domingo 5  de  febrero 2023
HISTORIA

Natalicio: Carlos J. Finlay, un cubano adelantado

En 1902, al proclamarse la independencia de Cuba, Carlos J. Finlay fue nombrado Jefe Superior de Sanidad, y estructuró el sistema de salud del país

MIAMI— El 3 de diciembre de 1833 nació en Puerto Príncipe (actual ciudad de Camagüey) el prominente científico y médico epidemiólogo cubano Carlos Juan Finlay Barrés. El gran aporte de Carlos J. Finlay a la ciencia mundial fue su explicación del modo en que se transmitía la fiebre amarilla, una enfermedad que azotó con fuerza a la humanidad durante el siglo XIX, reporta CubaNet.

Finlay —que firmaba siempre como Carlos J. — tuvo una importante formación profesional, ya que se graduó del Jefferson Medical College de Filadelfia (EEUU) en 1855, y entre 1859 y 1861 realizó estudios en Francia.

Su distinguida trayectoria académica hizo que en 1872 Finlay fuese elegido Miembro de Número de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, y miembro de Mérito más de dos décadas después, en 1895.

El destacado científico cubano realizó estudios mostraban que la propagación del cólera se realizaba por las aguas de la llamada Zanja Real, probablemente contaminadas por los enfermos en las fuentes mismas de donde se surtía aquel primitivo acueducto descubierto.

Carlos J. Finlay también estudió el muermo —una enfermedad infecciosa y mortal causada por la bacteria Burkholderia mallei que afecta principalmente a los caballos y mulos y que es transmisible al hombre— y describió el primer caso de Filaria en sangre observado en América en 1882.

Apuntes bibliográficos dan cuenta de que en 1902, al proclamarse la independencia de Cuba, Carlos J. Finlay fue nombrado Jefe Superior de Sanidad, y estructuró el sistema de salud del país sobre bases completamente novedosas.

Desde este cargo le tocó encarar la última epidemia de fiebre amarilla que se registró en La Habana (1905) y que fue eliminada en tres meses.

Entre 1905 y 1915, eminentes investigadores europeos (entre ellos dos ganadores del Premio Nobel, Ross y Laverán) propusieron oficialmente la candidatura de Finlay al galardón.

Aunque nunca se le otorgó la referida distinción, Carlos J. Finlay sí recibió muchos otros homenajes y reconocimientos, entre ellos, un banquete de honor, organizado por el Gobernador estadounidense Leonard Wood; la Medalla Mary Kingsley, del Instituto de Medicina Tropical, institución que dirigía Ronald Ross en Liverpool, Inglaterra; así como el Premio Bréant, otorgado por la Academia de Ciencias de París.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar