@pppenaloza

CARACAS.- El miércoles 14 de febrero el mandatario venezolano Nicolás Maduro sorprendió a todos al anunciar que le había dado la instrucción al canciller para que se procediera de inmediato a abrir el consulado en Miami para que todos los venezolanos se inscriban en el Registro Electoral (RE), plenas garantías, plenos derechos para que todos se inscriban, para que todos voten, bienvenidos a la democracia”, expresó el miércoles el presidente Nicolás Maduro en el acto de apertura del año judicial.

La declaración de Maduro sorprendió a los venezolanos. El régimen chavista ha sido acusado de impedir a los emigrantes inscribirse en el RE y ejercer su derecho al sufragio, partiendo de la premisa de que la mayoría se opone a la revolución bolivariana. Se presume que facilitar este trámite se traduciría en un aumento del caudal de votos para la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Te puede interesar

El asunto fue abordado en el proceso de negociación de República Dominicana, que desembocó en un nuevo fracaso. La MUD propuso que el proceso de actualización del RE, tanto dentro como fuera de Venezuela, tuviera una “duración mínima de 15 días continuos”, y que se garantizara “el funcionamiento de los puntos de actualización electoral en cada sede consular”, dejando abierta la opción de ubicar “puntos adicionales”.

El acuerdo planteado por los cancilleres que acompañaron el diálogo, subrayaba que el único documento que se exigiría a los residentes en el exterior para afiliarse y sufragar sería la cédula de identidad “incluso si está vencida”, con la finalidad de eliminar las trabas burocráticas y legales que han impuesto las autoridades para limitar la participación.

El presidente Nicolás Maduro rechazó las demandas de la MUD y la comunidad internacional, y terminó firmando en solitario el 7 de febrero un documento que apenas esboza: “el RE deberá permanecer abierto para las actualizaciones tanto para el interior como para el exterior del país desde el 8 de febrero hasta el 15 de febrero”. Luego, el mandatario dispuso que las jornadas se extendieran del 10 al 25 de febrero.

Diáspora venezolana

Nadie sabe

No existe una estadística oficial reciente sobre la diáspora venezolana. El sociólogo Tomás Páez, experto en el tema, indicó en 2017 que alrededor de 2 millones de connacionales viven en el extranjero. Por su parte, la firma Consultores 21 publicó este año un estudio que lleva ese número hasta los 4 millones de personas.

Más allá de las diferencias en el cálculo y la opacidad del régimen chavista, los expertos coinciden en señalar que la cantidad de votantes registrados en el exterior –unos 111.000 – está muy por debajo del número que debería estar inscrito. Para tener una idea de la brecha, en la consulta popular convocada por la oposición el 16 de julio de 2017 participaron 693.789 residentes en el extranjero, de los cuales 115.519 están en el sur de La Florida.

Maduro derrotó en 2013 al excandidato presidencial de la MUD, Henrique Capriles Radonski, por un estrecho margen de 223.599 papeletas. En un escenario reñido, los emigrantes podrían tener en sus manos la elección del Jefe de Estado.

La asociación civil Observatorio Electoral Venezolano (OEV) denuncia que en los últimos cuatro años no solo se pide a los expatriados “requisitos administrativos no contemplados en la ley” para incorporarlos al RE, sino que “algunos consulados suspendieron por largos períodos el proceso de inscripción, negando en las ciudades con mayor número de migrantes la posibilidad de actualizar sus datos”.

“El RE de venezolanos en el exterior ha estado en una especie de suspensión ilegal desde 2012, una medida violatoria de la vigente legislación electoral”, censura el OEV, tras destacar que el adelanto de los comicios para el 22 de abril “opera contra la posibilidad de llevar a cabo, de manera idónea, las diversas etapas involucradas en el proceso electoral”, entre las que resalta la renovación del padrón.

Nicolás, el bueno

¿Cómo puede interpretarse la decisión de Maduro de reactivar el consulado en Miami para la inscripción? El consultor político Edgard Gutiérrez responde de forma lapidaria: “una manera de ‘barnizar’ unas falsas condiciones electorales y que, además, tendría un impacto ínfimo en el resultado final”.

El ex rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Díaz, explica que “el gobierno necesita que su ‘elección presidencial’ sea reconocida internacionalmente. Eso solo pasará si la oposición participa y reconoce el resultado. Para lograr esa participación, debe mejorar la competitividad de la elección, es decir, tiene que arriesgar, ampliar la ventana de oportunidad para la oposición”.

“El juego de ellos (chavismo) es abrir la ventana tanto como para incentivar la participación, pero no tanto como para que peligre su opción de poder. El juego de la oposición debe ser lograr que la ventana de oportunidad sea tan amplia como para que realmente derive en una opción de poder”, agrega el antiguo directivo del CNE.

Díaz apunta que Maduro “abre el consulado y extiende el RE con el objetivo de que la oposición valore y decida participar, pero confiando en que el abstencionismo que cree en una invasión extranjera o un golpe militar inhiba el uso de esa apertura y, en consecuencia, la gente no se inscriba ni vote”.

El profesor Ignacio Ávalos, miembro del OEV, considera que el oficialismo despliega “una finta política para decir que cumple los requisitos”, tratando de sacar provecho del “efecto mediático” de Miami, reconocida como un bastión opositor. “Sin embargo, todo ese proceso lo manejan los consulados, donde no hay funcionarios imparciales. Todo es muy opaco, no hay cómo hacer que esa elección arroje resultados confiable”, finaliza Ávalos.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas