Embed

MIAMI.- "Hay tres patrones fundamentales que afectan el ejercicio de la libertad de prensa", definió Edison Lanza, relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en entrevista concedida a DIARIO LAS AMÉRICAS, durante la tercera jornada de sesiones de la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que sesiona en la ciudad de Coral Gables.

Te puede interesar

"No en todos los países la libertad de prensa y expresión están afectadas por los mismos problemas", precisó. "Por ejemplo, en Cuba, Nicaragua y Venezuela, a partir de los regímenes imperantes en esos países,"al no haber garantías para el estado de derecho, tampoco existe la posibilidad de que se respete la libertad de expresión".

"Luego hay países donde la vulneración de la libertad de expresión tiene que ver con la existencia del crimen organizado, como los casos de México, Honduras y algunas regiones de Brasil. En algunos de estos lugares, el crimen organizado está respaldado por autoridades locales".

Además, añadió Lanza, "está el caso de sociedades donde líderes políticos y funcionarios públicos lanzan ataques a los medios y a los periodistas, los estigmatizan y descalifican".

Lanza apuntó que cuando se trata de gobiernos forajidos y despóticos, la libertad de expresión está mucho más desprotegida.

Se refirió a que a partir del informe anual de la comisión que representa, las violaciones a la libertad de prensa cometidas en el último año dan cuenta del cierre arbitrario y la confiscación sistemática de medios en países como Venezuela y Nicaragua.

Otros ejemplos de violaciones sistemáticas a la libertad de expresión en el continente, a partir de sus declaraciones, se localizan en Perú, con casos sistemáticos de procesamiento penal contra periodistas; Colombia, donde muchos comunicadores son blanco de ataques verbales a través de las redes sociales y la estigmatización de la prensa en otros países, como Brasil.

En Cuba, donde los arrestos arbitrarios a periodistas son hechos comunes, Lanza recordó que en la nación caribeña "el problema es de fondo", teniendo en cuenta que la propia Constitución vigente en ese país establece que los medios son del Estado. "Es decir, la sociedad está diseñada para que ningún medio pueda existir al margen de la oficialidad", declaró.

En los casos de Nicaragua y Venezuela, con la radicalización de los regímenes -señaló- hay mecanismos que conllevan a una situación parecida a la de Cuba, aun cuando jurídicamente la prohibición del periodismo independiente no esté establecida.

En Nicaragua -dijo el relator- la principal fuente de agresión a los periodistas es el propio Estado. Mientras en Venezuela prevalece la voluntad de cerrar medios de forma paulatina y el discurso oficial hacia la prensa independiente es supremamente "agresivo".

En sentido general, Lanza dijo sentirse "preocupado" por la situación que enfrenta el ejercicio de la prensa en el continente, porque cree que estamos en un momento "en el que la democracia parece estarse debilitando".

Aquí puede leer los informes por país emitidos en la asamblea.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario