martes 23  de  julio 2024
CUBA

El periodismo alternativo crece en Cuba a pesar de trabas del Gobierno

La conferencia Cuba Internet Freedom, en Miami, resaltó la importancia de la prensa contestaria, la objetividad y las necesidades que afrontan los comunicadores
Por DANIEL CASTROPÉ

MIAMI.- La conferencia Cuba Internet Freedom, realizada durante dos días en Miami, terminó con una conclusión que comparte la mayoría de los expositores e invitados especiales al evento auspiciado por la Oficina de Transmisiones para Cuba: “A pesar de las trabas del Gobierno, en la isla está creciendo el periodismo independiente”.

El director de DIARIO LAS AMÉRICAS, Osmín Martínez, quien participó en el panel Los retos de informar sobre Cuba, dijo que el periodismo oficial bajo el dominio del Gobierno, contrasta con el periodismo independiente, al que calificó como “una alternativa para mostrar la vida del cubano desde una perspectiva diferente”.

Frente a un nutrido grupo de asistentes que se dio cita en la institución Miami Ad School, ubicada en la barriada de Wynwood, Martínez identificó los que denominó “los tres retos que enfrentan los comunicadores” que “se atreven” a hacer periodismo al margen de los lineamientos del régimen.

Dijo que uno de esos retos es el tema económico. “En los medios de comunicación, como el nuestro, quisiéramos tener más recursos económicos y logísticos para favorecer a los periodistas que están a diario retratando la realidad cubana”. Y acotó: “Hacer periodismo independiente representa una gran inversión”.

Asimismo, Martínez asumió como otro desafío “el trabajo con las fuentes de información” frente a la posición asumida por los funcionarios gubernamentales de “no responder las llamadas y de cerrarles las puertas a los periodistas que son voceros de las noticias que no se resaltan en los medios oficialistas”.

Anotó que el tercer reto lo enfrenta el periodista “que está en la calle” y debe retratar la realidad cubana “apartando el anticastrismo del buen periodismo”.

“Tenemos al periodista Iván Garcia, como colaborador de DIARIO LAS AMÉRICAS en Cuba, quien presenta crónicas de la calle, de la gente, que son una visión fresca de la isla de hoy, retratando esa realidad que pocos conocen dentro de la comunidad”, señaló.

Y agregó: “Tenemos lectores en Mongolia que no conocen la realidad de Cuba o de Venezuela y hay que presentarles a ellos, más por respeto, las dos caras de la noticia. No estoy de acuerdo con hacer periodismo de trinchera, diciendo todo el tiempo que los Castro reprimen. Hay otras historias para resaltar”.

IVAN GARCIA conf internet cuba 2016
El periodista Iván García (centro) diserta en la conferencia.
El periodista Iván García (centro) diserta en la conferencia.

“Buena fuente de ingresos”

A su turno, el disidente cubano Eliecer Ávila, promotor del proyecto Somos Más, que participó en el panel La realidad del internet en Cuba, dijo que “hay muchachos en las provincias de Cuba, haciendo periodismo independiente, que están fundando canales de televisión, incluso como una fuente de negocio”.

Para el opositor, que ha liderado diferentes acciones de rechazo a las políticas del gobernante Raúl Castro, el reto es “hacer sostenible el periodismo independiente y lograr que estos periodistas no se vayan de Cuba, que es lo que siempre hemos visto”.

“Yo creo que cada vez más se puede vivir del periodismo independiente en Cuba, porque es legítimamente correcto que estos comunicadores cobren por sus artículos, por sus trabajos, y cada vez hay más periódicos, revistas, páginas web, que aceptan las contribuciones de periodistas independientes en Cuba, en texto o audiovisual, y les pagan por esos trabajos”, subrayó.

Pero, advirtió, que uno de los factores desalentadores del periodismo ajeno al contexto estatal son los bajos salarios o ingresos de las personas que lo ejercen. Según Ávila, algunos de estos comunicadores pueden recibir alrededor de 20 dólares por artículo de prensa, “cuando un trabajo de estos algunas veces les lleva hasta una semana de investigación”.

Añadió el disidente que “hemos fundado una academia llamada 10-10 que pretende ser la primera escuela independiente de ciencias políticas, y allí estamos formando a futuros candidatos libres en Cuba, jóvenes que tienen inclinación por la política, la economía, el derecho, el emprendimiento y la comunicación, entre otras materias”.

“Diferenciar el periodismo”

Entre tanto, el jefe de edición de Radio Martí, Álvaro Alba, opinó que otra de las metas que se está cumpliendo en “la Cuba de hoy” es diferenciar “lo que es periodismo independiente de lo que no es realmente periodismo”.

“Todos coincidimos en que se está haciendo periodismo independiente en Cuba, y eso es bueno, pero llegó un momento en que debíamos diferenciar lo que era periodismo de aquello que era oposición al Gobierno”, explicó.

Acorde con Alba, el periodismo “debe ser objetivo” por encima de cualquier otra premisa y, agregó, “una denuncia puede nacer en un programa de radio y, por oficio, hay que llamar y confirmar lo que se va a decir, aunque provenga de Cuba”. Y enfatizó: “En Radio Martí, noticia que no esté confirmada, no sale”.

“Hacen falta recursos”

Otro de los panelistas invitados fue el periodista Wilfredo Cancio Isla, exsubdirector de DIARIO LAS AMÉRICAS y editor creador del medio en línea Café Fuerte, quien atribuyó a “la falta de recursos económicos” un mejor periodismo independiente en Cuba.

Cancio dijo que “para medios como el mío, día a día es más difícil enviarles dinero a nuestros colaboradores, que tienen necesidades como todo el mundo, porque partimos del hecho de que el talento no se da gratis y ellos merecen que se les pague”.

Aseveró que “por mucho tiempo en Café Fuerte tuvimos un periodista que fue satanizado por el Gobierno, se pasó al periodismo independiente, debía escribir bajo un seudónimo, luego se vino a Miami y hoy tenemos un vacío en la isla”.

Bajo acceso a la información

Según la organización no gubernamental Freedom House, Cuba es el país más restrictivo de América en tecnología de la información y la comunicación y además tiene una de las tasas más bajas de acceso a internet en el mundo.

Cifras reveladas por esta entidad muestran que sólo el 5 % de la población tiene acceso a internet, bajo “la vigilancia del Gobierno”, mientras un 25 % puede enviar y recibir correos electrónicos.

Conectarse desde casa solo es posible a un reducido grupo de personas autorizadas por el Gobierno cubano y la gran mayoría de los cubanos tienen como alternativa los 1.006 puntos públicos de navegación por internet, incluidas 200 zonas wifi de conexión inalámbrica, que, según el monopolio estatal de telecomunicaciones Etecsa, existen en el país, donde la tarifa a pagar es dos dólares para la red nacional de portales y seis dólares la hora para las fuentes de información del exterior, en un país donde el salario promedio oscila alrededor de 500 pesos cubanos, lo cual representa unos 20 dólares al mes.

En esas zonas wifi se registran un total de 250.000 usuarios al día, de los 11 millones y medio de habitantes que conforman la población de la isla.

El periodismo independiente crece en Cuba

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar