgado en Panamá por el caso por el que fue entregado y que es el de las presuntas escuchas ilegales.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Por quién votaría en las elecciones a gobernador de Florida?

Por el republicano Ron DeSantis
Por el demócrata Andrew Gillum
Por ninguno
ver resultados

Las Más Leídas