MADRID.- El Ávila, su fauna y el frío de Caracas son el deseo más ferviente de Lorent Saleh desde que fue expatriado de Venezuela tras permanecer cuatro años en la cárcel.

El joven de 30 años utilizó su cuenta en Twitter para describir el sentimiento que le embarga sobre su tierra natal.

"Quiero abrazar el Ávila y ver la Guacamaya surcando el cielo. El único frío que quiero sentir es el de Caracas", escribió Saleh en la red social.

Se refirió también a su ciudad natal y aseguró que nada podrá llenar el vacío que siente por no estar en su patria.

"Deseo con toda intensidad estar en mi tierra", reiteró.

Saleh fue puesto en libertad el pasado 12 de octubre y enviado a Madrid, España, donde ha hablado de las torturas que recibió como preso político.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas