jueves 1  de  diciembre 2022
POLÍTICA

México y Bolivia dan la espalda a gobierno interino de Venezuela

Es la segunda ocasión que México asume una postura en favor de regímenes, que lo distancia de los preceptos que debieran identificarlo como nación democrática

5 de octubre de 2022 - 20:35

LIMA — México y Bolivia forman parte de los once países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se han unido para solicitar la salida del representante del presidente del gobierno interino de Venezuela y líder opositor Juan Guaidó, a pesar de que más de 50 naciones del mundo han manifestado el reconocimiento de este liderazgo.

La decisión acerca del pedido deberán definirla los Estados miembros del bloque regional, dijo el miércoles el secretario general, Luis Almagro.

El reconocimiento del delegado de Venezuela "fue decidido por votación y esto otro será decidido por votación" de esta propuesta, afirmó Almagro en rueda de prensa en la apertura de la 52 Asamblea General de la OEA, el máximo órgano político de la organización.

Un grupo de países encabezado por Antigua y Barbuda, con el apoyo de Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Dominica, Granada, México, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Trinidad y Tobago, quieren "revocar la aceptación del representante permanente ante la OEA designado por la Asamblea Nacional de Venezuela en enero de 2019".

Así lo proponen en un proyecto de resolución que, para ser votado, primero necesita el apoyo de dos tercios de los 34 miembros activos de la OEA.

El texto también pide "considerar" que Venezuela "dejó de ser miembro de la Organización de los Estados Americanos el 27 de abril de 2019". Ese día se cumplió el plazo para que Venezuela formalizara su salida de la OEA, notificada por el régimen de Nicolás Maduro dos años antes.

Pero Almagro negó el miércoles que el proceso de retiro de Venezuela de la OEA se haya concretado.

"Para irse de la Organización no solamente tienen que pasar dos años, sino que tienen que estar al día con todas sus obligaciones", explicó, y recordó que el Estado venezolano debe a la OEA "algunos millones de dólares de cuentas pendientes de contribuciones".

"Fundamentalmente, el proceso fue interrumpido por eso más que por otras consideraciones, simplemente el asiento (de Venezuela en la OEA) no quedó vacío", subrayó.

Esa banca fue asumida por Gustavo Tarre, un enviado de Guaidó, quien, en enero de 2019, cuando Maduro asumió un segundo mandato tras comicios desconocidos por países democráticos, asumió el cargo de presidente encargado, según lo establecía un artículo de la Constitución vigente en ese país, que, ante un vacío de poder, la presidencia pasaba a cargo de quien presidiera la Asamblea Nacional.

Con esta postura de pedir la expulsión del representante del gobierno interino de Venezuela de la OEA, el gobierno de México asume por segunda ocasión en breve tiempo una postura en favor de regímenes dictatoriales, lo cual lo distancia de los preceptos que debieran identificar a un país cuyo gobierno ha sido elegido democráticamente.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

DESCARGÁ LA APP

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar