dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Juan David Vélez, miembro del Partido Centro Democrático, que lidera el expresidente Álvaro Uribe Vélez, es un experto en Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), que aspira a convertirse en el congresista que represente a los colombianos en el exterior por los próximos cuatro años.

Vélez visitó la redacción de DIARIO LAS AMÉRICAS y durante una transmisión a través de Facebook Live, que sigue disponible para verse en línea, habló sobre las motivaciones de su aspiración, y al referirse a la desmovilizada guerrilla de las FARC afirmó que los líderes de esa organización siguen siendo los capos del negocio del narcotráfico en Colombia, en alianza con militares venezolanos y la dictadura cubana.

Dijo, además, que si el candidato de su movimiento político a la presidencia de Colombia, Iván Duque, logra el éxito en las urnas el próximo 27 de mayo, el partido en su conjunto iniciará un referendo para derogar el acuerdo de paz firmado por el presidente Juan Manuel Santos con las FARC, buscando que la cúpula de esa guerrilla pague cárcel por sus delitos.

También dijo que no solo Timochenko representa la posibilidad de que Colombia sea sometida al socialismo del siglo XXI, sino también otros candidatos de izquierda, entre los que nombró a Gustavo Petro, Humberto De la Calle y Sergio Fajardo.

Las estadísticas muestran que los cultivos ilícitos y la producción de coca aumentaron durante el Gobierno de Juan Manuel Santos. ¿Qué se debe hacer para bajar de nuevo esas cifras?

Álvaro Uribe Vélez recibió un país con 168.000 hectáreas sembradas de coca al inicio de su Gobierno, y ya en el 2010 se reportaban solo entre 46.000 y 50.000 hectáreas, con un manejo bilateral con los Estados Unidos. El Plan Colombia fue muy efectivo en la lucha frontal contra el narcotráfico. Tuvimos varias iniciativas como el programa de Familias Guardabosques y la aspersión aérea con una efectividad del 70 %. El Gobierno de Juan Manuel Santos decidió suspender la aspersión aérea y la sustitución de cultivos ilícitos en el año 2012 debido a las negociaciones con los narcoterroristas de las FARC. Hoy tenemos unas 225.000 hectáreas de coca en toda Colombia, y también se ha aumentado el número de toneladas de cocaína que se envía a Estados Unidos.

¿Durante las negociaciones de paz con las FARC se disparó la producción de coca en Colombia?

Claro que sí. Ahí están las cifras que muestran un serio aumento desde el 2012 hasta el 2016. Este año, según la CIA, no ha podido continuar el plan de sustitución de cultivos ilícitos, porque ese fue un requisito que pidió las FARC para poder negociar. Hay que recordar que las FARC es el cartel de las drogas más grande del mundo, que ha manejado la cocaína en Colombia en alianza con militares venezolanos y la dictadura cubana para exportarla a suelo estadounidense, incluso con el cartel de Sinaloa, en México. Y hoy vemos cómo los líderes de las FARC, que siguen siendo los capos de este negocio, aspiran a ocupar posiciones de poder en Colombia y andan muy tranquilos por las calles.

¿Cómo ve usted el tema de la paz en Colombia?

En primer lugar no es la paz, es un acuerdo entre el presidente Juan Manuel Santos y las FARC, que incluso fue rechazado ampliamente por los colombianos el 2 de octubre de 2016. ¿Por qué? Porque quienes cometieron delitos de lesa humanidad no pagan ni un día de cárcel, quienes reclutaron niños y tenían el negocio del narcotráfico iban a ser candidatos a la presidencia o tener curules directos en el Congreso. Hay que entender que esta narcoguerrilla está promoviendo el socialismo del siglo XXI, apoyada con el dinero del narcotráfico que no han entregado, y ahora hacen política con unas disidencias de las mismas FARC, usando sus armas para que voten por sus candidatos. Colombia está un riesgo de convertirse en otra Venezuela.

Si el Partido Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe, al que usted pertenece, logra el poder presidencial, ¿qué debe pasar con el acuerdo de paz firmado con las FARC?

Yo aspiro que Iván Duque sea el presidente de Colombia este año, que acompañado de Marta Lucía Ramírez y de Alejandro Ordóñez, de la gran coalición que ganó por el "No" el 2 de octubre lleguemos con mayorías al Congreso el 11 de marzo para hacer los cambios que está pidiendo el país, y por eso hemos recogido firmas para un referendo derogatorio, con tres puntos: primero, la no participación de quienes hayan cometido delitos de lesa humanidad. Timochenko, Santrich, Iván Márquez no pueden aspirar al Congreso ni a la presidencia; deben pagar primero sus delitos. En segundo lugar, sacar esos acuerdos de la Constitución porque fueron rechazados por el elector primario. Y el tercer punto: la Justicia Especial para la Paz, que le da impunidad a los terroristas y está persiguiendo a la oposición.

A pesar de las imperfecciones del acuerdo con las FARC, ¿no es mejor que Colombia hable de paz y no de guerra?

Por lo menos el Centro Democrático jamás ha hablado de guerra. Nosotros tenemos una posición muy sencilla: para lograr la paz se requiere justicia. La paz no puede premiar al delincuente porque eso genera un mal ejemplo para las futuras generaciones. El criminal que secuestró durante 40 años ahora va a ser congresista. ¿Qué nos va a dejar un congresista que tiene muertos encima? Yo me he preparado para servirle a Colombia; he dedicado mi vida a la universidad, no me he pasado un semáforo en rojo, no me he robado un caramelo en una tienda porque quiero dar un buen ejemplo. No podemos premiar a los terroristas. Es bueno que si hay desmovilizados, que ellos puedan entrar a participar en política, pero que lo hagan bajo las mismas reglas que estamos entrando nosotros; no premiados directamente en el Congreso.

¿Qué piensas de alias Timochenko?

Hay que verlo con la historia. Lenin fue indultado. Fidel Castro fue indultado. Hugo Chávez fue indultado después del golpe en Venezuela, ahora este señor camina por las calles de Colombia a pesar de que tiene 450 años en condenas. No ha pasado ni siquiera por la Justicia Especial para la Paz, diseñada por ellos mismos, y ahora nos entrega unos discursos de moralidad, de ética y de buen gobierno, una persona que se dedicó a secuestrar y a matar. Él no estaba en ninguna luchar por la igualdad, él lo que quiere es el poder para implementar el socialismo, tal como lo dice abiertamente. Pero hay una cosa muy importante: no es solo Timochenko. Él es lo más cercano al socialismo, pero también tenemos a Gustavo Petro, también indultado después de haber cometido delitos, pero igual tenemos a Humberto De la Calle y a Sergio Fajardo, que es el camuflado, que siguen el mismo juego, que están pidiendo una unión con las FARC para llegar al poder y derrotar al uribismo. El país tiene que definir en estos momentos si quiere llegar a parecerse a Venezuela o a volver hablar como hablábamos en el 2010 cuando Colombia era el ‘milagro latinoamericano’, cuando hablábamos con Estados Unidos de intercambio comercial, no de narcóticos como lo están haciendo hoy los gobiernos de Donald Trump y Juan Manuel Santos.

Uribe llevó a Santos al poder y más tarde Santos reclamó su independencia. Ahora Uribe quiere llevar a Iván Duque. ¿Cómo no ver a ese candidato como una marioneta del expresidente?

Dejando a un lado los personalismos. el Centro Democrático ha demostrado en el Congreso que es un partido disciplinado, que va en bancada. Iván Duque es una persona preparada, independiente y cercano al presidente Uribe. No tiene que ser marioneta de nadie, pero realmente lo que tenemos que elegir el próximo 27 de mayo son las políticas en las que creemos, las políticas del Centro Democrático, como volver a la seguridad democrática, a la cohesión social, al diálogo popular permanente, al estado austero y descentralizado que no tenga tantos gastos como el del gobierno de Juan Manuel Santos y a una confianza inversionista en donde generemos empleo y riqueza.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas