MANAGUA.- Ciudadanos "autoconvocados" de Nicaragua y diversas organizaciones de la sociedad civil pidieron hoy la renuncia inmediata del presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, y la instalación de una junta de transición, para superar la crisis que ha dejado cerca de 300 muertos en Nicaragua.

"Exigimos la salida inmediata del régimen Ortega-Murillo, por crímenes de lesa humanidad (...) Cada día con estos genocidas en el poder significa más muerte y sufrimiento para el pueblo de Nicaragua", indicaron los "autoconvocados", en un pronunciamiento.

Los autoconvocados son un movimiento nacional de estudiantes y profesionales, sin líderes visibles ni una estructura definida, que ha sido protagonista de las protestas contra el Gobierno de Ortega.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y organismos humanitarios nicaragüenses han responsabilizado al Gobierno de Daniel Ortega de graves violaciones a los derechos humanos en el marco de la actual crisis.

Las violaciones incluyen "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país", según la CIDH, lo que ha sido rechazado por el Gobierno de Nicaragua.

Los "autoconvocados" también propusieron la "confirmación de una junta de transición, constituida por entre cinco y siete miembros", cuyas funciones sean "restaurar las instituciones y la Constitución, así como garantizar las condiciones para nuevas elecciones".

De la misma manera exigieron al Ejército de Nicaragua que se pronuncia sobre la existencia de armas de guerra en grupos paramilitares "y bandas delincuenciales que asesinan a nuestro pueblo".

"Clamamos la protección de los organismos internacionales in situ, para preservar la vida de los ciudadanos", mencionaron los "autoconvocados", quienes pidieron asesoría externa para "el desarme inmediato de todo lo paramilitares y formación de equipos especializados para evitar de raíz con la impunidad".

Asimismo, llamaron a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que participa en el diálogo nacional con el Gobierno, así como "a todos los movimientos ciudadanos y gremiales, a conformar una gran unidad nacional".

"El pueblo nicaragüense a gritos clama por su vida, que se vaya (Ortega) para preparar elecciones", remarcaron los "autoconvocados".

Nicaragua espera que la crisis sea resuelta en la mesa de diálogo nacional entre el Gobierno y la Alianza Cívica, que ya presentó en esa instancia una propuesta de adelanto de las elecciones a marzo de 2019, lo que el Ejecutivo no ha aceptado.

Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente.

Las protestas contra el Gobierno comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas