viernes 2  de  diciembre 2022
VENEZUELA

En La Habana se diseña represión contra opositores venezolanos

La nación sudamericana ha sido atractiva para los países comunistas no solo por su situación geográfica, sino por sus riquezas naturales

1 de octubre de 2022 - 09:24

MIAMI/ESPECIAL.- El encargado de crear una red de represión y persecución en todas las instancias de poder en Venezuela es uno de los hombres más comprometidos con la elite del régimen cubano y a su vez, uno de los actores más peligrosos en la nación sudamericana durante los últimos 20 años. Se trata de Ramiro Valdez, uno de los llamados comandantes históricos de la dictadura cubana, cuyo actuar en Venezuela cumple la finalidad de evitar que el descontento lleve a lo población a formar agrupaciones fortalecidas capaces de sacar a Nicolás Maduro del poder.

Así se desprende de una entrevista dada en exclusiva por el doctor Armando Arratia a Diario Las Américas.

Arratia, magister en Derecho Penal, corredactor del Código Orgánico Procesal Penal; expresidente del Circuito Judicial Penal del estado Miranda, Fiscal del Ministerio Público y juez de la nación, asegura que Venezuela ha sido codiciada por las naciones comunistas desde la época de la invasión de Machurucuto en 1967, cuando un contingente de espías fuertemente armados, proveniente de La Habana, Cuba, intentó entrar secretamente al país, bajo las órdenes de Fidel Castro. Pero fue un fallido movimiento que terminó con la detención de los militares, la denuncia de Cuba como país terrorista ante la OEA y el rompimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

Pero Arratia afirma que ese fracaso no hizo que Fidel Castro se olvidara de su anhelada Venezuela.“Por qué Venezuela”, se pregunta el abogado. Porque “las riquezas [naturales] de Venezuela sobrepasan cualquier nivel de normalidad económica de un país. Mientras otros países dependen del oro, o del petróleo, o de alguna riqueza natural o manufacturada, Venezuela tiene varias riquezas juntas que la hacen apetecible. Porque además de petróleo, tiene oro, bauxita, coltán que ahora se cotiza muy bien en los mercados internacionales. Y el coltán es la materia prima estratégica para producir los celulares que son la comunicación del mundo. Por eso es por lo que China y Rusia le han puesto el ojo a Venezuela, ya que también está muy cerca de Estados Unidos”.

Tras el fracaso de la invasión a la fuerza, el régimen de Castro creó una colonización a través de las ideas y con Hugo Chávez encontraron la manera perfecta de penetrar al pueblo de Venezuela para ideologizar”, apuntó el entrevistado.El experto recordó que “en el primer gobierno de Chávez comenzó la penetración de Cuba a Venezuela. Y no fue sino con las llamadas ‘misiones’ con las que se fueron colocando a representantes de los Castro en puestos estratégicos. Esas misiones conocidas como la Misión Vivienda, la Misión Barrio Adentro (con miles de médicos regados por todo el país), la Misión Milagro que llevaban gente a Cuba, supuestamente, para operar de cataratas, pero todos sabemos que eran ideologizados por las diferentes entidades cubanas con las que tenían contacto”.Arratia resaltó que ese fue un engaño de Hugo Chavez, ya que en ese momento Venezuela contaba con una mejor tecnología que Cuba para atender a pacientes con problemas en la vista, por lo que es difícil pensar que esos viajes eran solo para atender casos de salud. “Eso son cristales de diamantes disfrazados”.

Valdez detrás de todo

A juicio de Arratia para todo este proceso de invasión desde diferentes espacios, estuvo el señor Ramiro Valdez quien tenía la experiencia del modelo cubano y que no iba a permitir que movimientos opositores venezolanos le quitaran al país, que tantos años logró para apoderarse.

“Hay que recordar que Venezuela ha tenido momentos clave para lograr la libertad del país pero no se ha podido alcanzar, y parte de la responsabilidad de esos fracasos se lo debemos a la mente de Ramiro Valdez. Quien en un principio apareció como la mente maestra para recuperar el servicio de energía eléctrica, lo cual nunca ocurrió”.

Resalta Arratia que al ver el descontento que había en Venezuela en 2014, comenzó a trabajar en tres frentes. Primero el político, luego la filtración del estamento militar y por último, la represión de las manifestaciones.“Los cubanos comenzaron a crear una serie de empresas para atender diferentes áreas de servicio, y se las entregaron a manos de los militares, como una manera de darle dinero y poder. Antes eran 30 generales, ahora son 300. En su gran mayoría, cerca de unos 260 no tienen qué hacer, mientras que el resto es probable que tengan un sitio donde trabajar a nivel de comando”.

Asegura que la colocación de Valdez al frente del sistema eléctrico fue una excusa, para que él pudiera moverse con facilidad en el país y dirigir las acciones. “Él es quien ordenó la represión de las protestas donde fallecieron unos 50 venezolanos, quienes en algunos casos murieron con tiros en la cabeza. Esa fue una orden indicada desde el poder, para matar, para acorralar y amedrentar a la gente. Pero la gente no se acorraló y fueron por los más jóvenes. En muchos casos fueron tiros calculados en la cabeza, para calmar cualquier intento de protesta contra el régimen de Maduro”.

Resaltó además que Ramiro Valdez ha logrado intervenir al ejército venezolano con la colocación de cubanos en los diferentes componentes, por lo que afirma que él no busca otra cosa sino evitar que entre militares venezolanos se pongan de acuerdo para armas una insurrección, porque el descontento lo hay.

Para Arratia la oposición venezolana no ha sabido contrarrestar esos métodos impuestos desde el aparato represivo cubano que según estima, llevan un paso adelante. “Nosotros como oposición no hemos sabido cómo organizar una estructura, un brazo armado para combatir a los delincuentes que están en el poder, como Ramiro Valdez que estamos seguros que en algún momento se enfrentará con la justicia y pagará por sus crímenes que tanto daño le han hecho a Venezuela”.

Arratia afirma de manera contundente que Venezuela requiere una operación militar quirúrgica para sacar del poder a aquellos que defienden su revolución y al proceso cubano. Una operación que saque a los que han sumergido a Venezuela en una intensa crisis que no tiene, por ahora y con ellos en el poder, posibilidad de mejorar.

Por Aparecida Jiménez/Especial

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar