WASHINGTON.- Un esfuerzo conjunto entre un grupo de galardonados del Premio Sájarov y parlamentos de Estados Unidos y Europa, busca coordinar estrategias democráticas para doblegar a los regímenes autoritarios que se han asentado en el poder en Cuba y Venezuela, en detrimento del Estado de Derecho.

Es ya un terreno común entre expertos que los procesos electorales por sí solos no hacen democracia, por eso de cara a las venideras elecciones presidenciales, decretadas por el régimen de Nicolás Maduro para el 20 de mayo, tras un acuerdo mínimo alcanzado entre el Gobierno y Henri Falcón, candidato disidente de la Unidad Democrática, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Julio Borges, sostuvo que la oposición democrática venezolana no participará en un fraude electoral.

“La oposición democrática en Venezuela que ha tenido años actuando bajo el nombre de la Unidad Democrática ha decidido no tener candidato para las elecciones programadas por el régimen de Nicolás Maduro. Esa es toda la oposición democrática del país. Que una persona como Henri Falcón, individualmente haya tomado la decisión de prestarse a un juego que ni es ni democrático ni son elecciones, es parte del guión del Gobierno, pero ni el pueblo venezolano está dispuesto a tener ningún tipo de candidato y, por eso, no hay ninguna candidatura. Maduro está corriendo solo contra él mismo, contra el invento que él mismo ha creado que tiene también su versioó de un candidato oficial”, afirmó Borges.

Estas declaraciones a DIARIO LAS AMÉRICAS se produjeron en el marco de un evento organizado por Freedom House, el Parlamento Europeo y George Washington University, Elliott School of International Affairs, en Washington.

Al ser consultado sobre los numerosos arrestos de militares que se han producido en los últimos días en Venezuela, el parlamentario venezolano dijo:

“La lectura es muy clara, nosotros tenemos ya un país donde Nicolás Maduro estaba utilizando y mal utilizando la Fuerza Armada como si fuera su partido político y las Fuerzas Armadas están sufriendo la misma crisis –económica, política y social– que el resto de los venezolanos: el mismo padecimiento de hambre, la falta de oportunidades de justicia y se ha producido en los últimos tiempos un quiebre de jóvenes de la Fuerza Armada que se niegan a que haya cubanos dentro de las Fuerzas Armadas, a un gobierno que se ha convertido en una mafia de corrupción y que en se niegan a que no haya democracia en Venezuela y por eso para nosotros es una buena noticia que le da esperanza al pueblo venezolano. Que quienes ya dieron un golpe de estado que son precisamente los que están en el poder, Nicolás Maduro y su grupo, pueden saber que hay todo un pueblo y una Fuerza Armada que quiere que en Venezuela lo que haya es democracia y Constitución”.

Sobre la posible cancelación de la próxima Cumbre de Las Américas en Lima, vistos los recientes acontecimientos políticos que produjeron la renuncia del presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, Borges confirmó que hasta ahora la cita regional de la OEA continúa en pie y que él piensa asistir.

“El tema de Venezuela seguirá siendo el dolor de cabeza de toda América Latina por la irresponsabilidad de Maduro de destruir al país. La información que tenemos es que la Cumbre va a seguir, sus temas van a continuar y Venezuela va a jugar un tema absolutamente central en lo que significa esa reunión con todos los gobiernos de la región”, señaló el líder opositor.

Borges, quien recibió el Premio Sájarov recientemente en nombre de toda la oposición venezolana, destacó además que los destinos de Cuba y Venezuela están sellados para siempre, porque están padeciendo las consecuencias de un mismo mal.

Piden mayor presión contra la dictadura cubana

En representación de la oposición cubana, se encontraban Rosa María Payá, hija del disidente, asesinado en Cuba bajo extrañas circunstancias y laureado con el Sájarov en 2002, y Guillermo Fariñas, premiado con el mismo galardón en 2010.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, también estuvo invitada al encuentro pero no pudo asistir por una prohibición de salida de la isla que mantiene sobre ella el régimen de Raúl Castro.

“Hace dos años, por esta misma fecha, se sentó el entonces presidente Barack Obama con Raúl Castro para lanzar su política de apertura hacia Cuba y en estos dos años, no ha pasado nada", sostuvo Payá en su intervención, enfatizando que la situación ha empeorado dado que el número de detenidos políticos ha aumentado y no se han producido los cambios democráticos que espera la población cubana.

Durante el evento se produjo un desencuentro entre la oposición cubana y representantes del Parlamento Europeo, originado por las nuevas estrategias asumidas por ese organismo regional hacia Cuba.

“Ha sido prácticamente una política de complicidad con el régimen cubano, sobre todo en un momento donde el castrismo está esperando desesperadamente legitimidad", señaló Payá.

“Las últimas palabras de la diplomacia europea con respecto al régimen dictatorial en mi país ha sido de calificarla de democracia de partido único y eso es un insulto al pueblo cubano, pero también es muy peligroso porque deja a ese régimen con total impunidad. Nosotros no dudamos de la buena voluntad del Parlamento Europeo y que esperan que este diálogo con la dictadura, tenga algún resultado positivo pero mientras no sean firmes en sus demandas, que son las demandas de la ciudadanía cubana, que son condenar una sucesión dinástica en Cuba, no reconocer a un gobierno que no ha sido elegido por los cubanos, apoyar el derecho a decidir de los cubanos con la realización de un plebiscito en Cuba para cambiar el sistema, exigir la detención inmediata de la represión y la liberación de los presos”, enfatizó la disidente cubana.

Por su parte, Ramón Jáuregui Atondo, presidente de la delegación del Parlamento Europeo en la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana, fue tajante al afirmar que 20 años de embargo y sanciones no han producido ningún cambio positivo en Cuba y que el diálogo es considerado en Europa como la mejor forma de ejercer presión para lograr los cambios deseados.

“La posición cubana la tenemos en cuenta y tienen razón al pedirnos que utilicemos toda la presión posible para conseguir derechos humanos, libertad de presos y elecciones democráticas. El problema es que eso hay que inscribirlo en el acuerdo que la Unión Europea ha hecho con Cuba, que es un acuerdo de diálogo político y de cooperación económica y comercial y nosotros creemos que ese proceso de diálogo político nos permite presionar, porque tienen razón los que nos piden que utilicemos esa herramienta pero no tienen razón en pedirnos que no dialoguemos con Cuba, que le demos la espalda, que hagamos lo que hemos hecho durante 20 años, que fue desconocer la existencia de Cuba y eso no sirvió para nada y por tanto en la nueva posición política que Europa ha adoptado, en parte [una postura] paralela a la que adoptó el presidente Obama. Lo que sí asumo es que tenemos que presionar pero no se nos puede pedir que rompamos un marco de diálogo que nos parece positivo en pro de la democracia cubana”, remató Jáuregui.

Aplauden sanciones contra Maduro

El senador estadounidense por Florida, Bill Nelson, quien también tuvo unas palabras en el coloquio, se mostró satisfecho por las recientes sanciones impuestas por la administración Trump en contra del régimen del Nicolás Maduro con el objeto de prohibir cualquier transacción con la criptomoneda venezolana, una iniciativa que atribuyó a la influencia rusa en la región por burlar las políticas norteamericanas en defensa de la democracia.

El Premio Sájarov para la Libertad de Conciencia, bautizado así en honor del científico y disidente soviético Andréi Sájarov, fue establecido en 1988 por el Parlamento Europeo como un medio para homenajear a personas u organizaciones que han dedicado sus vidas o acciones a la defensa de los derechos humanos y las libertades.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas