MIAMI.- Las autoridades migratorias de Estados Unidos han negado la entrada en la frontera con México a más de 3.500 inmigrantes cubanos en los últimos siete meses, la gran mayoría de ellos intentaron entrar por Laredo (Texas).

Según datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, en inglés), 3.522 cubanos no fueron admitidos en el país desde el pasado 1 de octubre, cuando comenzó el presente año fiscal.

El número, sin embargo, es inferior si se compara proporcionalmente con los 15.410 de todo el año fiscal 2017.

Además de Laredo, los inmigrantes acuden a los puestos fronterizos de El Paso (Texas), Tucson (Arizona) y San Diego (California).

La reducción del flujo de inmigrantes cubanos ha sido evidente desde que en enero de 2017 el expresidente de Estados Unidos Barack Obama (2009-2017) canceló la política de "pies mojados/pies secos" decretada en 1995.

Antes, los cubanos que tocaban territorio en Estados Unidos eran favorecidos con la Ley de Ajuste Cubano y su política de "pies secos/pies mojados", mientras que los otros eran deportados a la isla.

Ahora, esa diferencia no importa y todos los inmigrantes cubanos deben llegar al país con documentos legales, ya sea por mar, aire o tierra, y si lo desean deben pedir asilo político bajo un argumento de "miedo creíble de regresar a Cuba" y esperar meses detenidos en EEUU sin la certidumbre de que será aprobada la solicitud.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estaría usted de acuerdo con pagar 60 o 100 dólares más al año de impuesto a la propiedad en Miami-Dade para aumentar el salario de los maestros hasta 20%?

Las Más Leídas