SAN JUAN.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, convirtió hoy en ley el Proyecto del Senado 1101 que elimina la certificación obligatoria de instalación adecuada de los asientos protectores para niños.

En su lugar, se exhorta a la ciudadanía a obtener una certificación voluntaria por técnicos certificados sobre la instalación correcta de los asientos protectores o los llamados "booster seats", utilizados para niños de entre los 3 y 7 años de edad.

Te puede interesar

Por su parte, el secretario de Asuntos Públicos y Política Pública del Gobierno de Puerto Rico, Ramón Rosario, dijo que el gobernador crea esta ley después de que había ordenado el pasado 23 de septiembre una moratoria a la implementación de este requisito, que conlleva una multa administrativa.

"De igual forma, presentó un proyecto de ley para enmendar la legislación que requería la certificación. Dicho proyecto fue aprobado diligentemente por la Asamblea Legislativa y el primer ejecutivo lo convirtió en ley", indicó.

"Aunque queda eliminada la multa administrativa, se viabiliza un proceso ordenado de orientación sobre la instalación responsable de los asientos protectores en las estaciones de bomberos o en los centros autorizados", puntualizó.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la prohibición de los viajes culturales y las visitas en cruceros o embarcaciones privadas a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas