MIAMI.- Desde el año 2002 la represión en Venezuela por parte de los organismos del estado contra personas indefensas ha ido en aumento, así como los métodos de tortura y la persecución política contra aquellos que se oponen al régimen de Nicolás Maduro o que tuvieron la mala fortuna de estar cerca de alguna persona señalada.

El Foro Penal, una ONG encargada de ofrecer defensa y apoyo a los presos políticos del régimen en Venezuela, ha llevado desde ese momento el registro meticuloso de cada uno de los casos con el nombre la víctima, el lugar de su detención, los abusos a los que fue sometido, el número del caso, las audiencias, así como su fecha de liberación y las medidas cautelares aplicadas, según sea el caso.

Este viernes se estreno en la ciudad de Miami, el documental Que se haga justicia: la historia del Foro Penal Venezolano donde a través del trabajo ejemplar e incansable que han ofrecido los más de 4.000 voluntarios de esta ONG se puede conocer un capítulo oscuro de la historia contemporánea de la nación caribeña, en donde la represión y la tortura son una constante sistemática aplicada por los emisarios del régimen contra sus opositores.

Alfredo Romero, director presidente del Foro Penal asegura que el documental refleja cómo ha ido aumentando la represión en Venezuela, por lo que el crecimiento exponencial de los voluntarios que trabajan para esta noble causa es prueba de ella. “Dentro de todo lo negativo también hemos sacado algo positivo. El Foro Penal se ha convertido en un ejemplo para Latinoamérica, e incluso para el mundo. De una organización que ha establecido un método no solo para atender a víctimas y familiares de la represión; sino también para registrar cada una de las situaciones que ocurren en Venezuela, o en cualquier parte del mundo, a los efectos de llevar acabo denuncias objetivas y efectivas en lo que respecta a la violación de los Derechos Humanos, pero más concretamente a la represión política y a la persecución del estado”.

Gonzalo Himiod Santomé, director vice-presidente asegura que en el documental refleja la labor que lleva acabo el Foro Penal Venezolano y lo más importante es que refleja cuál es la filosofía de trabajo de los más de 4800 voluntarios que apoyan esta causa. Destacó que una de las normas que aplican en la atención a los presos políticos es que todos los casos son iguales y llevan el mismo nivel de importancia.

En cuanto al fallecimiento del concejal Fernando Alban, quien estaba detenido en los calabozos del Servicio de Inteligencia Nacional; Himiod asegura que no es la primera vez que ocurre. “Hemos contabilizado por lo menos 160 asesinatos por motivos políticos. Cada caso es importante y cada caso merecen justicia. También tenemos caso de tortura, de tratos crueles e inhumanos y degradantes, encarcelaciones arbitrarias, desapariciones forzadas, todos los casos merecen la misma atención”.

Resaltó que es importante que el mundo observe lo que está pasando en Venezuela. “Lo que ocurre en el país se ha venido denunciando claramente como una situación en la que se están cometiendo crímenes de lesa humanidad. No podemos permitir que la ausencia de una actividad internacional importante con respecto a estos crímenes, permita que esto siga ocurriendo. Ese es el llamado de atención que yo hago”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas