MANAGUA.- La Federación Coordinadora Nicaragüense de las ONG que Trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni) lamentó este sábado, Día del Niño, el ambiente en el que crecen los menores en el país centroamericano, que vive su peor crisis sociopolítica en décadas.

"Lamentamos que por el ambiente de violencia, represión y persecución a la ciudadanía, como asesinatos, prisión y exilio forzado, a la niñez y adolescencia no se le garantice su integridad física, psicológica, vivir en familia y seguros", indicó Codeni, en una declaración pública.

Te puede interesar

Nicaragua lleva hundida en una crisis desde abril de 2018, cuando una aparente mayoría se levantó en la llamada "insurrección cívica" contra el gobernante Daniel Ortega, cuyas fuerzas combinadas han sido responsabilizadas por cientos de muertos, presos y desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles de exiliados.

Entre las víctimas mortales Codeni ha identificado a 29 menores de edad, además de 19 niños bajo diferentes regímenes carcelarios como "presos políticos".

Una cantidad no específica de niños que sufrieron desplazamiento forzado junto con sus padres viven hoy "en situaciones precarias e inhumanas dentro y fuera del país", según Codeni.

La federación también resaltó el caso de una menor de 12 años, "víctima de feminicidio", quien "estuvo desaparecida un año, sin que las autoridades correspondientes hicieran las debidas diligencias para encontrarla".

De igual manera repudió "la partidización del sistema de educación pública, que desnaturaliza los procesos de aprendizaje y se coarta la libertad de expresión de los estudiantes, violando el Código de la Niñez y la Adolescencia".

Asimismo exigió el cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño y de la legislación nicaragüense, para que se haga justicia a los menores que han sido víctima de la violencia gubernamental, y demandó al Estado su protección.

Según Codeni, la niñez en Nicaragua atraviesa dramas ocultos, capaces de crear una generación de jóvenes transgresores si no es atendida de inmediato.

Hambre, discriminación, desplazamiento forzoso, orfandad, pérdida de valores o menos posibilidades de éxito escolar y dificultades para socializar, están entre los dramas que enfrenta la niñez de Nicaragua, especialmente entre los 9 y los 18 años, sobre todo los hijos de manifestantes muertos, desaparecidos, presos o en el exilio, de acuerdo con Codeni.

Defensora afirma que en el Día del Niño "no hay nada que celebrar en Nicaragua"

La defensora Yonarqui Martínez, conocida como "la abogada de los presos políticos", afirmó que "no hay nada que celebrar", en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado decenas de infantes muertos o torturados, y una generación infantil marcada por el dolor.

"No hay nada que celebrar (...) es difícil poder decirle Feliz Día del Niño a un menor que no ha visto a su padre, que no lo ha podido abrazar, al que cuando llega a la visita (de su padre o madre en prisión) los registran, les tocan sus partes", dijo a Efe Martínez, defensora de varios menores de edad acusados por el régimen de terrorismo y otros delitos.

Para Martínez, es un "dolor inmenso" conocer que incluso niños "fueron torturados igual que los adultos, con los menores se ensañaron más".

Los niños torturados por protestar contra Ortega fueron quemados con ácido o con colillas de cigarro, recibieron golpes, y se les hicieron heridas, recordó la abogada, según los testimonios de las víctimas.

Uno de los casos más famosos fue el de un adolescente de 14 años, que en septiembre pasado denunció haber sido secuestrado por agentes de la Policía Nacional, quienes utilizaron una jeringa para marcar en uno de sus brazos las iniciales "FSLN", del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional.

La defensora afirmó que incluso sus propios hijos son víctimas, porque sus preocupaciones deberían ser las tareas de la escuela o cómo colorear, en cambio, permanecen temerosos de si algo le ocurre a su mamá o su papá.

Martínez insistió en que basta ver que el régimen no se ha interesado por la salud mental de los niños, para saber que es necesario un cambio de autoridades.

"Esperamos que esto termine para que comencemos a sanear el alma y el corazón de todos esos niños", resaltó la abogada.

La crisis de Nicaragua ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales informan de 594, y el régimen no reconoce 199.

La CIDH ha reiterado que a lo largo de la crisis el régimen ha cometido crímenes "de lesa humanidad".

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la prohibición de los viajes culturales y las visitas en cruceros o embarcaciones privadas a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas