LIMA.- Es casi imposible pasearse por la capital peruana y no darse cuenta de la fuerte presencia de venezolanos y es que según cifras de la Superintendencia Nacional de Migraciones del Perú, son 635 mil los que ya han entrado al país y se espera, que para 2019, la cifra ascienda al millón de personas, según el diario El Comercio.

“Hay diferentes olas, de contextos culturales diversos. Para enero del año pasado por ejemplo, la mayor concentración de personas fluctuaba entre 25 y 35 años de edad. Más hombres que mujeres. Más solteros que grupos familiares, pero desde octubre de 2018 están casi a la par y el grupo lo componen personas de entre 18 a 29 años” afirma Karla Carrillo, una activista de derechos humanos, quien conversó con DIARIO LAS AMÉRICAS, desde el corazón de Miraflores, en la capital peruana.

Te puede interesar

Carrillo quien es de San Cristóbal, ciudad fronteriza con Colombia, tiene casi dos años en el Perú y asegura que se ha integrado muy bien a su nueva realidad.

De igual manera, le sucede a Ismael Hernández, quien trabaja temporalmente como taxista del servicio privado Beat.

“Yo llegué hace dos años de Valencia, estado Carabobo. Trabajaba como técnico en refrigeración pero aquí tuve que cambiar porque aunque hay dos estaciones, invierno y verano, ni los aires acondicionados ni la calefacción, son populares. He logrado comprarme mi carro a crédito y también ahorrar. Mi sueño es reunir capital para comprarme un terreno o empezar un negocio No me puedo quejar porque me ha ido bien aquí”, dice Hernández.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, un organismo intergubernamental adscrito a Naciones Unidas "estamos frente al fenómeno de desplazamiento más importante en la historia de Venezuela y ante una nueva configuración migratoria en la región".

La OIM cuenta dos puntos principales de levantamiento de información de venezolanos en Perú: Tumbes al norte en frontera con Ecuador y Tacna al sur, en frontera con Chile.

La mayoría de inmigrantes siguen siendo hombres con un 53% por encima de las mujeres que representan un 47%.

La mayoría está en plena edad productiva, dado que tienen entre l18 y 23 años.

En cuanto al nivel de estudios alcanzado de la población venezolana que entró a Perú por Tumbes, el 23% cuenta con estudios de nivel secundario completo y el porcentaje es el mismo para aquellos que no completaron su educación media. Mientras que los que cuentan con estudios superiores completos corresponden al 34% y además señala la última actualización de noviembre de 2018 sobre el monitoreo de flujos de la población venezolana que viene a Perú, que el 39% de las mujeres han cursado estudios superiores por encima de un 29% de los hombres.

De los encuestados que entraron por Tacna al sur, el 16% cuenta con estudios de nivel secundario completo y el 15% incompleto, mientras que más de la mitad , 53%, cuenta con estudios superiores completos y de este último, el 22% son mujeres.

AREPERA SONIA.jpg

Perú se ha convertido en el segundo país receptor de venezolanos en América Latina, después de Colombia y es indudable que ha habido una política de puertas abiertas, tanto así, que incluso el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados,(ACNUR) ha reconocido el trabajo de la nación andina, en favor de los inmigrantes.

Documentos necesarios

En enero de 2017, Perú introdujo el "Permiso Temporal de Permanencia" (PTP) para nacionales venezolanos que habían ingresado antes de enero de 2017. Actualmente el plazo se ha extendido hasta el 31 de diciembre de 2018. Desde su implementación, más de 34.452 venezolanos han presentado solicitudes y 27.905 han recibido el PTP, segun el portal oficial peruano de migraciones.

Es el paso pendiente que tiene Jaime, quien vende caramelos en una de las esquinas de la capital, para reunir dinero y poder pagar los trámites de sus papeles. Viene de Maturín y asegura que allá era productor en una cadena radial, por eso espera poder incursionar en los medios, una vez más.

“Traté de buscar trabajo en Radio Programas del Perú (RPP) pero sin papeles, no hay posibilidades” .

La regularización vía el PTP es importante no solo para mejorar las condiciones de vida de los migrantes venezolanos sino también para acceder formalmente al mercado laboral, pagar impuestos, abrir cuentas bancarias, iniciar un negocio o acceder a servicios, es decir facilitar su inserción.

“El problema viene por los antecedentes penales que hay que presentar primero’ dice Sonia Ocando quien salió de Maracaibo hace 9 meses.

“Los antecedentes penales que otorga Venezuela no son válidos aquí pero resulta un problema pedir la cita en Interpol porque la página web casi siempre se cae" dice esta graduada en Trabajo Social de la Universidad del Zulia quien ahora labora en una pastelería en San Miguel.

Algunas historias sin embargo han levantado alarmas entre la sociedad peruana, como el asalto de una joyería en el Jockey Plaza, un conocido centro comercial en Lima, donde un banda de hampones en su mayoría venezolanos irrumpieron para llevarse “ valiosas joyas y relojes”, según informó en su momento, uno de los oficiales de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional del Perú (DIRINCRI).

“Este último año parece que la situación se ha escapado de las manos” opina Carla Quintana quien llegó con familia y capital hace más de 4 años, para montar un local de comida venezolana llamado Asuu Arepa.

“Dicen que son 600 mil pero para mí hay más. Se están atendiendo como a cinco mil venezolanos diarios en migraciones que están llegando últimamente con una mano adelante y otra atrás lo cual es un problema para este país, que también tiene peruanos en condiciones difíciles”.

Quintana sostiene que a pesar de venir con dinero y un plan, las cosas no han sido fáciles en un Perú que está orgulloso de su patrimonio culinario.

“El tipo de negocio que nosotros decidimos emprender no es fácil. Un sitio de comida peruana vendería el doble o el triple aunque que nuestros productos son muy buenos y reconocidos. Al final del día sentimos que el trabajo lo hicimos porque hemos dejado la gastronomía en alto pero de repente no contamos con el público que necesitamos para que el negocio crezca más”.

Para Karla Carrillo, el principal obstáculo es volver a comenzar de cero.

“Es cierto que hay un choque cultural que viene dado por el hecho de que no estás en tu país. Hay una condición de duelo porque te has desprendido de tus raíces, de tu entorno y porque ha sido una salida forzada y porque es posible que muchos de los que están afuera tal vez nunca hubieran tomado la decisión de salir si no hubiese sido por la situación. Esto es una salida sin retorno, dejando tus afectos, tus historias, dejando quién eras para construir un nuevo Yo”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas