Un tribunal de Curazao falló a favor del Banco Central de Curazao y San Martín (CBCS) ante la solicitud que hiciera el ente para que se declarase la bancarrota del Banco del Orinocon NV, que forma parte del Grupo Financiero BOD.

Te puede interesar

El 8 de septiembre pasado, el Tribunal de Primera Instancia de Curazao sentenció una medida de emergencia o intervención en contra del Banco del Orinoco N.V, a solicitud del Banco Central de Curazao y San Martin.

Como efecto de la medida, quedaron suspendidos los servicios regulares del Banco del Orinoco N.V. a partir de ese momento.

El Banco Central de Curazao y San Martin justificó su solicitud de declaración de bancarrota en el hecho de que "contrariamente a lo que BOD alegó al momento de la regulación de emergencia, no se colocaron activos de BOD en los tres depositantes de valores Farringdon, Welden y Vistra", como lo había mencionado BOD. Asimismo, el Banco Central de Curazao y San Martin alegó que BOD ha utilizado "documentos falsificados en sus informes financieros" dirigidos al ente emisor y a los auditores externos.

"Según CBCS, los activos solo se han rastreado por unos cientos de miles hasta la fecha, en comparación con las obligaciones de más de 1,5 mil millones a los depositantes (en su mayoría venezolanos y otros latinoamericanos) y las obligaciones relacionadas con las operaciones comerciales de BOD, incluidas las obligaciones respecto a salarios y alquileres".

Por tal motivo, CBCS solicitó la conversión de la regulación de emergencia en bancarrota.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario