El Consejo para la Transición Democrática en Cuba publicó un informe que aborda el impacto de la deuda contraida por el régimen castrista. Reproducimos el texto a continuación:

La deuda externa cubana impide el desenvolvimiento normal de la economía tanto por los recursos financieros corrientes que demanda el cumplimiento de su servicio, como por el impacto que tiene en la capacidad de captar los flujos crediticios y accionarios externos que requiere el país para consumo e inversión y que no pueden ser satisfechas con recursos propios.

Te puede interesar

Esto es algo difícil para cualquier país e imposible para Cuba dado el deterioro reflejado en los magros crecimientos de los últimos diez años y el decrecimiento 2021/2020, cercanos al 11%del Producto Interno Bruto (PIB)según admite el régimen.

Lo anterior se evidencia en el hecho de que las dificultades para honrar los compromisos de la deuda se mostraron desde los años anteriores al inicio de la pandemia, en especial durante el 2018 y el 2019, a pesar de las reconversiones y condonaciones negociadas con los países integrantes del llamado Club de París y con Japón, México y Brasil.

Tampoco ha sido exitosa la gestión de la deuda con tradicionales aliados, Rusia y China. El primero suspendiendo los proyectos resultantes del convenio para condonar el 90% de la deuda, la cual quedó así en tres mil millones de USD. Sin embargo, ni siquiera con ese alivio se cumplieron los compromisos contraídos por la parte cubana, motivando la suspensión de más de 90 proyectos por la parte rusa. China condonó 4.7 mil millones de USD, pero los incumplimientos motivaron la disminución del comercio bilateral en un 75% entre los años 2016 y 2019.

Existen además adeudos pendientes con países ex socialistas de Europa del Este, muy voluminoso con Argentina (2.7 millones de USD), Vietnam y especialmente con Venezuela, cuyos montos no se conocen por el tradicional hermetismo de ambos gobiernos, pero ante un eventual derrocamiento de Nicolás Maduro y la asunción del poder por la oposición sería un agravamiento del problema.

El economista cubano Emilio Morales, CEO de HavanaConsultingGroup, realizó un resumen reflejando la situación luego de los convenios de reestructuración de la deuda con varios acreedores arrojando un total de 51.556 millones de dólares.

Hagamos algunas puntualizaciones:

• Las agencias internacionales evaluadoras le otorgan a Cuba el último lugar en la escala para el valor de la moneda nacional, la calificación de riesgo-país para las inversiones y la valoración de la deuda. Eso significa entre otras dificultades la de captar inversionistas, la renegociación de la deuda y la obtención de créditos frescos. Obviamente estos factores justifican lo dicho al inicio de este informe sobre las dificultades que la deuda externa y su servicio causan al desenvolvimiento y futuro desarrollo de la economía cubana.

• Las reconversiones realizadas resultan, en palabras del economista Elías Amor Bravo, como el óxido nitroso, primero te hace reír y luego mueres. Eso explica que Cuba continuara construyendo hoteles en medio de la peor crisis de su historia, a pesar de que desde el 2019 se evidencio una baja con una ocupación media del 38% de la planta hotelera y agravando la estructura económica del país, tanto por sectores como por territorios. Pero así lo exigen los contratos de reconversión pactados, especialmente con España.

• El parque productivo cubano, destruido u obsoleto, indica que el país está descapitalizado a pesar del volumen de créditos obtenidos superior a los recursos entregados por EE UU a Europa al término de la II Guerra Mundial, el llamado Plan Marshall. Esto confirma la pésima administración de los recursos y la ineficiencia inherente al sistema económico vigente.

La historia de estos adeudos demuestra que en todos los casos la concesión de créditos al gobierno cubano tuvo motivaciones políticas más que razones económicas, y esto se hace más evidente en la medida en que no se honraron en su momento. La calificación del riesgo-país y en valor de la deuda se deterioraron según las entidades evaluadoras de riesgo. El último de gran envergadura, el otorgado por el gobierno brasileño bajo los mandatos de Lula y Dilma para el puerto de Mariel resulta absurdo y solo pudo motivarlo razones de afinidad política.

Tomando en cuenta lo anterior para un eventual gobierno de transición, de "no continuidad", será importante evaluar cada una de esas deudas y abrir una conversación sobre el concepto jurídico internacional de deuda odiosa, actuando en consecuencia. Desde la antigüedad se ha acudido a esa figura jurídica para rechazar obligaciones con las siguientes características:

1 - El gobierno del país recibe un préstamo sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos (o sus representantes electos).

2 - El préstamo se destina a actividades no beneficiosas para el pueblo (o se dilapidan o usan en otros destinos).

3 - Aunque el prestamista está informado de la situación descrita en los puntos anteriores concede el préstamo.

Hay ejemplos de no aceptación de obligaciones generadas por deudas odiosas. En Cuba, al nacer la República, el de los préstamos tomadas por España dando como garantía las llamadas rentas de La Habana; el rechazo de México a honrar las deudas contraídas por el Emperador Maximiliano y el rechazo de Irak ante las deudas contraídas por el gobierno de Saddam Hussein, entre otros.

Una República restaurada no debe heredar además de un patrimonio destruido, deudas y obligaciones con las características antes descritas lastrando su desempeño desde el inicio.

Nota: Para la confección de este informe se han consultado Anuarios del BNC; el Anuario Estadístico de Cuba; publicaciones de agencias evaluadoras como Moody´s, FMI, BM y BID; publicaciones de CEPAL y artículos firmados por E. Morales publicados en Diario De Cuba.com así como intervenciones de funcionarios gubernamentales en eventos recientes.

FUENTE: Consejo para la Transición Democrática en Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.85%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.73%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.42%
13149 votos

Las Más Leídas