MIAMI.- La dinámica política en Venezuela ha cambiado de actores. La agenda electoral impuesta por el régimen de Nicolás Maduro, tras un claro fracaso del diálogo en México, ha llevado a su terreno a los principales partidos de oposición, quienes se centran en buscar un puesto visible para las próximas elecciones mientras la problemática social es cada vez más aguda a nivel nacional.

Ante el vacío de liderazgo de los partidos políticos, tras unos meses en los que la dictadura intentó vender la idea de que Venezuela había salido de la crisis y que todo estaba volviendo a la normalidad, los trabajadores del país han salido a las calles para protestar y exigir reivindicaciones laborales. Un espontáneo movimiento que ha sido catapultado por la participación de los sindicatos o gremios y que poco a poco ha logrado captar la atención de la opinión pública.

Te puede interesar

En medio de un descontento generalizado, cada vez es más frecuente el llamado que algunos sectores para un paro nacional, una posibilidad que asusta a la dictadura en Venezuela, por lo que ya amenaza con sacar la “marea roja” para evitar que esta convocatoria se cristalice en cualquier momento. Tal como lo hizo esta semana el locutor oficialista y una de las voces más radicales del chavismo, Mario Silva, en su programa “La Hojilla” que se transmite por el canal nacional. Allí expresó: “Láncense en su paro nacional. Para que ustedes vean la marea roja que se les va a venir encima. Estamos en batalla, estamos en condiciones especiales”.

Según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, sólo el 9 de agosto se produjeron en Venezuela 17 protestas (en el momento de redactar la nota). Las mismas fueron en los estados Aragua, Bolívar, Carabobo, Distrito Capital, Lara, Mérida, Monagas, Sucre, Táchira y Trujillo; y se realizaron con la exigencia de mejoras laborales, de vivienda, seguridad social, justicia y ambiente sano. Esta medición de cómo está la calle se hace a pulso, y describe diariamente cómo ha crecido el descontento entre la masa trabajadora.

AP22223615833795.jpg
Trabajadores públicos marchan para exigir que el régimen pague todos sus beneficios y respete los convenios colectivos en Caracas, Venezuela, el jueves 11 de agosto de 2022. Muchos llaman a un paro nacional.

Trabajadores públicos marchan para exigir que el régimen pague todos sus beneficios y respete los convenios colectivos en Caracas, Venezuela, el jueves 11 de agosto de 2022. Muchos llaman a un paro nacional.

El porqué de las protestas

Uno de los puntos de partida de las protestas es el rechazo del llamado “Instructivo Onapre”, creado a principios de este año y publicado en marzo por la Oficina Nacional de Presupuesto, adscrita al Ministerio de Economía, Finanzas y Comercio Exterior. Es una norma que especifica criterios para aplicar el incremento salarial decretado por el dictador Nicolás Maduro.

A juicio de los sindicalistas y gremios de educación, el instructivo viola acuerdos de las convenciones colectivas vigentes y disminuye los montos de las bonificaciones, que han sido reivindicaciones que se han ganado a lo largo de los años y que el régimen pretende echar por tierra. Un ejemplo claro es que el instructivo no toma en cuenta la antigüedad del personal para las bonificaciones.

Luisa Páez Castillo, una maestra de escuela de la Parroquia El Valle en Caracas, aún no pierde las esperanzas de recibir su bono vacacional completo. “El gobierno nos quitó salario, además, recortó las primas y al parecer sacó mal sus cuentas para determinar los pagos periódicos para el personal de los distintos niveles de la educación en el país. El Instructivo Onapre se ha convertido en una pesadilla, porque contravino los acuerdos de las convenciones colectivas que habíamos logrado como los bonos para uniformes, y el pago de los días festivos para los empleados del Estado”.

Otro argumento, esta vez expresado por el sector de los profesores universitarios, es el hecho de que el régimen modificó el criterio de las “interescalas” salariales, olvidando los distintos porcentajes de cálculos para salarios según el tipo de personal, grado y nivel. Además, la norma borra algunos beneficios como las primas por los hijos con alguna discapacidad.

Los trabajadores del sector salud también han reclamado, y exigen el pago total del bono vacacional que, según lo informado por las autoridades chavistas, será entregado de manera fraccionada en los próximos tres meses. Un beneficio que ha sido bandera de los trabajadores de ese sector desde hace más de 20 años.

Embed

El régimen culpa a las sanciones

Una vez más y como si fuese un discurso aprendido, los voceros del régimen culpan a Estados Unidos y a las sanciones que le imponen a Venezuela de todo lo malo que ocurre en el país. En esta oportunidad el diputado a la Asamblea Nacional chavista, Pedro Carreño, calificó de “perverso” que los profesionales de la educación exijan salarios dignos; el pago completo de sus vacaciones y que busquen la eliminación del instructivo de la Onapre. Carreño aseguró de manera enfática que el país no cuenta con los recursos necesarios para cancelar la deuda con el sector docente, “producto de las sanciones impuestas por Estados Unidos y países aliados”.

Para este aliado del régimen y que ha sido centro de atención por sus declaraciones polémicas, el llamado al paro indefinido convocado por los docentes forma parte de un supuesto plan de desestabilización; que nace desde “la derecha reaccionaria” para impulsar un cambio de gobierno en el país.

Carreño, en un intento de engañar al pueblo, resaltó que los trabajadores que exigen reivindicaciones sociales y laborales, lo que pretenden es hacer ver que hay una desidia en Venezuela, “porque no se está en consonancia con los intereses de los trabajadores”.

El diputado aliado del chavismo aseguró que el régimen continuará "defendiendo los derechos de la clase trabajadora; pero en función de que evidentemente se vaya recuperando la economía”.

Alcides Betancourt, empleado de las empresas básicas en el Estado Bolívar, aseguró en su cuenta de Twitter que la economía ya se recuperó para el régimen cuando intenta vender una farsa, pero si es para pagar los beneficios del pueblo, aún no se ha recuperado. “Si los trabajadores de todo el país acudimos a un paro nacional, a este gobierno le temblarán las piernas. #ParoYA”.

Exigiendo derechos

Según el Observatorio de Conflicto los Derechos Laborales, es el reclamo principal de los trabajadores del país. Y de acuerdo a sus mediciones 1.642 manifestaciones han exigido este derecho en durante el primer semestre de 2022. El segundo es el Derecho a los Servicios Básicos con 874 reclamos, mientras que el derecho a la participación política ocupa el tercer puesto con 648 reclamos. En derecho a la seguridad social; a la justicia social y el derecho a la salud fueron reclamados 500, 488 y en 430 ocasiones respectivamente.

Otro aspecto destacado por el Observatorio es que el colapso de los servicios sigue afectando la calidad de vida, por lo que en algunas manifestaciones han sido motivo de reclamos. Entre los más demandados están: Aguas servidas, recolección de desechos, telefonía e internet.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.87%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.62%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.51%
27154 votos

Las Más Leídas