TEGUCIGALPA.- Un tribunal declaró culpable por segunda vez a la ex primera dama hondureña Rosa Elena Bonilla de Lobo en un juicio que fue repetido por inconsistencias en el primer proceso, en el que había recibido una pena de 58 años de cárcel que fue anulada.

La esposa del expresidente Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), a quien Estados Unidos le prohibió la entrada a su territorio por supuestamente aceptar sobornos de narcotraficantes a cambio de favores políticos, fue hallada responsable de los delitos de fraude y apropiación indebida de fondos públicos.

Te puede interesar

Por su parte Saúl Escobar, quien fungió durante el gobierno de Lobo Sosa como secretario privado de Bonilla de Lobo, fue declarado culpable de fraude.

La audiencia de individualización de la pena, en la que se conocerá el tiempo que ambos deberán pasar en prisión, se programó para el próximo 28 de marzo. La pena para el delito de fraude oscila entre 12 y 16 años de reclusión, mientras que para la apropiación indebida es de 7 a 9 años.

Tras conocer el nuevo fallo del juez la fiscalía solicitó que se le revoque la medida cautelar de prisión domiciliaria a ambos y se proceda a decretar su prisión preventiva.

“A ellos se les acusa de haberse apropiado de fondos públicos que estaban destinados a proyectos sociales”, expresó a The Associated Press Lucía Villars, vocera del Poder Judicial.

A ambos se los vincula con el caso denominado “Caja chica de la dama”, que fue divulgado inicialmente por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH) de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según el Ministerio Público, la esposa del exmandatario se apoderó de más de 12 millones de lempiras (unos 480.000 dólares), que tomó de una cuenta a nombre del Despacho de la Primera Dama y la Casa Presidencial y depositó en su cuenta personal cuatro días antes de que terminase el mandato de su esposo.

La Fiscalía también señala que se apropiaron de 16 millones de lempiras (unos 650.000 dólares) que sacaron a través de más de 70 cheques emitidos a nueve empresas de fachada entre 2011 y 2015.

La investigación, que duró cuatro meses, concluyó con la captura de la exprimera dama en febrero de 2018, fecha desde la cual estuvo en prisión en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social.

El 4 de septiembre de 2019, la esposa del expresidente fue condenada a 58 años de prisión por tres delitos de apropiación indebida y ocho de fraude, mientras que Escobar recibió una pena de 48 años por varios delitos de fraude.

No obstante, el 13 de marzo de 2020, la sala de lo penal de la Corte Suprema de Justicia resolvió por unanimidad anular la sentencia de ambos y ordenó que se realice un nuevo juicio, aduciendo un mal procedimiento en el desarrollo del primer proceso. Posteriormente los dos quedaron en libertad.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.75%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.56%
28051 votos

Las Más Leídas