CARACAS.- El masivo flujo de ciudadanos de Venezuela a Colombia está afectando al gobierno de Bogotá en la implementación de un histórico acuerdo de paz, advirtió el máximo responsable militar estadounidense para la región, según reseñó el diario venezolano El Nacional en su portal web.

“Muchos recursos previstos para la reintegración de los ex miembros de la guerrilla FARC a la sociedad han tenido que redirigirse a asistir a los venezolanos que han huido de la devastación económica de Venezuela”, afirmó el almirante Kurt Tidd, jefe del Comando Sur de Estados Unidos.

Luego de firmar un pacto de paz en noviembre de 2016 con el presidente Juan Manuel Santos, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia acordaron desarmar a sus 7.000 combatientes y pasar a la vida civil, tras más de 50 años alzadas en armas contra el Estado. El acuerdo también intenta garantizar que miles de ex combatientes se reintegren a la sociedad colombiana. Pero, según el almirante, algunos de esos fondos de reintegración tuvieron que desviarse para atender a los venezolanos que huyen de su país.

La enorme salida de venezolanos desesperados, sin comida, medicinas o medios para mantenerse, y el impacto en los países vecinos, es una gran preocupación para Estados Unidos. “Hemos visto decenas de miles en Perú. Hemos visto decenas de miles en Brasil”, añadió Tidd, y señaló que probablemente un millón de venezolanos se fueron a Colombia.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró en agosto pasado que evaluaba una serie de escenarios para Venezuela, incluida una posible opción militar de ser necesario. Tidd no opinó sobre si una opción militar ayudaría a resolver la situación. “En este momento vamos a hablar de cuidar al pueblo venezolano y ayudar a los países vecinos a lidiar con eso”, dijo.

El presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, diputado Luis Florido, anunció que el órgano legislativo aprobó la designación de un grupo de venezolanos en el exterior para atender cada una de las denuncias de la diáspora venezolana.

Destacó la importancia del proyecto que forma parte del plan de trabajo estratégico de la comisión, que busca atender la fuerte situación que viven venezolanos en el exterior, sin distingo político. “Los delegados serán receptores de denuncias y representarán a la Comisión de Política Exterior. Será el enlace con la ciudadanía venezolana y servirá como apoyo institucional al Parlamento venezolano”.

En un comunicado el legislador señaló que los delegados designados tendrán como función continuar en cada país las gestiones iniciadas por diputados de la Comisión de Política Exterior: “Deben dar seguimiento al trabajo parlamentario en la atención de los compatriotas, promover mejoras en las condiciones migratorias e intentar la flexibilización en pasaportes de los venezolanos frente a la crisis”.

El texto destaca que ya designaron un primer grupo de delegados, que trabajará de manera voluntaria.

Florido informó que el próximo 13 de junio en la reunión de la Comisión de Política Exterior “escucharán las observaciones que hay sobre los delegados y la necesidad de ampliar donde haya que hacerse y revisar para mejorar esta iniciativa. La Asamblea Nacional está abierta para seguir atendiendo a la diáspora venezolana”, recalcó.

FUENTE: AGENCIAS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario