MIAMI.-La Fiscalía colombiana colectó nuevas pruebas en el caso del secuestro, violación y homicidio de la niña de siete años, Yuliana Samboní.

Según reporta el diario bogotano El Espectador la Fiscalía General le solicitó a un juez de control de garantías legalizar las pruebas recolectadas en los últimos días en la investigación.

El ente investigador inspeccionó los teléfonos celulares entregados de manera voluntaria por Francisco y Catalina Uribe Noguera, hermanos del asesino de la niña, Rafael Uribe

Los investigadores tratan de verificar los mensajes que se cruzaron los hermanos Uribe Noguera el domingo 4 de diciembre cuando a Francisco Uribe, se le informó sobre el hecho que una camioneta que estaba a su nombre estaba siendo buscada porque presuntamente en ella se había raptado a una menor en el barrio Bosque Calderón en la localidad de Chapinero.

Igualmente buscan determinar la ubicación exacta de las cuatro personas ese día, por lo que ha solicitado realizar análisis links de las respectivas líneas acreditadas. El ente investigador estudia la veracidad y coherencia de las versiones entregadas por Francisco y Catalina Uribe Noguera sobre las actividades que adelantaron ese día.

El pasado jueves el fiscal General, Néstor Humberto Martínez aseguró que en los próximos días se concluirá esta investigación. Esto debido a que ya se identificaron a todos los partícipes y responsables en estos trágicos hechos.

En las pesquisas se ha logrado identificar la participación de cada uno, hecho por el cual una vez concluida esta etapa se anunciaran nuevas decisiones de fondo, dijo El Espectador.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario