MIAMI.- Marina López, madre del joven Bryan Murillo López, que murió a tiros a manos de la Policía Nacional, cuando los agentes incursionaron de manera violenta y disparando en su residencia mientras la familia dormía, dijo que su hijo Kener López, permanece en el hospital grave pero estable en la Unidad de Cuidados Intensivos, mientras el segundo herido Javier Cortez, se encuentra fuera de peligro.

Los dos heridos se encuentran en el hospital Oscar Danilo Rosales, de la ciudad de León. La mujer reveló que su hijo Kener ha sido sometido a dos cirugías y aunque su estado es grave permanece estable.

Te puede interesar

La Policía ingresó a la residencia de Marina, la madrugada del pasado 17 de julio, tiroteando el inmueble. López, que dio declaraciones a Radio Darío, rechazó el comunicado de la Policía en el que asegura respondió al ataque de delincuentes.

“Eso es mentira, ellos quieren tapar el sol con un dedo con lo que hicieron. El no cometió ningún delito”, recalcó.

López relató que el día de la masacre toda la familia dormía al momento que la policía allanó con violencia la vivienda. “Incluso estaba en la casa porque había peleado con su mujer, y no es lo que dice la Policía”, afirmó en referencia a su hijo Bryan que no residía con ella.

“Los criminales son ellos por la manera en que llegan a las casas a matar a como hicieron aquí con una masacre, entonces los criminales son ellos”, aseveró Marina López.

Los medios de comunicación en Nicaragua han informado que Bryan era un autoconvocado que participó en las protestas contra el régimen de Daniel Ortega.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas